Alisado de kativa: cómo aplicarlo paso a paso y resultados

El alisado de kativa puede dejar tu cabello con un liso espectacular
Alisado de kativa

El alisado de kativa es un alisado brasileño que puede durar hasta 5 meses. Su aplicación puede realizarse en casa y mientras se sigan las instrucciones de forma puntual y precisa, el resultado será totalmente profesional.

Para aplicarte tú misma el alisado de kativa es necesario contar con tiempo suficiente y paciencia, sobre todo si tienes mucho cabello o muy largo. Te dejamos este paso a paso para aplicar el alisado de kativa y lucir un alisado hermoso.

Cómo aplicar el alisado de kativa paso a paso

El alisado de kativa ofrece una versión con suficiente producto para cabello abundante y largo. Para que los resultados sean los esperados, hay que seguir de forma muy estricta las indicaciones, así evitamos un peor resultado.

Para comenzar la aplicación se requieren guantes, aplicador, cepillo, secador y plancha de alisado. Siempre que sea posible, una persona que pueda ayudarte será una gran opción para facilitar la aplicación del producto de kativa.

1. Lavado

El primer paso antes de comenzar el proceso de alisado, hay que lavarlo. El alisado brasileño de kativa se vende como un kit completo que incluye el champú adecuado para realizar el pre-lavado. Para garantizar los mejores resultados, lo mejor es que este primer lavado del cabello se realice con el champú que viene incluido.

El champú de pre-lavado es específico para el tratamiento de alisado de kativa, el propósito es dejar listo el cabello para comenzar el alisado. Por lo que, si es necesario, se recomienda lavarse hasta dos veces. Posteriormente hay que secar no solamente con la toalla, es mejor si este secado se realiza con una secadora.

2. Aplicación de la mascarilla

Después del pre-lavado, hay que aplicar la mascarilla alisadora. Para facilitar la aplicación y asegurar que la mascarilla penetre y cubra todo el cabello, lo que se debe hacer es separar por la mitad el cabello y de ahí volver a separar en mechones. Con la brocha, hay que distribuir la mascarilla a lo largo de cada mechón.

Es importante que cada parte del cabello esté cubierto de la raíz a la punta con toda la mascarilla. Si el largo sobre pasa los hombros y además es abundante, el kit de alisado de kativa alcanza perfectamente, pues la cantidad de producto es suficiente para una cantidad mayor de cabello.Así que para largos medios y cabellos no tan espesos, el producto será más que suficiente.

3. Tiempo de acción

En este paso hay que dejar que la mascarilla alisadora actúe. El tiempo de acción es de alrededor de 15 minutos. Por lo que hay que dejar que pase este tiempo sin tocarlo con nuestras manos, ni permitir que entre en contacto con algún material externo, ni con el cepillo ni el peine que se utilizó para la aplicación.

Una vez que hayan pasado esos 15 minutos, hay que retirar con la ayuda del peine el producto que haya quedado como residuo. Durante estos 15 minutos, la mascarilla alisadora debió de haber penetrado por completo el cabello, no obstante siempre queda producto excesivo, y este es el que hay que quitar pasando el peine en cada mechón.

4. Secado

El cuarto paso consiste en secar el cabello una vez que actuó la mascarilla. Para eso se requiere una secadora y un cepillo preferentemente redondo, aunque uno plano también puede funcionar. Para realizar este secado y mejorar la optimización del producto, se recomienda realizar este paso con la técnica de brushing.

Para secar adecuadamente con esta técnica, hay que separar en mechones, empezando por los de la parte baja. Para esto lo mejor es levantar la parte superior del cabello con una pinza, sin apretar demasiado. Dirigir la secadora hacia el cabello y peinar con el cepillo redondo al mismo tiempo que se va dirigiendo el aire de la secadora.

5. Planchado

Este paso requiere mucha paciencia para optimizar los resultados. Lo mejor es que se separen mechones muy delgados. Cada mechón debe plancharse a una temperatura de entre 200 y 215 grados y repasarlo una y otra vez hasta asegurar que no quede ningún resto ni residuo de la mascarilla.

No basta con planchar una sola ocasión, regularmente se requiere de entre 5 y hasta 10 veces por cada mechón, sin embargo no hay que desesperar pues de este paso depende en gran medida el resultado. Si el cabello está teñido o tienes las puntas maltratadas, hay que reducir la temperatura de la plancha pero hay que pasar suficientes ocasiones.

6. Lavado final

Cuando el cabello se encuentre totalmente frío, hay que realizar el lavado final. Es importante que el calor de la plancha se haya ido en absoluto antes de comenzar el lavado. Este paso se debe llevar a cabo con el champú de lavado final. Recuerda seguir el orden de cada producto y no recurrir al champú de pre-lavado para este paso.

El lavado se debe hacer de forma habitual, la única diferencia es aplicar el champú específicamente indicado para este paso. Hay que lavar hasta que los residuos se hayan caído por completo del cabello. Posteriormente hay que eliminar el exceso de humedad, apretando delicadamente con una toalla.

7. Acondicionador y secado final

Por último, hay que aplicar el acondicionador del kit de alisado kativa. Después de haber eliminado la humedad del cabello posterior a la aplicación del segundo champú, se debe continuar con el acondicionador. Hay que dejarlo reposar alrededor de 5 minutos, después hay que enjuagar nuestro cabello perfectamente.

Para el secado, es importante que se realice con la secadora y no simplemente dejarlo secar. El calor de la secadora, potencia aun más el efecto de los químicos alisadores, por eso es que se recomienda utilizar la secadora. Este es el paso final y al terminar se podrá comprobar la efectividad del alisado de kativa.

8. Cuidados posteriores

Para que el alisado perdure por mayor tiempo, hay que seguir algunas recomendaciones. El alisado de kativa tiene una duración de hasta 6 meses, y durante este tiempo el cabello, además de quedar liso, disminuye el frizz, tiene más brillo y mejor manejo. Para prolongar estos resultados, lo mejor es no lavar con demasiada frecuencia.

Otro cuidado importante es no teñirlo hasta 10 días después de haber aplicado el alisado. Y evitar hacerlo con demasiada frecuencia. Aunque a decir verdad, lo mejor es no someter el cabello a ningún otro tratamiento químico, pues esto podría alterar el resultado. Otra recomendación es cuidar el cabello con productos de keratina, y cada vez que se haga el lavado, aplicar champú y acondicionador con keratina.

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.