Alisado con keratina: cómo hacerlo paso a paso, y ventajas

El alisado con keratina la mejor opción para lucir un cabello liso espectacular.
Alisado con keratina

Pocas son las mujeres afortunadas que tienen un cabello liso y perfecto, Otras, en cambio, siempre tienen el cabello encrespado, sin brillo y deshidratado, y muchas quieren remediar este problema. La plancha les acaba maltratando el pelo, por lo que estas mujeres buscan otras soluciones.

La realidad es que el alisado con keratina es la solución definitiva a éste dilema. Gracias a este tratamiento es posible tener un pelo liso, sano y fuerte. Su duración es de meses, y resulta muy cómodo al no tener que alisar el pelo diariamente con la plancha.

Alisado con keratina: conoce sus ventajas y su proceso

La keratina es un componente natural en nuestro cuerpo. Existen diferentes tejidos que lo tienen, especialmente las uñas y el cabello. Sin embargo, por diferentes factores a veces no se produce la suficiente cantidad keratina para que el cabello luzca brillante y saludable.

Por esta razón existen productos que nos permiten añadirle al cabello la keratina que le hace falta. Con esto se consigue que tenga una apariencia mucho mejor, además de que queda más fuerte. Al momento de aplicar este producto se realiza un procedimiento para alisarlo de forma temporal.

¿Qué esperar del alisado con keratina?

El tratamiento de alisado con keratina tiene muchos beneficios para el cabello. Algo importante que hay que saber es que la keratina por sí misma no alisa el cabello, y es que para activar las proteínas de la keratina se requiere aplicar calor. Por esta razón se utiliza la plancha, con la cual se logra un efecto de cabello liso perfecto.

El tratamiento tiene una duración aproximada de entre 3 a 6 meses, dependiendo del caso. Existen diferentes marcas que ponen este producto a la venta, si bien es un tratamiento que se puede realizar en una peluquería.

En algunos lugares venden o aplican tratamientos de keratina con formol, que son dañinos para la salud. Para detectar una keratina con formol basta con poner atención al olor.

La keratina normal no expide olor ni fuerte ni penetrante. En cambio el que contiene formol, tiene un olor fuertísimo que incluso causa picor en ojos y nariz.

¿Quiénes pueden usar el alisado con keratina?

Es un tratamiento muy popular, pero la keratina no es recomendable para todo tipo de cabello. Con el cabello débil o muy dañado no se pueden aprovechar las propiedades de la keratina. Antes de poder hacerlo en estos casos es necesario realizar otros tratamientos que lo hidraten y lo fortalezcan.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que cuanto más marcado es el rizo natural más difícil que se consiga un alisado perfecto. Eso sí, hay que tener en cuenta algo, y es que realizar el tratamiento de keratina puede condicionar el tipo de rizo que se tiene en el futuro. Quien tenga el cabello querrá pensarlo bien antes de aplicar la keratina.

Las personas que tienen un cuero cabelludo muy grasoso denem ir en cuidado con el lavado de pelo. Al menos durante los tres días posteriores a la aplicación de la keratina, no se debe lavar el pelo. Tampoco se recomienda que quede presionado o sujeto en gomas, cintas o cualquier tipo de accesorio.

Puede que durante tres dias haya cierta incomodidad si no se puede recoger el pelo, pero el resultado después vale la pena.

¿Cómo realizar el alisado con keratina?

A continuación se muestra paso a paso cómo aplicar la keratina en casa. Aunque es más aconsejable que una persona experta lo haga, quien quiera ahorrarse ese coste puede hacerlo en su casa. No es complicado, solamente hay que saber cómo hacerlo.

1. El producto

La keratina es un producto que se puede comprar en salones especializados de belleza. Es posible aplicarlo en casa o acudir a un profesional para que sea esta persona quien lo haga.

El tratamiento viene con dos productos: un champú y la keratina. El champú sirve para dar una limpieza profunda al cabello, y hay que usar ese y no uno que ya se tenga en casa.

2. Lavado con champú

hay que lavar el cabello con el champú que acompaña al tratamiento de keratina. Se debe lavar muy bien, y se recomienda lavar dos veces antes de aplicar el tratamiento.

Las personas que tienen el cabello está teñido deben dejar actuar el champú dirante más tiempo. Unos diez minutos debería ser bastante para ello. Finalmente lo que se hace es enjuagarlo bien y secarlo con el secador o dejarlo secar de forma natural.

3. Determina las cantidades

Una vez se tiene el cabello limpio se aplica la keratina. La aplicación se hace directamente sobre el cabello, desde las raíces a las puntas, siendo muy importante la largada del mismo. La razon es que la cantidad de keratina depende de la largada del cabello.

Normalmente el producto tiene indicaciones precisas respecto a las cantidades que deben usarse. Es necesario seguir estas indicaciones al pie de la letra. Poniendo más producto no se va a potenciar el resultado.

Aproximadamente la recomendación es:

  • De corto a medio: 40 ml.
  • A la altura del hombro: 60 ml.
  • A la altura de la espalda: 75 ml.
  • Largo extremo: 120 ml.

4. Aplicación del tratamiento

Para una mejor aplicación hay que dividir el proceso en cuatro partes, deacuerdo con la zona de la cabeza. Se empieza a aplicar en la parte de la nuca una vez que se haya mezclado adecuadamente el producto en la botella aplicadora.

Se puede aplicar separando mecha por mecha, de forma muy parecida a la aplicación del tinte. Cada sección debe quedar completamente cubierta con el producto, pero no es necesario aplicar demasiado.

5. Sellar

Antes de comenzar a pasar la plancha hay que secar el cabello. Sin haber enjuagado el producto, hay que pasar el secador por todo el cabello. Se puede ir estirando desde las raíces al mismo tiempo que se direcciona en la zona la secadora.

Una vez que se sienta seco, hay que aplicar el calor de la plancha alisadora. Siguiendo con la división de cuadrantes en la cabeza, hay que empezar con los mechones de la nuca. Hay que hacer 10 repeticiones en la raíz, y de ahí pasar a medios y puntas.

6. Sellado final

El sellado final se realiza al momento de lavarlo y después de haberlo planchado. Es importante que durante los siguientes meses se utilice un champú libre de sulfatos para extender los efectos del tratamiento por mucho más tiempo.

Además, hay que volver a planchar al menos una vez por mes para reactivar la keratina. Así, además de tener el liso perfecto, el cabello queda más brillante y sedoso por más tiempo.

Referencias bibliográficas

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.