Los 5 básicos de maquillaje para tener buena cara

1 year ago

Rosa Bengall

Siguiendo estos pocos pasos podrás lucir un cutis perfecto sin pasar horas ante el espejo.

Podemos lucir radiantes con unos pocos productos.
Podemos lucir radiantes con sólo unos pocos productos. Fuente: Unsplash

¿Eres de las que le da muchísima pereza maquillarse por la mañana antes de salir a la calle? Lo entendemos, no apetece nada pararse demasiado ante el espejo del cuarto de baño cuando tu cabeza ya está comenzando a ocuparse de otros asuntos.

Pero si te decimos que en cuestión de unos cinco minutos (y con una pequeña ayudita) pasarás de tener cara de recién levantada a “¡Oh! Qué bien te veo” ¿lo probarías? Pues si tu respuesta es sí, aquí te contamos cuáles son los 5 básicos de maquillaje para tener buena cara.

Comprueba por ti misma cómo se puede conseguir un saludable efecto nude o cara lavada con el que te verás mucho mejor aspecto.

5 básicos de maquillaje para tener buena cara

Si utilizas estos cinco productos que te proponemos, en el mismo orden en que te los presentamos, en tan solo cinco minutos podrás comenzar el día con un aspecto radiante y natural.

1. BB Cream

La gran aliada de las más perezosas: hidratación + color. Dos pasos en uno, por lo tanto no hay excusas que valgan. Para las más curiosas, el nombre viene de Blemish Balm Cream, que significa algo así como bálsamo para imperfecciones. Su función es la de igualar el tono de tu cutis para conseguir un mejor aspecto, convirtiéndolo en uno de los básicos de maquillaje para tener buena cara.

Después de lavarte la cara por la mañana, aplícate y masajea por todo el rostro una BB cream del mismo color que tu piel. Recuerda que para probarla, mejor hazlo sobre la piel limpia del rostro, en una zona amplia como el espacio que hay entre tu pómulo y la línea de la mandíbula. Si se funde el color de la crema con el de tu piel sin crear contraste, ésa es la tuya.

Además de aportar la hidratación que necesita tu piel, el color con el que unificar tu cutis, algunas también están enriquecidas con nutrientes que sirven de tratamiento revitalizante, antiarrugas, antimanchas… y por tanto, actúan cuidando tu cutis mientras la llevas puesta. ¡Ah! Y no te olvides que tienen filtros solares con los que protegerte de las radiaciones UV.

2. Corrector beige

¿Sabes ese botecito pequeño con un stick sumergido en una crema espesa? O quizás lo conoces más como esa especie de pintalabios de color carne clarito (beige, para ser exactos). En cualquier caso su utilidad es la misma: tapar esas manchitas, ojeras e imperfecciones que la bb cream no ha conseguido disimular.

Sólo aplica una pequeña cantidad sobre la zona que desees corregir y extiéndela a base de pequeños y suaves golpecitos para que se integre bien con el tono de tu piel.

Usarlo te permitirá hacer pasar desapercibidas las huellas del insomnio bajo tus ojos o las manchitas rojas que aparecen cuando empieza a salir un granito.

fgdd

3. Labial o Gloss

Vamos a por esos labios que están hechos para hacer tantas cosas que nos gustan; sonreír, besar, hablar… Siguiendo con la idea de un look natural, te proponemos tres opciones para que escojas la que mejor se adapta a ti:

  • Labial cremoso del color de tus labios:

Así tenemos la barra de pintalabios de toda la vida, pero del mismo color que el nuestro natural y con un acabado tirando a mate. Piensa que nuestros labios no presentan la misma coloración por todas partes, con lo cual, pueden pasar más desapercibidos que si los pintamos con el labial y conseguimos igualarles el tono y hacerlos resaltar sin que pierdan naturalidad.

  • Gloss transparente:

Si lo que nos gusta es que se vean exactamente como son nuestros labios, porque nos encantan tal cual son (y eso está genial), darles un toque de gloss o brillo servirá para que tengan un aspecto más jugoso.

  • Gloss con un toque de color:

Es la opción anterior pero en este caso el brillo no es incoloro, sino rosado o anaranjado. Según lo que vaya más acorde con nuestra piel, puedes recurrir a uno u otro. Además del efecto mojado le darás algo de color con el que avivar un poco más el frescor de tu look.

4. Colorete o Blush

Mientras nos encargábamos de darles vida a los labios, el cutis terminaba de asentar la bb cream y el corrector. Así que ahora, con la piel lista, nos toca encender las mejillas con un poco de colorete o blush, porque entre nuestros básicos de maquillaje no puede faltar lo que enfatiza el rasgo más característico del rostro femenino: sus mejillas.

Es increíble cómo un gesto tan sencillo puede cambiar completamente la sensación que nos da una persona a través de su rostro, haciéndolo pasar de fatigado a saludable, enfatizando su sensualidad y realzando sus rasgos femeninos.

Podemos optar por un colorete en polvo o en crema. El primero requerirá una brocha para aplicarlo y el segundo lo podremos utilizar con nuestros dedos. Pero sea con brocha o con tus dedos, sonríe frente al espejo y fíjate en cómo se sobresale especialmente una zona de tu pómulos; ésas son las llamadas manzanas, y es justo ahí donde debes aplicar el color mediante movimientos circulares. ¡Ya verás qué cambio!

5. Rimmel o máscara de pestañas

Y por último, el broche final. Por natural que vayas no olvides que los ojos son el espejo del alma, así que ponles un buen marco para que luzcan en tu carita bonita. ¡Píntate las pestañas!

Si no eres muy fan del maquillaje (aunque puede ser que a partir de ahora eso cambie), no te vuelvas loca con la infinita diversidad de máscaras de pestañas que existe hoy en día en el mercado. Es preferible que apuestes por una marca que te inspire confianza, pero sin demasiadas florituras.

La pregunta que nos tendríamos que hacer es ¿rimmel transparente, marrón, negro o de otros colores? De momento descartaremos cualquier color que no sea marrón o negro, porque no sirven para realzar la forma almendrada del ojo ni dan naturalidad.

fsfsd
  • Máscara transparente:

El transparente es el que solo le serviría a las que tengan unas pestañas negras, espesas y largas que solo necesiten mantenerlas rizadas, y para eso puede serles muy útil ese tipo de rimmel.

  • Máscara marrón:

Si eres muy rubia y tus pestañas demasiado claras como para que se vean, el color marrón puede darles la presencia que buscas y quedar naturales a la vez que ayudarte a realzar la forma de tus ojos.

  • Máscara negra:

Y si eres más morena y tus pestañas ya son oscuras, atrévete a darles un poco más de potencia con una máscara de color negro que las mantenga curvadas para abrir tu mirada y enmarcarla como se merece.

Una vez que hayas elegido el rimmel que más te conviene a ti, solo necesitas aplicar el que es el último de nuestros básicos de maquillaje para tener buena cara. Curva tus pestañas aplicándolo desde su base hasta el extremo con movimientos zigzag, tanto en tus pestañas de arriba como en las inferiores, y si quieres, puedes conseguir hacer un poco más felina tu mirada sacando cepillando hacia el fuera las que hay en el extremo exterior del ojo.

¡Y eso es todo! Ya verás cómo con estos sencillos pasos y solo cinco productos muy básicos te animarás a darle ese toque saludable, fresco y femenino a tu look natural de cada día.

Rosa Bengall