Cómo usar la crema hidratante: los 4 pasos para una piel radiante

¿Estás aplicando tu crema hidratante de forma correcta? Te mostramos cómo hacerlo de forma eficaz.
No todo el mundo utiliza la crema hidratante de forma correcta.
No todo el mundo utiliza la crema hidratante de forma correcta. | GTRES

 

En nuestra rutina de belleza cada vez vamos integrando más y nuevos productos para mantener nuestra piel equilibrada, hidratada, luminosa y con pocos signos de la edad, por lo que la básica crema hidratante para la cara ha dejado de tener todo el protagonismo.

Pero ¿qué pasaría si te digo que la crema hidratante sigue siendo la parte más vital de nuestra rutina de belleza? Y sin embargo muchas no sabemos cómo usar la crema hidratante de la manera adecuada, por lo que nos estamos perdiendo de todos sus beneficios.

Una rutina de belleza adecuada

Antes de dedicarnos a hablar de cómo usar la crema hidratante, vamos a hacer un pequeño recuento de lo que debe ser nuestra rutina de belleza para cuidar de la piel de nuestro rostro que es tan delicada y requiere sus atenciones.

Primero, queremos decirte que, cuidarse y tener una rutina de belleza no quiere decir que seamos imperfectas, que pongamos nuestro valor en el físico o que estemos queriendo cambiar nuestra hermosa cara; todo lo contrario, cuidar de tu piel y tener una rutina de belleza es también una forma de manifestar amor propio.


Una rutina de belleza adecuada tiene dos partes, la rutina de la mañana y la rutina de la noche. Por la mañana lo que debemos hacer es limpiar el rostro, aplicar un tónico para equilibrar la piel, seguir con el serum hidratante, luego la crema hidratante de día, contorno de ojos y protector solar. Por la noche, repetimos este mismo procedimiento, pero en el paso de la limpieza incluimos desmaquillarnos y al finalizar eliminamos el protector solar del proceso.

Si eres más jovencita de los 30 años seguramente limpias, hidratas y usas protección solar; si eres más adulta, incluyes serum hidratante para el contorno de ojos y a quienes lo prefieran, tratamientos específicos para las líneas de expresión.

Lo importante es que sigas el orden básico de la rutina tanto por la mañana como por la noche, elijas los productos que sean mejores para tu tipo de piel y te fijes muy bien en cómo usar la crema hidratante.

¿Cómo usar la crema hidratante? Lo que debes tener en cuenta

Si, tu madre te enseñó a usarla desde niña y se hizo una parte tan básica de la rutina del día que ni te fijas en si la estás usando bien o no.

De hecho, es tan sencillo que hasta te preguntas, ¿hay una forma correcta de usar la crema hidratante? La verdad es que si hay ciertas consideraciones a tener en cuenta para usar la crema hidratante correctamente y no perdernos de sus beneficios. Te lo contamos.

1. La crema hidratante apropiada

A algunas les podrá parecer un consejo básico el elegir la crema hidratante apropiada para tu tipo de piel, sin embargo, gran parte de las mujeres utilizan la misma crema desde niñas hasta el día de hoy, o eligen la suya sin tener en cuenta lo que su piel verdaderamente necesita.

Existen todo tipo de cremas hidratantes: con protección solar, sin, para hidratar, para las rojeces, para las manchas, para dar brillo o luminosidad, y una gran cantidad de combinaciones dependiendo de los beneficios que busques. Pero empecemos por el principio, la crema hidratante la debes elegir en función de tu tipo de piel, pues una crema hidratante para pieles secas puede afectar considerablemente el sebo de la piel si se aplica sobre pieles grasas, por ejemplo.

Así que conoce tu tipo de piel y según esto elige tu hidratante. Si no eres de las que usa muchas cosas, busca una que te sirva para el día y la noche, y si quieres otros beneficios adicionales, asesórate muy bien antes de comprar.


2. El tiempo entre cada producto es fundamental

Cuando te explicamos cuál es la rutina de belleza ideal, lo hicimos con un objetivo fundamental, explicar que los productos que utilizamos se deben utilizar en un orden específico. Pues que lo hagamos de otra forma sí que puede alterar el resultado que obtengamos en nuestra piel.

En este sentido, limpiamos y preparamos primero nuestra piel para recibir y absorber los tratamientos que son el serum y la crema hidratante. En cuanto a estos dos, aplicamos primero el producto más ligero, es decir el serum, porque de lo contrario, cuando lo apliquemos habrá una barrera en la piel que no le permite penetrar y por lo tanto, estamos desperdiciando el producto. Por último, terminamos aplicando el protector solar.

Ahora, aquí hay un punto fundamental sobre cómo utilizar la crema hidratante que se nos olvida fácilmente: el tiempo que transcurre entre la aplicación del serum y la crema hidratante. Si pones un producto inmediatamente después del otro, no le darás tiempo de que penetre en la piel y te vas a perder de propiedades tanto del serum como de la crema hidratante. Lo ideal es que le des alrededor de dos minutos a la aplicación entre un producto y otro.

3. Cuanto es la cantidad adecuada de crema hidratante

Ni los excesos porque pensamos que tendremos mayores resultados, ni la escasez para ahorrar producto y dinero son la cantidad adecuada de crema hidratante para que esta actúe correctamente en nuestra piel.  

Cuando ponemos producto en exceso no estamos más que desperdiciando, pues lo que sobra no penetra, se queda ahí en la superficie de la piel. Ahora bien, tomar una pequeña gota de crema hidratante también es un error, pues nos quedamos cortas en producto y los resultados, es muy posible que no los veas.

Para usar la crema hidratante de la manera adecuada, los expertos recomiendan que tomes una cantidad del tamaño de una moneda de 5 céntimos, así tendrás suficiente para cubrir toda la piel pero no en exceso para desperdiciar.

4. La forma correcta de aplicar la crema

El último consejo que te damos sobre cómo usar crema hidratante correctamente tiene que ver con la forma en la que la aplicamos sobre nuestro rostro.

No se trata de simplemente esparcirla sobre la piel y ya; lo que debes hacer es extenderla sobre la cara desde la parte inferior hacia la parte superior haciendo círculos con los dedos para que estimulemos la circulación sanguínea y con ella, una mejor absorción de la crema hidratante.



Comentarios

envía el comentario