Las 8 formas de eliminar los puntos negros (de nariz y cara)

7 months ago

Ingrid Dalmau

Los puntos negros son muy comunes, pero existen formas de quitarlos sin dañar tu piel. ¡Te lo contamos!

Los molestos puntos negros siempre reaparecen.
Los molestos puntos negros siempre reaparecen. Fuente: Disponible en: univision.com

Los puntos negros son un problema antiestético muy común que aparecen sobre todo en zonas como el rostro o la nariz, y que aunque se quiten vuelven a aparecer con facilidad.

Pero ¿se pueden eliminar los puntos negros definitivamente? Existen formas de quitarlos sin dañar la piel, pero para prevenir su reaparición necesitas mantener un rutina de limpieza de forma regular.

En este artículo te explicamos por qué aparecen y te explicamos 8 formas de mantener los poros limpios y eliminar los puntos negros.

¿Qué son los puntos negros?

Los puntos negros son unos poros de color oscuro que pueden aparecer en nuestra piel, especialmente en zonas de la cara como la nariz y alrededores, y que todos hemos podido tener alguna vez.

Se les conoce como comedones abiertos, puesto que son poros abiertos que se obstruyen por acumulación de impurezas, exceso de sebo y células muertas. Suelen aparecer en zonas de la cara donde se produce más exceso de grasa, como la nariz, la frente o la barbilla; pero también pueden aparecer en otras partes del cuerpo como el cuello, los hombros o los brazos.

El sebo o impurezas quedan atrapados en el poro formando un tapón e impidiendo que el poro se cierre. Las substancias acumuladas como el sebo quedan expuestas al aire, que las acaba oxidando y dando un color oscuro, de ahí que se vean como puntos negros.

Aunque es sobre todo un problema antiestético, es importante eliminar los puntos negros y mantener limpios los poros, puesto que sin una buena higiene pueden infectarse e inflamarse, provocando granos y pústulas propias del acné.

Cómo eliminar los puntos negros en casa

Eliminar los puntos negros no es una tarea fácil, puesto que aunque limpiemos y eliminemos ese exceso de residuos que se acumulan en el poro, este permanece abierto y tarda en cerrarse, por lo que es fácil que vuelva a llenarse de sebo o células muertas y que se obstruya de nuevo.

Es por ello que te damos algunos consejos sobre cómo prevenir su reaparición y cuáles son las mejores formas para mantener los poros limpios y libres de la formación de puntos negros.

1. No quitar con los dedos

Aunque parezca la forma rápida de eliminar los puntos negros, es la peor. Muchas personas sienten el impulso de tratar de quitar los puntos negros con los dedos o con pinzas, pero de esta forma puedes dañar tu piel y dejar cicatriz. O peor aún, puedes llegar a infectar el poro.

Si quieres eliminar los puntos negros manualmente, lo más recomendable es acudir a un especialista para que los retire con un extractor de comedones específico. De todas formas esto no asegura que los vayas a eliminar completamente, por lo que es necesario seguir otros consejos para prevenir su aparición.

2. Mantenerse hidratada

Beber abundante agua a diario es básico para mantener una piel sana y libre de imperfecciones. Si bien no es una forma de eliminar los puntos negros en sí, beber entre 1 litro y medio o 2 de agua a diario ayuda a mantener la piel hidratada y a eliminar las impurezas del rostro, evitando así que se puedan acumular en los poros y terminen formando un tapón.

3. Dieta equilibrada

Otra forma de prevenir los puntos negros desde el inicio es mantener una buena alimentación. Muchos tipos de alimentos favorecen la acumulación de grasas y toxinas en el cuerpo que deben ser eliminados a través de la piel, por lo que un exceso de sebo puede acabar formando puntos negros o espinillas.

Se recomienda reducir la ingesta de alimentos que contengan grasas artificiales, los alimentos fritos, las carnes rojas o los lácteos. En cambio una dieta rica en verduras, frutas o grasas saludables como la del pescado azul ayuda a mantener una piel sana y libre de exceso de grasas.

4. Rutina de limpieza diaria

Sin embargo, lo más importante para eliminar los puntos negros de forma definitiva será realizar una buena limpieza diaria del rostro. Lavar la cara a diario, aunque sea tan solo con agua, permite deshacerse del exceso de sebo e impurezas. También será importante desmaquillarse cada noche antes de acostarse.

Pero si quieres mantener esta limpieza, lo mejor es seguir una rutina de limpieza con productos que te ayuden a limpiar los poros y a facilitar que se cierren, como puede ser el uso de geles limpiadores y tónicos. Encuentra el que más se adecue a las necesidades de tu piel.

5. Buena exfoliación

Si mantienes unos buenos hábitos de alimentación y una buena limpieza diaria, puedes prevenir el exceso de sebo e impurezas. Para eliminar los puntos negros ya existentes, puedes realizar una exfoliación del rostro que permita una limpieza en profundidad de los poros obstruidos.

Existen geles exfoliantes específicos para los puntos negros. Para una mayor eficacia, realiza un baño de vapor que llegue bien a tu rostro, para que se abran bien los poros y facilite la limpieza.

El uso continuado de estos geles una o dos veces por semana permite además ir limpiando las células muertas que pueden obstruir los poros a diario.

6. Bandas adhesivas

Si los geles exfoliantes no son suficiente para eliminar los puntos negros de tu rostro, existen también tiras adhesivas específicas para las zonas donde puede haber más presencia, como la nariz o la barbilla.

Estas bandas adhesivas se colocan durante varios minutos en la zona afectada y retiran las sustancias acumuladas dentro del poro de forma suave y sin dañar la piel.

7. Mascarillas

También existen mascarillas específicas para limpiar los puntos negros o que son eficaces a la hora de limpiar los poros. Son recomendables las mascarillas que contienen arcilla, que actúa como un potente exfoliante y limpiador de impurezas de la piel.

8. Remedios caseros

Si quieres eliminar los puntos negros con productos más caseros, puedes crear tus propias mascarillas caseras o cremas que te ayuden a limpiar y exfoliar los poros.

Uno de los remedios más utilizados es la clara de huevo, que puede limpiar los poros y favorecer que se sellen para prevenir su obstrucción. Para crear esta mascarilla basta con batir una clara de huevo junto con una cucharada de miel. Aplica la mezcla en tu rostro y deja secar unos 10 minutos antes de retirarla con agua tibia. Puedes repetirlo una o dos veces a la semana.

El bicarbonato es otro remedio utilizado para quitar los puntos negros y espinillas. Mezcla una cucharada de bicarbonato junto con un poco de agua hasta formar una pasta. Aplica en la zona afectada por puntos negros y deja secar unos 10 minutos antes de aclarar con agua tibia. También se puede repetir una o dos veces por semana.

Ingrid Dalmau