Henna para el pelo: cómo aplicarlo paso a paso, y ventajas

La henna puede utilizarse también como tinte natural para el cabello. He aquí sus beneficios.
Henna para el pelo

Una opción para teñir el cabello sin sufrir por los daños de los químicos del tinte es usar henna. Este componente natural hecho a base de una planta africana llamada Lawsonia Inermis es un pigmento que se ha utilizado tanto en la piel como en el cabello.

Para teñir con henna el pelo hay que realizar una correcta aplicación paso a paso. A decir verdad, es un poco más compleja que la aplicación del tinte natural y los resultados son un poco limitados en comparación; no obstante tiene algunas otras ventajas interesantes, y es por eso que es un método para teñirse el cabello bastante usado en muchos países.

Henna para el pelo: cómo aplicarlo paso a paso

La henna natural tiene un tono cobrizo. Existen algunas alternativas en el mercado que ofrecen una gama diferente, como rubios o negros. Es importante saber que aunque sí son tintes de henna, incluyen algún químico adicional para aclarar o dar ese tono diferente.

Debido a su propia naturaleza, la henna no cubre las canas. Si bien tiene otras tantas ventajas pintar con henna el pelo, entre sus cualidad no está la de pigmentar las raíces ni las canas. Sin embargo, se puede gozar de sus beneficios si se sigue correctamente este paso a paso.

1. Utensilios listos

Lo primero es tener los utensilios listos y a la mano para aplicar la henna. Además de la henna en polvo, se necesita un poco de agua. Se necesita un recipiente donde preparar la henna para el pelo y una espátula y cepillo. Nada de esto debe ser de metal.

Si el recipiente donde se va a hacer la mezcla es de barro, será mucho mejor, de lo contrario con uno de plástico será suficiente. También se va a ocupar un par de guantes y una gorra o similar para cubrir el cabello, una vez que se haya aplicado la henna.

2. Preparar la mezcla

La preparación de la mezcla de henna para el pelo es diferente que un tinte común. El primer paso es vaciar todo el polvo sobre el recipiente donde se va a mezclar. Posteriormente, se añade poco a poco el agua hasta lograr una mezcla ligeramente más espesa que el champú.

En este paso se pueden agregar unas gotas de aceite de coco para maximizar el resultado. Otro truco es añadir vino tinto o hibisco para dar un tono aún más rojizo o con tendencia hacia el magenta.

3. Aplicar

Ahora todo está listo para aplicar la henna sobre el pelo. Con ayuda del cepillo, hay que ir tomando la mezcla de henna para esparcir por el cabello. La técnica más adecuada es separar por mechones y seguir un orden para no dejar ninguna parte sin pintar.

Es importante tener mucho cuidado con la ropa que se usa mientras se realiza el teñido. También hay que estar al pendiente de objetos alrededor que puedan mancharse. La henna puede ser muy penetrante en algunos textiles y no quitarse con facilidad.

4. Dejar actuar

La henna necesita mucho tiempo para actuar y teñir el cabello. A diferencia del tinte, la henna debe dejarse sobre el cabello por mucho más tiempo. Una vez que se ha terminado de aplicar, hay que cubrir con una bolsa de plástico o gorra y esperar.

La recomendación en general es dejar actuar la henna por alrededor de mínimo dos horas, aunque para asegurar los mejores resultados, pueden ser 3 horas. Cuanto más tiempo la henna esté en contacto con el pelo, más intenso será el color y también puede resultar un poco más duradero.

5. Enjuagar

El último paso en la aplicación de la henna para el pelo, es enjuagar. Una vez que haya pasado el tiempo suficiente, hay que retirar la henna directamente con un abundante chorro de agua. Lo ideal es que esta se encuentre a una temperatura templada o fría.

Cuando el agua comience a salir clara, será señal que se ha eliminado toda la henna. No es recomendable utilizar champú ni acondicionador para retirar la henna. Incluso no es necesario que se aplique ningún tratamiento adicional, la henna por sí sola tiene un efecto reparador.

Ventajas de la henna para el pelo

Si bien la henna no ofrece la amplia gama de tonos que los tintes, sí ofrece otras ventajas muy interesantes. Al tratarse de un producto de origen natural, se le considera un tinte orgánico. Esto, además de no perjudicar ni el cabello ni el cuero cabelludo, puede incluso darle ciertos beneficios.

La ventaja más destacable es que al no contener químicos como el peróxido o amoníaco, no reseca ni daña el cabello. No obstante, la henna para el pelo tiene otras propiedades por las que muchas personas lo prefieren por encima de los tintes.

1. Nutre el cabello

Una de las mayores ventajas de la henna para el pelo, es que lo nutre. Al tratarse de un producto natural y sin químicos, la henna no reseca el cabello y, por el contrario, tiene propiedades que lo dejan hidratado y brillante.

Por esta razón es que no requiere de productos especiales para después de su aplicación. Además de que no son necesarios, podrían contrarrestar los efectos naturales de la henna sobre el cabello.

2. No hay restricciones en su uso

A diferencia del tinte, la henna la pueden usar mujeres embarazadas. Es común que durante el embarazo, los médicos aconsejen no utilizar tintes pues los químicos podrían ser perjudiciales. (Atenta: test para saber si estás embarazada). Esta misma recomendación se hace a enfermos de cáncer y otras enfermedades.

No obstante, con la henna para el pelo, no existe esta restricción. La henna es un producto derivado de una planta que rara vez contiene algún químico extra. Por esta razón es que se puede usar sin ningún riesgo para la salud.

3. Control en el tono

Otra ventaja de la henna en el pelo es que se puede controlar el tono que se busca. Al añadir vino tinto, café o hibisco, se puede determinar la intensidad del color y tonalidad que se busca. Aunque esto sí requiere un poco de práctica, obviamente.

A la mezcla de henna se le pueden agregar matizantes naturales para lograr un tono específico. Esto sin duda es una gran ventaja porque el control lo tenemos nosotros y no está sujeto al color de fábrica que trae el producto.

4. Ayuda a reducir la caspa

Aplicar henna en el cabello ayuda a reducir la caspa. Este es otro beneficio colateral de teñirse con henna. Además de sus propiedades que nutren el pelo, también ayudan a equilibrar la grasa en el cuero cabelludo y con esto disminuye notablemente la caspa.

Todo esto con la ventaja de no dejar el pelo crespo ni reseco. Además, gracias a esta regulación de la grasa, el cabello luce más limpio por más tiempo. Sin duda esta ventaja de la henna sobre el tinte, es una buena razón para preferirla.

5. Es duradera

Si la henna se aplicó correctamente, puede durar por mucho tiempo. Aunque, como ya se mencionó, requiere de alrededor de 3 horas para fijarse bien al cabello, una ventaja es que tiene una permanencia incluso mayor que la del tinte.

Además, la henna se deslava gradualmente. Al paso del tiempo y las lavadas, la henna en el pelo va desapareciendo sin dejar rastro y dejando a la vista el color natural del cabello. Es decir, que no queda ningún residuo ni rastro del color con el que se tiñó.

Referencias bibliográficas

  • Bailey, L.H.; Bailey, E.Z. (1976). Hortus Third: A concise dictionary of plants cultivated in the United States and Canada. New York: Macmillan.
  • Cartwright-Jones, Catherine. (2004). Cassia Obovata. Henna for Hair.
Amanda Martín

Amanda Martín

Fisioterapeuta

Amanda nació en 1991 en Buenos Aires. Es Graduada en Fisioterapia por la Universidad del Rosario, y sus pasiones son las terapias manuales, el cine y la escritura. Ha trabajado como fisioterapeuta y masajista en diferentes centros de fisioterapia y balnearios, y dedica gran parte de su tiempo libre a escribir, sobre todo con el objetivo de divulgar temas relacionados con la fisioterapia, el deporte y los hábitos saludables.