Los 10 tipos de depilación y cuáles son las mejores opciones

No todo el mundo prefiere la misma técnica para eliminar su vello corporal.
Tipos de depilación

Las mujeres buscan desde hace años la técnica más eficaz de eliminar el vello corporal. Actualmente muchos hombres y mujeres tratan de deshacerse del vello por cuestiones estéticas.

Hay técnicas que se siguen aplicando aun cuando son muy antiguas y podrían parecer obsoletas. Por otro lado, hay otras que son parte de las nuevas tecnologías. Así hoy en día es posible encontrar diferentes tipos de depilación. En este artículo también se muestran cuáles son las mejores opciones.

Los 10 tipos de depilación y cuáles son las mejores opciones

La depilación es una práctica utilizada para eliminar el vello corporal con fines estéticos. Las técnicas que actualmente existen proporcionan diferentes opciones y ventajas que se adecuan a las necesidades y preferencias de cada persona.

Además de eliminar el vello, se espera que la piel tenga una textura suave y sin irritación. Algunas técnicas lo logran y la realidad es que otras no. Por otro lado, algunos de los tipos de depilación son permanentes mientras que otros no lo son. Conoce aquí las técnicas de depilación y sus opciones.

1. Depilación con cera

La depilación con cera fue la técnica de depilación más utilizada por muchas décadas. Actualmente se sigue utilizando porque es una forma económica, rápida y duradera. Se usa principalmente para depilar el vello de piernas, brazos, bigote y axilas.

Consiste en usar cera tibia o caliente y distribuirla uniformemente en el área que se quiere depilar. Después un papel especial se adhiere a la cera y se desprende el vello estirando de él. La recomendación es que lo realice alguien con experiencia, pero es un procedimiento que se puede hacer en casa.

2. Depilación con azúcar

La depilación con azúcar se aconseja para pieles ultrasensibles. En ocasiones las técnicas más avanzadas de depilación provocan que las pieles sensibles se irriten o hasta sufran quemaduras leves. La depilación con azúcar es una buena alternativa para la piel delicada.

Esta depilación no evita el dolor, tiene como ventaja que es duradera y no irrita la piel. Para llevarla a cabo hay que preparar una mezcla de azúcar, limón y miel y aplicarla sobre piernas, brazos o bigote. Luego se deja secar unos minutos y después se arranca con un papel especial.

3. Depilación con rastrillo o cuchillas

La depilación con cuchillas es una de las técnicas más rápidas. De los tipos de depilación que existen este es quizá el menos eficiente, pues el vello crece con mucha rapidez. Y es que en honor a la verdad, no se trata propiamente de una depilación, pues no quita los vellos desde la raíz.

Sin embargo es una técnica muy utilizada por se practicidad. Basta pasar la cuchilla una ve humectada la piel. Sólo hay que tener presente que el vello aparecerá de nuevo en muy pocos días y que la piel se ve enrojecida e irritada unas horas después de haberla rasurado.

4. Cremas de depilación

Las cremas de depilación son indoloras y no causan irritación. Sin embargo parecen estar en desuso, pues usando estas cremas el vello crece demasiado rápido y con mayor grosor. Por eso su única ventaja es que no causan ningún dolor.

Existen muchas cremas de depilación en el mercado. Son muy prácticas de usar, solamente hay que extenderlas sobre el área que se va a depilar y retirar con una espátula. La crema debilita el vello pero no lo arranca de raíz, por esta razón crecen de nuevo rápidamente.

5. Depilación con máquina eléctrica

La depilación con máquina eléctrica es una alternativa para hacer la depilación en casa. La máquina eléctrica para depilación es muy eficiente, pues gracias a su mecanismo arranca de raíz. También por secciones el vello, lo cual permite que éste tarde más en salir.

De todos modos parece no ser muy popular debido a que es un tanto doloroso. Para aumentar su eficiencia hay que dejar por varios minutos la máquina en un sola área, lo cual resulta cansado. Aún así puede hacerse en varias sesiones en la comodidad de tu casa.

6. Depilación con hilo

La depilación con hilo es una técnica muy eficiente para bigote y cejas. Este tipo de depilación, junto con la cera y el azúcar, es una de las técnicas de depilación más antiguas. Estuvo en desuso durante muchos años hasta que en la actualidad se ha retomado de forma mejorada.

Hoy existen aparatos como pinzas o tijeras especiales que facilitan la depilación con hilo. Es eficiente porque arranca de raíz sin causar irritación. No obstante sólo funciona para áreas pequeñas. Por eso se utiliza para delinear las cejas y eliminar el bigote.

7. Depilación láser

La depilación láser es una de las técnicas de depilación más populares actualmente. Es una técnica que elimina de forma definitiva el vello, y por esta razón es muy solicitada. Se debe realizar en clínicas especializadas y requiere de 6 a 8 sesiones.

Para realizar esta depilación se utilizan aparatos especiales que proyectan un haz de luz que destruye la raíz del vello. Es muy segura y con resultados definitivos. Aún así la desventaja es que no todas las pieles son aptas para realizar este procedimiento.

8. Depilación con electrólisis

La depilación con electrólisis utiliza el calor para eliminar la raíz del vello. Es un tipo de depilación definitiva muy eficaz, aunque parece no ser tan popular. Esto se debe a que es mucho más dolorosa que el resto de las técnicas de depilación.

Es un método seguro de aplicación de calor, y en muchos casos se aplica anestesia local debido a que causa molestia y dolor intenso. En comparación con la depilación láser es más económica, y en 8 sesiones se elimina el vello para siempre.

9. Depilación termoquímica

La depilación termoquímica es una alternativa de depilación definitiva sin dolor. Debido a que es una técnica reciente, es un tanto desconocida. Su principal ventaja es que no causa dolor, a diferencia de otros tipos de depilación definitiva.

Esta depilación termoquímica consiste en aplicar un elemento químico que hace reacción al calor, destruyendo la raíz del vello. Este elemento químico y el aparato que emana el calor deben ser controlados por un profesional. Es una gran alternativa que además tiene un precio accesible.

10. Fotodepilación de luz pulsada

La fotodepilación de luz pulsada se puede utilizar en todo tipo de piel. Si bien su coste es un poco más elevado que la depilación láser y por electrólisis, tiene como principal ventaja que se puede utilizar en pieles sensibles sin que cause daño o quemaduras.

Existen depiladoras láser caseras que utilizan esta tecnología. También puede realizarse en clínicas especializadas, lo cual es lo más recomendable. Se requieren de 6 a 8 sesiones para eliminar el vello definitivamente, aunque esto depende de la extensión de la zona.

Referencias bibliográficas

TÓPICOS
Pelo Piel

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.