Los 10 tipos de pintalabios (según su presentación y acabado)

hace 4 meses

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Cualquier look que decidamos llevar queda más completo si le encontramos ese tono de pintalabios ideal

Los 10 tipos de pintalabios (según su presentación y acabado)

El pintalabios tal vez sea el artículo de maquillaje más antiguo y el más utilizado en el mundo. Se sabe que las mujeres de la antigua Mesopotamia ya usaban pintalabios. Estos han mutado y evolucionado según las modas de miles de generaciones, ayudando a las mujeres a verse y sentirse hermosas.

Seleccionar el pintalabios perfecto para ti en ocasiones puede llevar tiempo y hace falta probar varios. El labial ideal tiene el color, el tono, la textura y el material nos hace sentir cómodas según nuestras necesidades. En este artículo encontrarás los tipos de pintalabios que existen según su presentación y acabado.

Los 5 tipos de pintalabios según su presentación

Los componentes, texturas, colores y presentaciones han cambiado según las tendencias de cada época. En ocasiones queremos que el color del labial resalte por encima de todo, y en otras situaciones buscamos un color que luzca natural y haga parecer que no traemos maquillaje.

Sin embargo, además del color, hoy existe una amplia variedad de presentaciones. ¿Cómo elegir entre tantas opciones? Toma en cuenta si tus labios tienden a resecarse, sin son delgados o poco definidos, e incluso tu ritmo de vida. Estos factores te podrán ayudar a elegir qué tipo de pintalabios según su presentación, va mejor contigo.

1. Barra

El pintalabios en barra es el más común de todos. Es el lápiz labial clásico y sin ninguna dificultad encontrarás diferentes marcas, costos y tonos. En general la consistencia suele ser cremosa, aunque hay algunos de efecto mate y permanente que son más duros o secos.

Las ventajas del labial en barra es que pueden durar varios meses y ocupan poco espacio en tu bolsa de cosméticos. Además, los hay de todos los presupuestos, y gracias a la forma propia de éste tipo de pintalabios es fácil delinear la boca usando la punta de la barra.

2. Lápiz delineador

El lápiz delineador es perfecto para definir el contorno de los labios. Se trata, efectivamente, de un pintalabios que ahora sí tiene verdadera forma de lápiz, y puedes hacer que la punta sea tan delgada como necesites. Los hay cremosos y un poco más duros, y la variedad de colores es amplia.

Este lápiz es ideal si tienes la sensación de que tus labios no están muy definidos. Lo puedes usar afilando la punta para trazar toda la linea de la forma de tu boca. Si delineas por fuera de ellos logras que tus labios se vean más gruesos. Con el mismo lápiz puedes rellenar el resto de tus labios o buscar un puntalabios de barra a la hora de rellenar (del mismo color o no).

3. Pintalabios líquido

Este tipo de pintalabios se popularizó porque tenía colores con efecto “mojado”. Actualmente existen pintalabios líquidos que tienen colores mates o permanentes. La mayoría se aplica con una pequeña brocha que viene incluida.

Otras presentaciones de pintalabios líquido tienen forma de roll-on o llevan un envase parecido al de las pastas dentífricas. Su aplicación puede llegar a ser complicada, sobre todo a la hora de delinear contornos, y además requiere constante retoque. Lo bueno es que tiene una mayor humectación y cremosidad respecto a otras presentaciones.

4. En crema

Los pintalabios en crema han ido ganando terreno poco a poco. Los puedes encontrar en tarros parecidos a los de las cremas faciales y se aplican con una pequeña brocha. Son ultra cremosos al aplicarse, y la mayoría tienen tonos brillantes. Aunque no son permanentes, tienen una alta duración.

Los pintalabios en crema combinan la precisión del lápiz delineador y la textura cremosa del pintalabios en barra. El pincel para aplicarlo puede ser muy delgado para ayudar a contornear los labios, y acostumbra a venir con uno más grueso para rellenar el resto con comodidad.

5. Rotulador

El rotulador es algo parecido al objeto que se usa para resaltar textos. Esta presentación de pintalabios es reciente y tiene muchas ventajas. Literalmente es como si estuvieras resaltando algo con un rotulador. Solo tienes que destaparlo y pasar su punta por tus labios.

La mayoría de estos pintalabios son semi-mates y permanentes (o semi-permanentes), y son casi tan duraderos como el pintalabios en barra. Es muy fácil aplicar y delinear el contorno de labios con un pintalabios de tipo rotulado, y resulta muy práctico a la hora de llevarlo en tu bolso.

Los 5 tipos de pintalabios según su acabado

Quizá quieres elegir tu pintalabios favorito según el acabado que quieres obtener más allá de la forma de presentación. Tal vez quieres poder elegirlo en ocasiones especiales o para tu día a día, la cuestión es que te sientas más cómoda e en tu elección.

Además de escoger tu opción favorita, para lograr un mejor acabado puedes usar un bálsamo labial. Este producto sirve para humectarlos de manera previa a la aplicación del pintalabios, consiguiendo de esta forma potenciar su efecto. Recuerda también elegir productos que no contengan químicos nocivos para la piel.

6. Permanentes o semi-permanentes

Los pintalabios permanentes o semi-permanentes no requieren retoque continuo. Incluso algunos duran hasta 24 horas. Son ideales si quieres olvidarte de revisar tu maquillaje a lo largo del día. Eso sí, estos labiales suelen ser muy secos y deshidratan los labios en su uso prolongado. Para reducir este problema puedes utilizar previamente un humectador.

7. Mate

El acabado mate es ideal para un look sobrio. Ya sean tonos claros, intensos o más obscuros, el mate transmite elegancia, firmeza y seriedad. La desventaja de los pintalabios con acabado mate es que suelen ser muy secos. La mayoría de ellos son permanentes, así que no tendrás que estar retocándolos.

8. Semi-mate

El tipo de pintalabios semi-mate logra reducir la sensación de resequedad. Casi todas las marcas de pintalabios que existen cuentan con una línea de semi-mate. No logran el efecto mate completo, per a cambio proporcionan mayor humectación. Tiene una gran durabilidad; al igual que con el mate no tendrás que estar retocando continuamente.

9. Cremosos

El tipo de pintalabios cremoso es el más habitual. La ventaja de esta opción es que tiene una muy amplia gama de colores. Además, gracias a su consistencia tus labios se sentirán suaves y tersos. El único problema es que requieren constante retoque, pero la intensidad de los colores lo vale. No requieren humectación previa.

10. Brillantes

Los pintalabios con un acabado brillante acostumbras a presentarse de forma líquida. Algunos de estos pintalabios no tienen color, simplemente son un brillo que puedes añadir a un pintalabios cremoso, mate o semi-mate. Quizá el tono te gusta, pero quieres más brillo. Además dan volúmen, y logran un efecto sensual y fresco que seguro querrás probar al menos una vez.

Referencias bibliográficas

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Comunicóloga