Eyaculación femenina: qué es y cómo se produce

3 months ago

Paz Beltrán

La eyaculación femenina ha sido durante mucho tiempo un tabú y considerada un mito. Te contamos qué es y cómo se produce esta reacción natural ante el orgasmo.

La sexualidad femenina todavía sigue siendo un tabú para muchas mujeres.
La sexualidad femenina todavía sigue siendo un tabú para muchas mujeres. Fuente: Pexels

Uno de los tabúes en torno a la sexualidad de las mujeres es la eyaculación femenina. Hay tanto desconocimiento alrededor de este tema que muchas de nosotras aún no sabemos si realmente eyaculamos al haber tenido un orgasmo.

Lo cierto es que la eyaculación femenina no es un mito. Aunque no todas las mujeres la produzcan, existe y no tiene por qué avergonzarte, pues como en los hombres, es algo completamente natural. Te lo explicamos todo sobre la eyaculación de las mujeres.

¿Existe la eyaculación femenina?

Los estudios sobre la eyaculación femenina y la apertura de este tema han ocurrido hace pocos años en comparación con lo largo de nuestra historia, pues este tema, como muchos otros que giran en torno a la vida sexual de la mujer, no habían tenido importancia ni atención suficiente hasta ahora. Pero con la lucha de las mujeres por la igualdad ha llegado también una apertura y nuevo conocimiento sobre nuestra sexualidad que no debemos desaprovechar.

Empezamos a hablar sobre la eyaculación femenina porque un grupo significativo de mujeres se decidió a confesar que cuando tenían relaciones sexuales, en el momento del orgasmo expulsaban un líquido similar a la eyaculación masculina. Gracias a las inquietudes de estas mujeres más alguna que otra escena de películas porno, investigaciones reales sobre la eyaculación femenina comenzaron a suceder.

La realidad es que las investigaciones arrojaron que la eyaculación femenina sí existe, aunque no todas las mujeres la produzcan o lo hagan de la misma manera. Además, la conclusión es que si podemos eyacular es gracias a la próstata femenina y sus glándulas de Skene.

Qué es la eyaculación femenina

La eyaculación femenina es una secreción que se expulsa en el momento del orgasmo o después de este, a través de dos conductos ubicados muy cerca del meato urinario y que pertenecen a la próstata femenina. Esta milimétrica distancia entre los conductos de nuestra próstata y el meato urinario es lo que a muchas les puede hacer pensar que se trata de orina, pero son dos líquidos totalmente diferentes.

Por si todavía te queda la duda, este líquido que es la eyaculación femenina tampoco sale por la vagina, tal y como podrías haber pensado. Para resumir, la eyaculación femenina ni es orina, ni sale por la vagina, sino que es expulsada por dos conductos pequeños de la próstata ubicados junto al meato urinario.

La eyaculación femenina es un líquido que dependiendo de la mujer, puede ser algunas veces más acuoso y otras veces más voluminoso o espeso. Su color es muy claro o un poco blanco, por lo que se ve diferente a la orina, y es casi inodoro y sin sabor. Sin embargo, ya sabes que cada mujer es un mundo, por lo que esto puede variar un poco. Este líquido es también diferente a la secreción que tenemos con la excitación, cuyo objetivo es lubricar.

La eyaculación femenina está compuesta por casi todos los mismos elementos que la masculina a excepción, claro está, del esperma. La cantidad que podemos eyacular es diferente en cada mujer, al igual que su textura acuosa o espesa.

La eyaculación femenina es otro de los temas tabú de la sexualidad femenina.
Las mujeres pueden llegar a eyacular igual que los hombres. Fuente: Unsplash

Las mujeres pueden llegar a eyacular igual que los hombres. | Unsplash

Cómo se produce la eyaculación femenina

Hasta el momento te hemos explicado que la eyaculación femenina existe, que su composición es similar a la del hombre, que no es orina y que no se expulsa ni por la vagina ni por la uretra, sino por los conductos bífidos de la próstata femenina, que es la que se encarga de producir la eyaculación.

Hemos nombrado varias veces a la próstata femenina, pero lo cierto es que muchas mujeres ni siquiera sabíamos que la teníamos. La verdad es que las mujeres tenemos nuestra propia próstata y, a modo de dato curioso, es gracias a esta que los hombres pueden desarrollar su propia próstata, pues es la estructura embrionaria de la próstata que requieren para desarrollarla: el sustrato fetal es femenino.

La próstata femenina está formada a partir de un conjunto de glándulas que se llaman glándulas de Skene, cuya función está relacionada con la lubricación uretral y con la eyaculación femenina. Están ubicadas alrededor de la uretra, que es el conducto por el que sale la orina de la vejiga al exterior, y a unos 2 cm de la entrada de la vagina. También cuenta con un conducto bífido ubicado a los dos lados del meato urinario, que funciona como su salida hacia el exterior, por lo que es por donde se expulsa la eyaculación.

Como la próstata está enraizada a la uretra, es posible que muchas mujeres sintamos ganas de orinar en el momento de eyacular, y que por eso intentemos retenerlo consciente o inconscientemente. Cuando esto pasa, la eyaculación femenina sucede, pero en lugar de ser expulsada hacia el exterior, lo hace hacia adentro. Es decir que el líquido prostático es dirigido hacia la vejiga y se expulsa posteriormente por medio de la orina.

¿Todas las mujeres podemos eyacular?

Una de las preguntas más comunes es si todas las mujeres podemos tener la eyaculación femenina. Desde un punto de vista fisiológico, todos nuestros cuerpos están diseñados y cuentan con los componentes biológicos para hacerlo (aunque la cantidad y la textura de la eyaculación sea diferente en cada mujer).

Lo que sucede es que todavía hay muchas mujeres que viven su sexualidad con tabúes, misterios y prohibiciones que no les permiten disfrutar realmente de su vida sexual, al punto que hay mujeres que nunca han tenido un orgasmo. Si las mujeres nos damos el permiso de disfrutar de las relaciones sexuales, del placer y conocer nuestro cuerpo, es posible llegar al orgasmo y a la eyaculación femenina.

De hecho, hay teorías que dicen que las mujeres cuando ya conocemos sobre la eyaculación femenina y cómo funciona, si en el momento en el que estamos cerca del orgasmo sentimos ganas de orinar y en lugar de retenerlo lo dejamos salir, en realidad lo que va a suceder es que vamos a eyacular. Y tú, ¿lo has experimentado?

Paz Beltrán