Las 6 mejores posiciones sexuales (para llegar al orgasmo)

3 weeks ago

Paz Beltrán

Descubre las 6 mejores posiciones sexuales para alcanzar el clímax si eres mujer. Estas posturas sexuales permiten una mayor estimulación y son más placenteras.

Estas posturas son ideales para que la mujer alcance el orgasmo.
Estas posturas son ideales para que la mujer alcance el orgasmo. Fuente: Via globovision.com

Llegar al orgasmo mientras tenemos sexo es la dicha de algunas y el objetivo de muchas otras; pues si somos sinceras, no todas las posiciones sexuales están hechas para que nosotras alcancemos el orgasmo, a diferencia de los hombres que pueden alcanzar el clímax de cualquier manera.

Las mayoría de mujeres necesitamos un buen juego previo y mucha atención en el clítoris para lograr los tan anhelados orgasmos. Por eso te enseñamos cuáles son las mejores posiciones sexuales para llegar al orgasmo, que durante la penetración también estimulan el clítoris.

6 posiciones sexuales para alcanzar el clímax

Afortunadamente en la cama hay miles de cosas que podemos hacer para estimularnos y llegar al clímax, todo depende de qué tan creativos seamos como pareja; pero sí que es cierto que podemos decidirnos por ciertas posiciones sexuales para llegar al orgasmo más fácilmente, pues el clioris se sigue estimulando durante la penetración y esa es la fuente de los orgasmos del 80% de mujeres.

Eso no quiere decir que siempre debamos hacer las mismas posturas sexuales, o que no haya ninguna otra manera de llegar al orgasmo por penetración, porque también hay muchas mujeres que lo consiguen.

En definitiva, cada mujer es un mundo y en la cama ni se diga. Cada vagina es diferente y le funcionan cosas distintas, pero si eres de las que necesita estimulación clitoriana para lograr el clímax, entonces practica estas posiciones sexuales que hemos seleccionado.

1. Vaquera de frente

La mayoría de las mujeres han logrado llegar al orgasmo con la posición sexual conocida como cowgirl o vaquera, como traduce al español. En esta posición el hombre se encuentra tumbado en la cama de frente y tú estás sentada sobre él mirándolo de frente.

En esta postura, tú llevas el control y el ritmo del sexo, cosa que puedes utilizar a tu favor. Pero además, se logra una penetración profunda y al mismo tiempo, si te inclinas un poco hacia adelante o incluso completamente, el clítoris sigue siendo estimulado por el roce con el movimiento, de ahí que sea una de las posiciones sexuales para llegar al orgasmo más utilizadas.

2. Misionero

El clásico misionero puede ser el favorito de algunas y para otras una misión imposible para alcanzar el clímax. Sin embargo, el misionero tiene sus ventajas a la hora de estimular el clítoris haciendo ciertos movimientos que a continuación te contamos. Todo es cuestión de intentarlo.

La posición sexual del misionero es aquella en la que tu te encuentras tumbada sobre la cama boca arriba con las piernas abiertas y tu pareja se tumba sobre ti para la penetración. De esta manera, con el movimiento el clítoris se va estimulando ligeramente por el roce.

Pero ¿qué pasa si contraes tus nalgas y levantas un poco la pelvis? Que tu clítoris queda mucho más cerca del pubis de tu pareja y se estimula. Si quieres hacerlo aún más seductor y atractivo para tu chico, aprieta sus glúteos con tus manos hacia ti.

3. Alineación coital (otra versión del misionero)

La “Alineación coital” es una de las posiciones sexuales para lograr el orgasmo femenino gracias a la estimulación del clítoris. Cuando la pruebes te volverás adicta a ella, pues es una postura sexual diseñada enteramente para el placer de la mujer.

Se trata de una versión del clásico misionero en el que la mujer está tumbada de espaldas y el hombre sobre ella la penetra. La diferencia es que en el misionero clásico las piernas de la mujer están abiertas y las del hombre cerradas, en cambio en la alineación coital tus piernas están cerradas y las de tu chico abiertas. De esta manera tu pareja quedará posicionado un poco más arriba, logrando estimular tu monte de venus y tu clítoris hasta tal punto que no podrás resistir tanto placer.

Algo que debéis tener en cuenta tu pareja y tú es que en esta posición sexual el nivel de penetración es poco, aproximadamente unos 3 cm, algo a lo que los hombres no están tan acostumbrados. Recuerda que esta es una de las posiciones sexuales centradas en la mujer.

Sin embargo es placentero también para ellos, y lo mejor de todo es que lograrán sentir todos los rincones y recovecos de tu vagina mientras se logra una estimulación más completa.

4. Tijeras

Imagínate unas tijeras abiertas; estas forman una “X” ¿verdad? Así es más o menos como se verán tus piernas y las de tu pareja cuando estén en esta postura sexual. Tu chico está tumbado boca arriba y tu sobre él, pero no de la forma habitual de vaquera, sino de lado, de forma que una de sus piernas queda en el medio de tus dos piernas. Su descripción puede sonar un tanto complicada pero en realidad es bastante simple.

Esta postura sexual te hará llegar al orgasmo porque mientras estás siendo profundamente penetrada, tu clítoris está en contacto directo con el muslo de tu pareja, por lo que con el movimiento se irá estimulando.

5. El perrito

El perrito es una de esas posturas sexuales que pareciera estar diseñada únicamente para los hombres si en tu experiencia sexual nunca has logrado un orgasmo de esta manera. Sin embargo, es una de las mejores posiciones sexuales para que tanto tú como él lleguen al clímax.

Para hacer la posición sexual del perrito tú estás en 4 sobre la cama y tu pareja te penetra por la vagina desde atrás, logrando una penetración bastante profunda. Ahora en esa posición tanto tú como tu pareja pueden estimular tu clítoris con la mano, logrando así mucho más placer para ti hasta llegar al orgasmo. Incluso, si te gusta la estimulación anal, tu chico también puede estimular esta zona con el dedo.

6. El 69

Esta es una de las posiciones sexuales que no tiene penetración genital, pero que puede llevarte directo al orgasmo a punta de sexo oral. El sexo oral es uno de los placeres de los que muchas mujeres aún se pierden por pudor y por desconocimiento de su fisonomía. Pero si te animas a probarlo, es mucho placer el que te espera.

Para hacer el 69 alguno de los dos se tumba sobre la cama boca arriba, digamos que tú, y tu pareja se tumba sobre ti. Pero en esta posición sexual, su pene ha de quedar sobre tu cara y su cara queda alineada con tu vagina. De esta manera los dos se pueden practicar sexo oral al mismo tiempo y si le dan el tiempo suficiente, tu chico también puede penetrarte un poco con los dedos y llevarte al orgasmo mientras estimula tu clítoris con su lengua.

Paz Beltrán

Tags
sexualidad