Las 10 mejores posturas sexuales para quedar embarazada más fácilmente

8 months ago

Ingrid Dalmau

¿Estás buscando quedarte embarazada y tienes dificultades? Estas posturas te ayudarán a conseguirlo.

Si estás buscando un hijo, estas posturas pueden ayudar a hacerlo más fácil.
Si estás buscando un hijo, estas posturas pueden ayudar a hacerlo más fácil. Fuente: ©GTRESONLINE

¿Estás buscando quedarte embarazada y quieres asegurarte un mayor éxito desde el inicio? Empezar con buen pie a la hora de ir a buscar un bebé puede ayudar a que lo consigas más rápidamente. Por ello te explicamos cuáles son las mejores posturas sexuales para quedar embarazada con más facilidad.

Estas posiciones no aseguran la concepción de un hijo, pero sí que facilitan una penetración profunda y que el esperma permanezca durante más tiempo en el cuello uterino, aumentando así las probabilidades de que este llegue a un óvulo y puedas quedarte embarazada.

Las 10 mejores posturas sexuales para quedar embarazada

Estas son las posturas que permiten una mayor penetración y que serán la mejor forma de facilitar la llegada del esperma al útero.

1. Misionero

La pose más clásica es también una de las posturas sexuales para quedar embarazada con más facilidad. Con la mujer recostada y la pareja encima, la penetración es cómoda para ambos, fácil de realizar y permite al cuello uterino asentarse para recibir todo el esperma.

Es además una postura muy romántica para concebir un bebé, ya que estando ambos de frente el contacto visual es total, permitiendo jugar con las miradas y las carícias.

2. El yunque o misionero con piernas elevadas

Esta postura es similar a la del misionero pero con variaciones que permiten una mayor profundidad, convirtiéndose así en una de las mejores posturas sexuales para quedar embarazada.

Esta posición es como la del misionero, sólo que esta vez la mujer ha de tener las piernas elevadas por encima de los hombros de él. Haciendo el amor de esta forma se consigue una penetración muy profunda y además es excitante para ambos, ya que también permite la estimulación del punto g de la mujer.

Existe la creencia de que si la mujer alcanza el orgasmo durante el coito, tiene más facilidades para quedarse embarazada. Si bien esto se considera un mito, lo cierto es que llegar al orgasmo permite una mayor relajación, que será beneficiosa para tener más probabilidades de concebir.

3. Perrito

Otras de las posturas sexuales más populares es también perfecta para facilitar la penetración profunda y tener más probabilidades de quedar embarazada. En esta postura para hacer el amor, la mujer se coloca a cuatro patas y el hombre penetra desde atrás, agarrado a sus caderas.

Esta postura no solo facilita que la penetración sea más profunda, sino que favorece que el cuello uterino esté más abierto, permitiendo una mejor recepción del esperma. Esto la convierte en una excelente postura sexual para quedar embarazada rápidamente.

4. Montaña mágica

La montaña mágica es una variante de la anterior, algo más cómoda, y otra de las posturas sexuales para quedar embarazada con éxito.

Esta posición es similar a la del perrito, con la diferencia de que el hombre se inclina sobre la la mujer, manteniendo su pecho pegado a la espalda de ella. Para una mayor comodidad, ella puede colocar almohadas bajo su tripa o bajo su cabeza, según el nivel de reclinación que desee.

De esta forma la penetración será profunda y facilitará el quedarse embarazada. Además el hombre podrá estimular el clítoris de la mujer más fácilmente, asegurando así la llegada al orgasmo.

5. La cucharita

Otra de las mejores posturas sexuales si estás buscando quedarte embarazada es la cuchara. Esta postura tan íntima y afectuosa también es ideal para concebir un bebé de una forma muy romántica.

En este caso la penetración se realiza con los dos miembros de la pareja estirados de lado y con la mujer dando la espalda al hombre. Es una postura muy relajada para ambos y que favorece la fecundación.

6. Vaquera invertida

Hasta ahora la mayoría de posturas eran relajadas y se centraban en la comodidad de la mujer, algo importante si se está buscando concebir un hijo. Sin embargo, buscar un bebé no tiene por qué implicar menos acción en la cama. Existen otras posturas en las que puede haber algo más de acción por parte de la mujer y son igual de beneficiosas para quedarse embarazada.

La vaquera invertida es una de ellas. En esta postura el hombre permanece tumbado sobre su espalda y la mujer se sienta encima, a modo de cowgirl, dándole la espalda. Esto permite un ángulo de penetración ideal y es especialmente beneficioso para mujeres con útero retroverso.

7. Carretilla

Esta postura puede parecer algo más complicada que las anteriores, pero es ideal para facilitar la llegada del esperma al cuello uterino.

Para realizarla cómodamente, la mujer se coloca boca abajo y sobre sus antebrazos en el borde de la cama. El hombre se mantiene de pie entre sus piernas, agarrándolas por detrás y elevándolas para poder penetrarla. La inclinación de esta postura permite que el esperma baje más fácilmente hasta el cervix, favoreciendo una fecundación exitosa.

8. Trapecio

Esta es otra postura algo más compleja y que requiere fuerza por parte de él y flexibilidad por parte de ella. Pero tanto la penetración profunda que permite como la inclinación de la mujer, facilitarán el quedarse embarazada más fácilmente. Es además una forma excitante y salvaje de traer un bebé al mundo, ideal para quienes necesitan un poco más de acción.

Para realizar esta postura, el hombre debe estar sentado en el borde de la cama o de una silla con las piernas abiertas, y la mujer debe sentarse sobre él y de frente. Una vez haya habido penetración, él la ha de tomar por las muñecas y ella se debe inclinar hacia atrás hasta estirarse por completo, siendo entonces el hombre quién lleve el ritmo de las embestidas.

9. La cruz

Esta postura ya vuelve a ser algo más cómoda para la pareja, pero sigue favoreciendo una penetración profunda ideal para aumentar las probabilidades de concebir.

La mujer debe estirarse sobre su espalda, manteniendo una pierna estirada y la otra por encima del hombro de él. El hombre en este caso debe sentarse de rodillas sobre el muslo estirada de la mujer y agarrándose a la otra pierna que ella mantiene sobre su hombro.

Esta postura facilita una mayor penetración a la vez que también permite un mayor contacto con el punto g de la mujer.

10. Indra

En el caso de esta posición, la mujer debe tumbarse y doblar las rodillas contra su pecho, mientras el hombre se arrodilla entre sus piernas y la penetra.

Es una postura con mucho contacto y que también permite una penetración muy profunda, a la vez que la mujer puede reposar cómodamente sobre su espalda. Para una mayor eficacia y comodidad, ella puede elevar la pelvis con la ayuda de un cojín en la espalda. Esto permitirá una inclinación ideal para que la fecundación sea un éxito.

Ingrid Dalmau