Sexo tántrico: qué es y guía para experimentarlo

8 months ago

Maria Weevs

Te contamos todas las claves para que disfrutes de esta experiencia tan sensual y espiritual con tu pareja.

El sexo tántrico es una práctica espiritual aplicada a las relaciones sexuales.
El sexo tántrico es una práctica espiritual aplicada a las relaciones sexuales. Fuente: ©GTRESONLINE

¿Es posible hacer del sexo y del placer experiencias a la vez físicas y espirituales? La respuesta es ¡sí! Y aquí te lo contamos. Y es que, tras descubrir las maravillas del yoga para nuestra mente, cuerpo y espíritu, cómo no probar en pareja algo aún más intimo y que puede brindarnos una experiencia de otro mundo en la cama: el sexo tántrico.

Si aún no conoces nada acerca de esta placentera filosofía oriental, después de leer este artículo no vas a poder esperar para poner el sexo tántrico en práctica con tu pareja y tener una experiencia en la cama que va más allá del cuerpo, y en la que el sexo se vuelve un ritual sagrado de largas horas de placer.

¿Qué es el sexo tántrico?

El sexo tántrico es una práctica sexual de hace más de 4.000 años que forma parte del tantra; esta es una de las tres escuelas del hinduismo (shivaismo, vaishnavismo y tantra) que parte también de la filosofía budista, aunque pueden existir algunas diferencias entre una y otra.

El sexo tántrico es una práctica que reúne la filosofía del tantra sobre la búsqueda de la iluminación y la fuerza creadora del ser humano en el acto sexual. Dentro del hinduismo a esta escuela se la conoce como “la vía rápida”, ya que al practicar el tantra se logra llegar a estados de la mente y el cuerpo a través de la energía sexual iguales a los de aquellos que ya han llegado a la iluminación.

El tantra se trata de expandirte y liberarte estando en el momento presente; de abrir el corazón y derribar el ego a partir de la expansión de tus 5 sentidos. Sentir cómo se mueve la energía dentro de tu cuerpo para que te aceptes y te percibas de una manera diferente, entendiendo que eres parte de algo mucho más grande y perfecto como lo es el universo. Se trata de meditación y amor a través del sexo.

El sexo tántrico nos enseña a vivir en amor, equilibro y armonía a través del sexo, tanto con nostros mismos como con lo que nos rodea, empezando por nuestra pareja. Con ella establecemos conexiones emocionales mucho más profundas y fuertes, libres de cualquier prejuicio y más bien aceptando, amando y entregando todo de nosotros.

¿Cuáles son las 4 llaves del tantra?

Durante nuestros actos de sexo tántrico nuestro cuerpo, mente y espíritu son uno solo, completamente integrados y enfocados en la práctica y en el placer. Ahora bien, para lograr todo esto necesitas 4 claves o llaves como la filosofía las llama, que son fundamentales para practicar el sexo tántrico y para lograr una vida feliz. ¡pon atención!

1. Acéptate a ti misma

Tanto para tu vida como para el sexo tántrico, que te aceptes y te ames a ti misma tal y como eres es fundamental, pues te dará la libertad para disfrutar de ti y de tu pareja. Si lo único que reconocemos en nosotras son defectos que queremos intentar esconder, estamos enfocando la energía donde no debería estar, y no podremos disfrutar de nosotras y de nuestra pareja plenamente.

2. Ten tus 5 sentidos siempre en el momento presente

Es la única forma para lograr experiencias profundas y plenas, ¡y que las vivas con todos tus sentidos puestos en ellas! Tanto en el sexo tántrico como en la vida. Y es que si no lo haces, pierdes conciencia de ti misma; si tu mente está en otro lado y no en donde debe estar, se te van a escapar sensaciones, momentos y sorpresas que te pueden proporcionar mucha más satisfacción.

3. Expresa lo que sientes y lo que piensas

Para lograr un mayor entendimiento es muy importante que expreses lo que sientes, lo que te gusta y lo que no; del mismo modo escucha a tu pareja, sus sentimientos y lo que quiere. Nadie más que tú sabe perfectamente cuáles son tus necesidades, así que escúchalas y díselo a tu pareja; recuerda que somos todos diferentes.

4. Fluye y muevete armónicamente

Esta llave del sexo tántrico es la que nos permite encontrar un equilibrio. Deja fluir tu energia, siente tu ritmo y el de tu pareja hasta que se acompasan el uno y el otro bajo un solo ritmo, una energía que fluye libremente.

¿Cómo practicar el sexo tántrico?

Después de que haber conocido e integrado las 4 llaves del tantra, ya vas un paso adelante en tu práctica de sexo tántrico y has de traerlos contigo al acto sexual. A continuación te explicamos los siguientes pasos a seguir para lograr una experiencia única con tu pareja.

1. Ambientar

Empieza por preparar una atmosfera acogedora y estimulante. Luces bajas en la habitación, algún aroma muy sutil que os guste a los dos y musica muy suave. Los móviles o cualquier cosa que os pueda interrumpir hay que dejarlos fuera. Es un momento solo para los dos.

2. Respirar

Este es un paso muy importante, ya que permite que la conexión entre las dos personas se prolongue. Comenzad por haceros conscientes de la respiración del uno y del otro, hasta lograr escucharla como si fuera una sola. Mantened el mismo ritmo de respiración durante toda la práctica de sexo tántrico.

3. Observar

Sentados uno frente al otro y con la respiración en un solo ritmo, os debéis mirar a los ojos. Es normal que sintáis vergüenza y tratéis de bajar la mirada o que empecéis a reír, lo importante es que intentéis mantener la mirada fija en el otro el mayor tiempo posible y que os permitáis observar y ser observados.

4. Sentir

Aquí empiezan a integrarse los otros sentidos. Os debéis acariciar mutuamente, sentir el cuerpo del otro, incluso haceros algunos masajes estimulantes. Detente en otras partes del cuerpo que tal vez antes no habías tenido muy presentes y tomaos vuestro tiempo para tocaros y sentir, sin perder el ritmo de la respiración. Permítete disfrutar todas esas sensaciones que van apareciendo por todo el cuerpo y fijate en como van aumentado. Cada beso, cada caricia, es mucho mayor porque estás ahí presente.

5. Confiar

En este punto es cuando te abres más a tu pareja. Puedes cerrar los ojos y dejarte llevar por él, confía en él y lo que hace para que puedas disfrutar con total libertad. De esta forma iréis logrando un equilibrio mutuo.

6. Olvidar el tiempo

Con el sexo tántrico, la excitación debe aumentar de forma progresiva y no rápidamente ni buscando la eyaculación como en el sexo tradicional. Es muy importante que os déis el tiempo de sentir en cada parte del cuerpo todas las estimulaciones, sin prisas, y siendo muy conscientes de cada una de ellas. En este punto es posible experimentar orgasmos no genitales, sino del cuerpo.

7. Danzar

Debéis permitir que vuestros cuerpos dancen en un perfecto equilibrio. Debéis moveros el uno con el otro bajo vuestro propio ritmo hasta que vuestros propios cuerpos lo permitan. ¡Vivid las 4 llaves durante la experiencia y disfrutad!

Maria Weevs

Tags