Día de San Patricio: ¿Cómo se celebra en Irlanda?

hace 2 meses

Paz Beltrán

El día de San Patricio se celebra ya en todo el mundo, pero nada como lo hacen en Irlanda.

Día de San Patricio

La celebración oficial del Día de San Patricio es el 17 de marzo. Es la fecha tradicional más importante en Irlanda donde nadie falta a este llamado. Sin duda, la más famosa y representativa fiesta de este país se lleva a cabo en Dublín, donde la fiesta dura 5 días.

Está tan llena de alegría, música, baile, comida y bebida, que se ha extendido por varias partes del mundo donde los irlandeses han llevado su tradición para contagiarla al resto y hacerla popular por todos lados. Pero... ¿cómo la celebran en Irlanda?La celebración oficial del Día de San Patricio es el 17 de marzo. Es la fecha tradicional más importante en Irlanda donde nadie falta a este llamado. Sin duda, la más famosa y representativa fiesta de este país se lleva a cabo en Dublín, donde la fiesta dura 5 días.

Está tan llena de alegría, música, baile, comida y bebida, que se ha extendido por varias partes del mundo donde los irlandeses han llevado su tradición para contagiarla al resto y hacerla popular por todos lados. Pero... ¿cómo la celebran en Irlanda?

Día de San Patricio: ¿Cómo se celebra en Irlanda?

Chicago, Boston, Nueva York, Sidney y Londres son solo algunas de las ciudades donde se festeja por todo lo alto el Día de San Patricio. Para esta fecha todo el ambiente se viste de verde pues es el color característico de esta conmemoración nacional.

El origen del Día de San Patricio se debe a que en esa fecha surgió la república de Irlanda, al mismo tiempo que se recordaba el fallecimiento de San Patricio, considerado como el patrón de ésta isla. ¿Te has preguntado alguna vez cómo celebran el Día de San Patricio (o Saint Patrick's Day) en Irlanda?

Dublin

1. Todo es verde

El día de San Patricio todo (absolutamente todo) se viste de verde. Durante los cuatro o cinco días de celebración en Irlanda, la decoración, la vestimenta y hasta la comida son verdes. Es el color característico y no es una mera casualidad, es ya toda una tradición y a cualquier lugar donde se vaya en Irlanda durante estas fechas este tono estará presente de muchas y variadas formas.

Así que para ser parte de la celebración hay que portar al menos una prenda verde. Y para estar totalmente a tono con la fiesta, habría que vestirse por completo de este color y agregar además un trébol en la solapa. Esto tiene un significado especial. Se dice que St. Patrick portaba un trébol para explicar a los paganos el simbolismo de la santísima trinidad, por lo que de ahí se le relacionaba a este santo no solo con el trébol sino también con el color verde.

2. El desfile temático

El desfile temático en Dublín por el Día de San Patricio es espectacular. Y no es para menos. Aunque este desfile se replica en muchas de las ciudades alrededor del mundo donde se lleva a cabo esta típica celebración irlandesa, sin duda el desfile que se hace en Dublín es por mucho el mejor de todos, quizá porque está impregnado por completo del espíritu de las fiestas y del ambiente de la gente que se detiene a observarlo.

La consigna es que cada año el desfile por el día de San Patricio debe superar el anterior. Y siempre lo logran. Recorre las principales calles de Dublín con carros alegóricos, bailarines, música, disfraces, música y mucha alegría. Cada año se elige un tema diferente aunque el pilar fundamental siempre es el color verde y el trébol, por lo que estos dos elementos siempre estarán presentes en este gran desfile temático.

3. El disfraz típico

Otro elemento clave es el disfraz de duende. Esta es otra costumbre en la forma de celebrar en Irlanda el Día de San Patricio. Además de portar ropa verde, otra forma de ir vestido es disfrazarse de duende. No solamente los niños gustan de hacerlo, también adultos y gentes de todas las edades portan con orgullo y diversión un traje de duende, cada cual a su gusto y su forma pero sin duda es el disfraz más recurrente en la celebración.

La razón por la que en Irlanda gustan de esta peculiar vestimenta durante esta fiesta es que a los duendes se les considera seres que representan y atraen la buena suerte y la abundancia. Una forma de honrarlos y llamar a esa buena fortuna es disfrazarse como uno de ellos. Así que es común ver en la calle y los pubs gente que porta alegres colores junto a zapatos y gorros típicos de los duendes irlandeses.

4. Céilidh

Céilidh es la danza tradicional de Irlanda. Y como era de esperarse, no podía faltar en la fiesta más importante de este país. El céilidh es una tradición que ha sobrevivido hasta nuestros días aun cuando se remonta a muchos años atrás. En esta danza todos pueden participar, no se necesita tener pareja, es más bien algo comunitario donde todos están incluídos y es un baile los irlandeses saben ejecutar muy bien.

Durante las celebraciones del Día de San Patricio, es común escuchar por cualquier lado las tonadas típicas que acompañan la danza céilidh con violín, acordeón y flauta irlandesa. Sin lugar a duda son ritmos inconfundibles que se acompañan por una voz de mando que va indicando a quienes bailan los pasos que deben realizar. Es una tradición donde todos pueden estar incluidos, así que mientras se pueda, no hay que perderse la oportunidad de participar en la céilidh.

5. Música tradicional irlandesa

La música tradicional irlandesa enmarca las celebraciones del Día de San Patricio. Aunque en Dublín o cualquier lugar donde se celebre este día, se puede escuchar todo tipo de música actual, los ritmos típicos de la música tradicional irlandesa no faltan y son apreciados por propios y extraños pues sin duda su sonido es reconocido por todos en el mundo. Por esta razón es que sin duda no puede faltar la música por las calles durante esta fiesta.

La gaita, el tambor de guerra celta y la flauta irlandesa son solo algunos de los instrumentos que se utilizan para ejecutar la música folclórica de este país. A lo largo de los 5 días que dura esta fiesta, los grupos que la interpretan se hacen presentes no solo en pubs o escenarios, sino en los recorridos por las calles, agregándole todavía más alegría al día de San Patricio.

6. Cerveza

La cerveza irlandesa está entre las mejores del mundo. Por lo que que esta bebida no puede faltar durante las celebraciones más importantes de éste país. De entre las marcas de cerveza irlandesas con mayor popularidad en el mundo es la Guinness, cuya fábrica precisamente se encuentra en Dublín y que se ha convertido ya una atracción turística. Así que durante el Día de San Patricio, definitivamente no puede faltar una cerveza de esta marca.

Aunque en los últimos años se ha visto mucho la imagen de la cerveza verde, lo cierto es que esta no es una invención irlandesa o al menos no se tiene un registro claro de su origen. Se cree que fue hecha en Estados Unidos durante las celebraciones por el St. Patrick’s Day, y rápidamente se popularizó. La tradición real en Irlanda consistía en adornar el vaso de cerveza con un trébol, pero ahora se ha vuelto un atractivo turístico más poder beber cerveza verde.

7. Comida

Ninguna celebración está completa sin la comida. Durante los festejos por el Día de San Patricio, la comida es abundante. Este país cuenta con una amplia oferta gastronómica que sale a relucir en cualquier rincón de Irlanda para placer de los visitantes. Pan de patata, cordero, col y ternera, son algunos de los ingredientes base de muchos platos típicos en este país.

Así que para cerrar con broche de oro la celebración del Día de San Patricio, degustar un boxty, coddle, tocino y col, colcannon entre otras comidas típicas, es algo que no puede dejar de hacerse. Prácticamente en cualquier pub de Dublín o por toda Irlanda, se pueden probar los mejores platos de este país obviamente acompañados por una cerveza.

Referencias bibliográficas

  • Collins, Stephen. (11 March 2017). A Short History of Taoisigh Visiting the White House on St Patrick’s Day. Irish Times.
  • Santino, Jack (1995). All Around the Year: Holidays and Celebrations in American Life. University of Illinois Press.

Paz Beltrán

Socióloga

Paz Beltrán nació en Sevilla en 1991. Estudió el Grado de Sociología en la Universidad Pablo de Olavide y desde entonces ha adquirido mucha experiencia en la redacción de textos por diferentes medios digitales españoles y franceses. Colabora con La Guía Femenina desde noviembre de 2017 aportando su conocimiento en temas de sociedad, principalmente.