Las 5 diferencias entre la Ética y la Moral

Todos tenemos ética y moral, pero no son lo mismo.
Diferencias entre ética y moral

La ética y la moral son asuntos de nuestro actuar cotidiano. Ambas definen en gran medida las decisiones y acciones que realizamos día a día en diferentes circunstancias. Sin embargo son cosas diferentes y aquí te explicamos por qué.

Aunque las definiciones de ética y moral son interpretados de diferente forma por diversas disciplinas, pues son temas de estudio profundos, se puede partir de conceptos generales y universales para explicar las diferencias entre ética y moral.

Conoce las diferencias entre ética y moral

Ética y moral tienen significados muy similares, por eso suelen utilizarse de forma intercambiable. En este texto vamos a explicarte las diferencias entre la una y la otra. Estos dos temas son parte de la naturaleza humana, por eso es importante entender los conceptos.

A través de las diferencias entre ética y moral, podemos llegar al entendimiento de lo que son y la repercusión que tienen en nuestras vidas. Son temas propios de la filosofía que se han extendido a todas las áreas de estudio y de trabajo.

1. Origen etimológico

La moral y la ética son conceptos filosóficos que se han estudiado desde hace milenios. Ambas palabras tienen un origen etimológico que nos ayudan a entender cada concepto. Debido a que las dos tratan temas similares y que conciernen a la conducta humana, es que se les confunde.

La palabra “Ética” viene del latín “ethicus” que es una voz derivada de la palabra griega “ethos”, la cual se refiere a la forma o acción que se tiene para hacer las cosas, o a la costumbre. Este origen etimológico nos brinda una noción clara del concepto de “ética”.

Por otro lado, “moral” viene del latín “moralis” que significa “referente a las costumbres”, haciendo una referencia más hacia el sentido social o comunitario que el personal. De esta manera la moral tiene un campo de estudio diferente a la ética.

Como se puede discernir a partir del origen etimológico de ambas palabras, ética y moral tienen un campo de estudio similar pero no son lo mismo. No obstante son temas que tienen que ver con el actuar y los motivos del ser humano.

2. Definición

La propia definición de ética y moral nos brindan la claridad sobre sus claras diferencias. Actualmente ambos conceptos son utilizados para referirse casi a lo mismo. De forma cotidiana se usan indistintamente para hablar acerca del correcto actuar de las personas.

Pero ética y moral no significan lo mismo. La moral son las reglas de conducta inherentes a un sistema. Ya sea social, político o familiar y que se establecen como vía para mantener la estabilidad del propio sistema.

Por otro lado, la ética estudia y reflexiona sobre los asuntos morales. Es decir, una vez que existen las normas que rigen a un grupo, la ética cuestiona y discierne acerca de su legitimidad para aplicarlas o no de forma particular.

Es decir que la moral funciona en un sentido colectivo, mientras que la ética es un asunto más introspectivo e individual. Sin embargo ambos terminan por definir el comportamiento de un individuo en un grupo determinado.

Diferencias entre moral y ética

3. Origen histórico

La ética y la moral pueden entenderse también por medio de su origen histórico. La ética se originó en la antigua Grecia. Los primeros registros del estudio de esta disciplina están a cargo de Aristóteles y Platón.

Varios siglos después, Kant y Descartes retomarán los conceptos de los antiguos filósofos y sentarán las bases para lo que hoy se define como ética. Por otro lado, la moral no tiene un origen histórico determinado, pues se trata de algo inherente a la organización de grupos humanos.

Una vez que el ser humano se estableció en grupos, surgió la necesidad de establecer reglas que garantizarán el progreso y la armonía del clan. Con la llegada de la escritura, estos principios morales se convirtieron en leyes.

A lo largo de los siglos y de la historia de la humanidad, las religiones fueron las responsables de permear en la sociedad las reglas morales. Mientras que en occidente el cristianismo y judaísmo jugaron un papel fundamental, en oriente fue el budismo.

4. Temporalidad

La ética es permanente, mientras que la moral es temporal. Esta diferenciación entre ambos conceptos pueden ayudar a comprender el porqué son dos cosas distintas pero que tienen que ver una con la otra.

La moral ha cambiado a lo largo de la historia. Esas reglas de conducta que regían en siglos pasados, hoy pueden resultar obsoletas. Mientras que la concepción de lo sagrado, lo correcto y lo benéfico ha cambiado, las normas y por tanto la moral, ha cambiado también.

Por esta razón es que se dice que la moral es temporal, pues funciona en un lapso concreto de tiempo. No se puede definir y estudiar el comportamiento humano actual basándose en la moral de tiempos anteriores.

En cambio la ética es permanente. Esto se debe a que la ética es una reflexión individual que se genera en el individuo y que a pesar de estar influenciada por la moral de su época, es inherente a él y por lo tanto, permanece durante su existencia.

5. Relación con el individuo

La diferencia fundamental entre ética y moral es su relación con el ser humano. Ambas tratan acerca de las conductas y los motivos para actuar de forma correcta o no en función de lo que dicta el grupo o el individuo, pero el origen diferencia lo ético de lo moral.

Al tratarse la moral de las reglas y fundamentos que guían la conducta de un grupo, estamos hablando de que se espera que los individuos que pertenecen a ese conjunto, las respeten para poder preservar la propia existencia del grupo.

No obstante puede suceder que estas reglas morales se contrapongan a la ética de un individuo, quien en su propia reflexión y cuestionamiento de la moral, decida no actuar de forma moral, es decir, no responder a lo que el grupo plantea como comportamiento esperado.

Un ejemplo de esto pueden ser los principios morales que se esperan de todos aquellos que se dedican a la medicina o a las leyes, en donde ocurre que estos pueden contraponerse a la ética de quienes la ejercen.

Referencias bibliográficas

  • Kelly, Eugene. 2006. The Basics of Western Philosophy. Greenwood Press: 160.
  • Cortina, A. y Martínez, E. (2008) Ética, Madrid, Akal.
Paz Beltrán

Paz Beltrán

Socióloga

Paz Beltrán nació en Sevilla en 1991. Estudió el Grado de Sociología en la Universidad Pablo de Olavide y desde entonces ha adquirido mucha experiencia en la redacción de textos por diferentes medios digitales españoles y franceses. Colabora en La Guía Femenina desde 2017 aportando su conocimiento en temas de sociedad, género y economía, principalmente.