Teoría de Lamarck: ¿cómo explica la evolución de las especies?

Esta teoría nos habla sobre cómo las especies han evolucionado para adaptarse al entorno.
Teoría de Lamarck

¿Conoces qué es la evolución en biología? Todas las especies, incluida la especie humana, han ido evolucionando a lo largo de los años y las generaciones.

Dos naturalistas y científicos fueron las figuras más destacadas que intentaron explicar la evolución: Jean-Baptiste de Lamarck y Charles Darwin.

En este artículo hablaremos de la Teoría de Lamarck, y de cómo pretendió explicar la evolución de las especies. A esta teoría se de denomina Lamarckismo. Conoceremos sus características, un ejemplo de la misma, y veremos también cómo, con la llegada de la teoría de Darwin, su teoría flaquea hasta ser rechazada.

Teoría de Lamarck: ¿cómose produce la evolución de las especies?

Cuando pensamos en teorías de la evolución, nos viene a la cabeza Charles Darwin, científico y naturalista inglés, y figura clave para entender la evolución de las especies. Sin embargo, antes que él, otros científicos realizaron sus aportaciones a este campo.

Uno de ellos fue Lamarck (1744-1829), el nombre completo del cual es Jean-Baptiste-Pierre-Antoine de Monet de Lamarck (1744-1829); también se le conoce, pero, como Chevalier de Lamarck. Este autor, también naturalista, y esta vez de origen francés, estudió física, medicina y meteorología.

Lamarck es conocido por su teoría evolutiva de las especies, conocida comúnmente como “Lamarckismo”. Esta teoría la desarrolla en una de sus obras: “Philosophie Zoologigue”, que se publicó en el año 1809. Antes de explicar su teoría, pero, vamos a conocer quién fue Lamarck.

Jean-Baptiste de Lamarck: ¿quién fue?

Jean-Baptiste de Lamarck fue un naturalista francés, que nació el año 1744 y que falleció el 1829, a la edad de 85 años. Lamarck fue quien acuñó el término “biología”, en el año 1802.

Una de las mayores contribuciones de Lamarck fue la separación de la biología y la religión; en esa época, la biología estaba muy influenciada por la religión, y se creía que Dios intervenía en muchos de los procesos biológicos.

En la teoría de Lamarck, Dios no tiene ningún papel en la evolución, y esta se basa únicamente en explicaciones racionales y científicas de la época. Lamarck, además, fue el primero en formular una teoría de la evolución biológica, y fue el fundador de la paleontología de los invertebrados.

Pero, ¿qué dice la teoría de Lamarck, y cómo explica la evolución de las especies? Vamos a verlo a continuación.

Teoría de Lamarck: sus dos pilares

La teoría de Lamarck se sustenta en dos pilares básicos: el primero hace alusión al concepto de evolución; según Lamarck, los seres vivos evolucionamos de forma natural, ya que es una característica que forma parte de nosotros. Además, lo hacemos de forma cada vez más compleja, es decir, vamos mejorando nuestras condiciones.

El segundo pilar de la teoría de Lamarck tiene que ver con un principio llamado “del uso y desuso”; este principio sostiene que lo que no utilizan las especies en su día a día, se acaba atrofiando, y que lo que utilizan de forma frecuente, se va desarrollando y mejorando; estas condiciones que se van desarrollando, además, se transmiten de generación en generación, es decir, se heredan.

Pongamos un ejemplo para ilustrar esto: según esta teoría, las jirafas han ido alargando su cuello de forma progresiva porque en alguna ocasión lo utilizaron para alcanzar alimento de los árboles; de tanto hacer este gesto (estirar el cuello), el cuello se les ha ido alargando, y las siguientes generaciones de jirafas nacen con el cuello un poco más largo que el de las anteriores. Es decir, la función se perfecciona y repercute en el desarrollo de una característica física.

Lamarckismo

De esta manera, lo que dice el principio del uso y desuso de Lamarck, es que los diferentes miembros de las especies (así como sus órganos y otras características) que son más usadas se desarrollan y perfeccionan con el tiempo (y se transmiten a la siguientes generaciones). Es decir, las características adquiridas se heredan.

Otros elementos de la teoría

La teoría de Lamarck, además, sostenía que los seres vivos habían evolucionado a formas complejas, desde formas simples. Lamarck defendía, además, la gran capacidad de adaptarse al medio que tenían los seres vivos.

En esos medios aparecían cambios y necesidades nuevas, y las exigencias del entorno a veces requería que los animales se adaptaran a través de nuevos mecanismos y características.

Estas nuevas necesidades y exigencias del entorno, requerían, a su vez, adaptaciones y nuevas características en los seres vivos. Estas nuevas características, como hemos visto, prevalecerían y se transmitirían de generación en generación (a través de la herencia), según la teoría de Lamarck.

La llegada de Charles Darwin

La teoría de Lamarck fue aceptada por muchos, y prevaleció durante un tiempo. Sin embargo, llegó Charles Darwin con su teoría evolucionista, desarrollada en la obra de 1859 que lleva el título de “El origen de las especies”. La teoría de Charles Darwin revolucionó por completo el panorama científico del momento, ya que contradecía enormemente la teoría de Lamarck.

Según la teoría de Darwin, la evolución de las especies sucede por un proceso de selección natural, y no por el uso o desusos de determinados miembros o características de las especies.

Es decir, según Darwin, aparecían ciertas pequeñas modificaciones en los seres vivos de forma aleatoria y azarosa; si estas modificaciones daba la casualidad de que eran más adaptativas (aptas) que otras para el ser vivo en ese determinado ambiente, sobrevivirían y se transmitirían de generación en generación. Es decir, aquello que nos permite sobrevivir, se transmite.

A día de hoy, la selección natural sigue siendo aceptada por la comunidad científica, y explica el origen de la evolución de las especies. Así, la teoría de Lamarck fue desbancada en ese momento, y actualmente rechazada.

Similitudes entre las dos teorías

Sin embargo, aunque la teoría de Lamarck y la teoría de Darwin difieren en su explicación central de la evolución, sí comparten un punto en común: ambas teorías afirman que las características se transmiten de generación en generación (de los progenitores a sus descendientes), y que estas van mejorando con el tiempo.

Así, la teoría de Lamarck, que actualmente se considera no válida, sí es correcta en el aspecto que comentamos de la transmisión y mejora de las características. Sin embargo, su planteamiento central no era correcto, y es por eso que no se aceptó lo suficientemente en la comunidad científica (y más con la llegada de la teoría de Darwin).

A día de hoy, como decíamos, es la teoría de Darwin la aceptada y la que prevalece; sin embargo, actualmente recibe otro nombre: “Teoría Sintética de la Evolución”.

Referencias bibliográficas

  • Collado, S. (2009). Teoría de la Evolución. Enciclopedia filosófica on line.

  • Fontdevila, A. y Moya, A. (2003). Evolución: origen, adaptación y divergencia de las especies. Síntesis, Madrid.

  • Gutiérrez, A. (2004). La evolución en el aula: una síntesis reduccionista. Revista Investigación en la Escuela, 52, 45-55.

  • Lessa, E.P. (1996). Darwin vs Lamarck. Cuadernos de Marcha.

Laura Ruiz Mitjana (Barcelona, 1993) es graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Se especializó en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil y es redactora de contenidos de psicología y neurociencias en portales como MedSalud y Psicología y Mente.