6 ejercicios para brazos: tonifica los brazos flácidos en casa

4 months ago

Paz Beltrán

Te presentamos 6 ejercicios para brazos que puedes hacer en casa, con una rutina de ejercicios para adelgazar y tonificar los brazos flácidos rápidamente.

Estos ejercicios te permitirán mantener los brazos tonificados y en forma.
Estos ejercicios te permitirán mantener los brazos tonificados y en forma. Fuente: Pexels

No hay mujer que no se haya quejado alguna vez por ese movimiento que se da en el brazo cuando decimos adiós con la mano y hace que los brazos se nos vean flácidos. Lo cierto es que a menos que seas una amante del fitness, esto nos pasa a todas las mujeres y no es motivo para sentirnos menos hermosas, porque nada más lejos de la realidad.

Sin embargo, nuestro cuerpo está hecho para moverse y, si queremos mantenernos bien en forma, no debemos descuidar los brazos, especialmente si tenemos los brazos flácidos y nos causan molestia. Para ello te recomendamos estos 6 ejercicios para brazos que puedes hacer en casa, con una rutina de ejercicios que te ayudará a mantenerlos sanos, fuertes y bellos.

6 ejercicios para adelgazar y tonificar brazos flácidos

Con esta rutina de ejercicios para adelgazar y tonificar brazos que hemos hecho para ti, tus brazos van a empezar a verse más firmes, torneados y tonificados. Y lo más importante, los pondrás en movimiento para que no solo tus brazos sino que todo tu cuerpo se mantenga sano y saludable.

Los ejercicios para brazos que te recomendamos aquí son para trabajar principalmente los tríceps y bíceps, pues estos músculos son los que más te van a ayudar a tonificar los brazos y eliminar la flacidez que notas cuando los mueves.

1. Empecemos por un ligero estiramiento

Antes de empezar cualquier rutina de ejercicios es importante que realices ejercicios para brazos que sean de calentamiento o de estiramiento, así evitarás lesiones y la aparición de dolorosas agujetas.

El ejercicio para brazos que debes hacer para calentar es muy simple. Ponte de pie con las piernas abiertas a la altura de la cadera y con la espalda recta. Cuando estés en la posición adecuada, sube uno de los brazos flexionando ligeramente el codo por encima de la cabeza y estira con la ayuda del otro brazo. Cuenta hasta 8 y luego cambia de brazo y repite esta acción hasta completar 3 series por brazo.

2. Extensión de tríceps con mancuerna

Para hacer este ejercicio para brazos necesitas una mancuerna (o pesa) del peso suficiente para trabajar los músculos sin fatigarlos. Si no tienes una mancuerna, puedes utilizar una botella de agua o una lata de alimentos que tenga el peso adecuado y puedas agarrar fácilmente con las dos manos.

Este ejercicio para brazos se hace de la siguiente manera: párate en posición de sentadilla, con las piernas abiertas a la altura de la cadera, la espalda recta y las rodillas ligeramente flexionadas.

Luego, lleva los brazos por detrás de la cabeza mientras sostienen la mancuerna, a continuación estira los brazos completamente y vuelve a la posición flexionada sin que tus manos superen un ángulo de 90º en los codos. Haz 10 repeticiones de este ejercicio por cada serie, realizando en total 3 series. Este es uno de los ejercicios para tonificar los brazos flácidos más efectivos.

Tip: También puedes hacer este ejercicio sentada, apoyando los pies firmes en el piso y con la espalda recta.

3. Flexiones inversas con la ayuda de una silla

El siguiente ejercicio para brazos que vas a hacer en tu rutina son las flexiones inversas, y para ello necesitas una silla, una mesa baja o un banco en el que puedas apoyarte.

Ubícate de espaldas a la silla y apoya tus manos en ella, fijate que tus dedos estén mirando hacia el frente como tí y no hacia el respaldo de la silla. Ahora, baja tu cadera flexionando las piernas hasta que queden en un ángulo de 90º: esta es la posición de inicio. A continuación, baja la cadera con una inhalación hasta casi tocar el piso y vuelve con la exhalación a la posición de inicio. Haz 3 series de 10 repeticiones cada una.

4. Elevación lateral de hombros

Para este ejercicio también necesitas 2 mancuernas o dos botellas de agua fáciles de agarrar y del mismo peso.

Este ejercicio para brazos debes hacerlo de pie, con las piernas ligeramente abiertas y las rodillas un poco flexionadas. Toma una mancuerna en cada mano y desde esta posición inicial levanta lateralmente los brazos, manteniéndolos casi estirados durante el recorrido hasta la altura de los hombros. Luego baja lentamente.

Haz 3 series de 10 repeticiones cada una. Este ejercicio te ayudará tanto a tonificar como adelgazar los brazos flácidos.

5. Flexiones de frente apoyada en un banco

Con este ejercicio para brazos vas a trabajar muy bien los tríceps y tonificar los brazos flácidos. Tan solo necesitas un banco en el que puedas apoyarte o un escalón alto. Harás 3 series de 10 repeticiones cada una de este ejercicio.

Apoya tus manos en el banco o escalón al ancho de tus hombros. Estira tu cuerpo y fíjate que tus piernas estén completamente rectas como posición de inicio. Ahora, empieza a bajar el dorso hacia el banco, doblando los brazos y sin dejar que los codos se abran hacia los lados, sino hacia atrás, y manteniendo tus piernas rectas. Luego regresa a la posición inicial con la inhalación.

Si aún no puedes controlar las piernas, puedes empezar apoyando las rodillas y, cuando tengas más experiencia con el ejercicio, vuele a elevarlas.

6. Plank o plancha

Para terminar tu rutina de ejercicios para brazos, vamos a incluir la plancha. De esta manera no solo terminarás de adelgazar y tonificar tus brazos, sino que vas a complementar el trabajo de tonificación con los hombros, abdomen, glúteos y piernas.

Estira tu cuerpo boca abajo sobre el piso. Ahora apoya las puntas de los pies y eleva el cuerpo sin levantar demasiado la cadera, dejando apoyadas las manos y los antebrazos. Si te miras en un espejo, tu cuerpo se debe ver completamente recto, como una plancha. Aguanta el cuerpo elevado durante 8 o 10 segundos y luego descansa. Haz 3 repeticiones de este ejercicio.

Cuando vayas adquiriendo más resistencia con cada uno de los ejercicios, aumenta la cantidad de repeticiones o segundos de sostenimiento, y no olvides que la constancia es lo más importante. Al finalizar tu rutina, no olvides hacer nuevamente el ejercicio de estiramiento para evitar lesiones y agujetas fuertes.

Paz Beltrán