6 ejercicios definitivos para tener un culo respingón

11 months ago

Carlota Serrano

Si crees que tienes el culo plano y te gustaría resaltarlo un poco, estos ejercicios pueden ayudarte.

6 ejercicios definitivos para tener un culo respingón

Cuando al mirarte en el espejo no notas transición alguna entre la parte baja de tu espalda y tu muslo, es porque tienes culo carpeta (vamos, totalmente plano).

Si necesitas un poco de ayuda para mejorar el aspecto de esta zona, tranquila, porque te hemos preparado una serie de ejercicios para tener un culo respingón con el que desvanecer todo rastro de complejos.

¿Comenzamos?

6 ejercicios definitivos para tener un culo respingón

Eso sí, para notar los efectos, tienes que ser muy constante realizándolos.

1. Sentadillas

Esta secuencia es un must entre los ejercicios para tener un culo respingón que no puedes dejar de practicar si lo que quieres es presumir de retaguardia.

Así que sitúate en vertical con los pies separados a la misma distancia que el ancho de tus caderas. Ahora, manteniendo tu espalda recta, desciende lentamente todo lo que puedas (como si quisieras sentarte en el suelo), flexionando tus rodillas de tal forma que no se adelanten más allá de la punta de tus pies.

El máximo descenso que deberás hacer será el que te permita volver a subir hasta recobrar la posición inicial sin necesidad de apoyarte ni llegar a perder el equilibrio al ascender. Repite este movimiento 20 veces.

2. Puente

Túmbate ahora bocarriba, con el cuerpo completamente estirado, así como tus brazos. Ahora flexiona un poco tus rodillas de tal forma que las plantas de tus pies sigan pegadas al suelo pero te permitan apoyarte bien en ellas a la hora de elevarte.

Desde esta posición, sube lentamente tus caderas mientras contraes los glúteos al hacerlo y, cuando tus muslos y tu torso formen juntos una línea recta, mantén esa posición de forma estática durante 20 segundos.

Transcurrido ese tiempo, desciende lentamente hasta conseguir recuperar la posición inicial de partida. Haz un total de 3 secuencias seguidas de este ejercicio para poder lucir unos glúteos respingones.

3. Zancadas

Volvemos a estar de pie para la posición de partida y colocaremos las manos sobre nuestras caderas. Daremos un paso largo al frente y flexionaremos la rodilla hasta que la pantorrilla y el muslo formen un ángulo recto.

Después retrocederemos a la posición anterior como si hiciéramos un rebobinado del anterior movimiento. Repetiremos con la misma pierna 10 veces y luego cambiaremos para realizar este mismo ejercicio con la otra.

4. Estocadas

Colócate erguida con las manos apoyadas en tu cintura, y ahora da un paso largo hacia el frente doblando la rodilla de esa pierna hasta formar un ángulo de noventa grados, a la misma vez que la otra rodilla (la correspondiente al pie que se quedó atrás) toca el suelo.

Ahora alterna esa posición con la de subir hasta quedar con ambas piernas completamente estiradas. Sube y baja de forma repetida un total de 10 veces con cada pierna y estarás haciendo uno de los mejores ejercicios para tener un culo respingón que pueda haber.

5. Elevación de una pierna con peso muerto (Single leg deadlift)

Es curioso cómo una posición tan estática te permite trabajar de forma tan efectiva tus glúteos, razón por la cual se convierte en uno de los imprescindibles entre los ejercicios para tener un culo respingón que debes practicar con regularidad.

Para ello, recurre a un par de mancuernas cuyo peso sea suficiente como para notarlo y a la vez te resulte cómodo de sostener en cada mano, ya que sólo tendrás que mantenerlo en peso muerto (es decir, sin necesidad de elevarlo).

Colócate de pie con una pesa en cada mano y sostenlas como si fueran un peso muerto que cuelga de ambas. Ahora inclínate hacia delante con tu torso  sin perder la rectitud de tu espalda y cuello, mientras levantas una de las piernas hacia atrás (alineándola con la espalda) y sólo te apoyas en la otra, sobre la que mantendrás el equilibrio.

Tus brazos deben de seguir manteniendo la verticalidad mientras sujetas las mancuernas como un peso muerto que cuelga de ellos, y tú has de procurar mantener la postura lo más horizontalmente posible durante 20 segundos. Transcurrido ese tiempo recupera la posición original con cuidado y repite ahora con la otra pierna.

Sólo con el trabajo de tu cuerpo para conseguir mantener la posición ya es suficiente para fortalecer los músculos que dan la forma redondeada a tus glúteos y que con la práctica regular conseguirán verse más potenciados.

6. Elevación lateral de piernas

Ahora ponte a gatas sobre el suelo o colchoneta, pero apóyate sobre tus antebrazos, no sobre tus manos, y mantén recta tu columna desde tu cabeza hasta tus caderas.

Ahora disponte a elevar lateralmente tu pierna, pero manteniéndola flexionada y hasta que la rodilla alcance la altura de la cadera. Bájala y repite esta secuencia 10 veces con cada una de las piernas.

Y hasta aquí nuestra propuesta de ejercicios para tener un culo respingón en poco tiempo, aunque eso sí, de lo constante que seas dependerán los resultados. Márcate un reto y consíguelo día a día. ¡Ánimo!

Carlota Serrano