Las 12 razones para hacer ejercicio y todos sus beneficios

En este artículo entenderemos porque las personas que realizan actividad física a diario están tan enganchadas.
Las 12 razones para hacer ejercicio y todos sus beneficios

Hay personas que se ejercitan físicamente ejercicio como parte de su rutina diaria. La mayoría de deportistas dicen que hacen ejercicio les sienta muy bien y que no sabrían vivir sin esta actividad.

En la otra cara de la moneda están las personas que al pensar en la idea de hacer ejercicio les viene una pereza enorme y se sienten cansadas antes de empezar. Pero, ¿por qué?

En este artículo esta y muchas otras preguntas acerca de la actividad física van a ser respondidas. Asimismo, vamos a ver cuáles son las mejores razones para hacer ejercicio y conoceremos todos sus beneficios.

Tal vez quieras leer: "Pilates: qué es, sus 6 principios, los tipos que hay y sus beneficios"

Los 12 mejores motivos para realizar actividad física

Hay muchas razones para hacer ejercicio de forma regular. Muchas personas que no practican ningún tipo de actividad física, e incluso la mayoría que sí, desconocen muchos de los buenos motivos que hay.

Seguidamente veremos las razones más importantes para realizar actividad física, y nos daremos cuenta de algo; no solamente existen grandes propiedades y beneficios del ejercicio en base a la salud física.

1. Mejora la salud

Esta razón debía estar en el primer lugar. Realizar ejercicio de forma regular previene y retarda muy significativamente el desarrollo de todo tipo de enfermedades. Destacamos las enfermedades de carácter vascular, la diabetes y algunos tipos de cáncer. Además, retarda el envejecimiento.

Lo que también es relevante es que no solamente se trata de una mejora de la salud a nivel físico. Realizar deporte mejora nuestra calidad de vida a muchos niveles, como por ejemplo a nivel social si realizamos deporte con otras personas. A continuación veremos también muy buenas razones a nivel psicológico.

2. Mejora el humor

Hacer ejercicio es una manera excelente de conseguir mejorar nuestro humor. Se ha demostrado que cuando realizamos ejercicio, y durante las horas posteriores, en nuestro cerebro se segregan una serie de sustancias que nos dan sensación de placer. Esto nos hace sentir más felices e interaccionamos mejor con nuestros allegados.

3. Ayuda a gestionar el estrés

Se ha demostrado que realizar actividad física también ayuda a gestionar el estrés. Quienes practican actividad física de forma regular conocen muy bien este buen motivo, pues si no hacen ejercicio se notan más irritables. Tener un espacio para dedicarlo a nuestro cuerpo y mente es muy beneficioso. Permite que desconectemos de las demandas de nuestro día a día y sigamos con energías renovadas.

4. Solamente necesitamos 20 minutos

Se ha demostrado que con solamente caminar 20 minutos podemos disfrutar de una gran cantidad de beneficios para nuestro cuerpo. Solamente es necesario que sea de forma seguida, pues pasado este tiempo nuestro cuerpo activa el metabolismo para quemar grasas.

Que solamente sean necesarios 20 minutos de cualquier actividad hace que haya mucha flexibilidad. Permite adaptar mucho la actividad física según nuestra disponibilidad de tiempo efectivo y capacidad física.

5. Puedes escoger la actividad, ¡eres libre!

Existen muchísimas maneras de hacer ejercicio, y no es que tengamos que escoger una en específico. Tenemos la posibilidad de realizar la actividad física que más nos plazca o que más se adapte a nuestra situación personal. Todo ejercicio es bueno para dar salud a nuestro cuerpo.

Caminar, ir en bicicleta, correr, nadar o bailar son algunas que podemos hacer de forma individual, si bien también existen otras opciones como practicar deporte de equipo

6. ¡Es gratis!

Sí, hacer ejercicio es gratis en muchos casos. Y en otros tantos casi gratis. Hay muchos runners que se han aficionado a correr porque no están sujetos a nada, y esto incluye gastos económicos. Bueno, solamente las zapatillas deportivas (a no ser que se quiera correr descalzo, una modalidad que está ganando enteros en los últimos tiempos).

7. Mejora la memoria y la capacidad de razonamiento

Los beneficios que obtiene nuestro cerebro representa otra de las buenas razones para hacer ejercicio. Mediante experimentos realizados en personas mayores de 60 años, se ha constatado que quienes realizan ejercicio durante 6 meses obtienen mejores resultados en diferentes pruebas cognitivas. La evidencia científica demuestra que la actividad física es buena para preservar y mejorar nuestra psique.

8. Ser sedentario sale caro (a nivel de salud y a nivel económico)

Muchas personas que no realizan actividad física sienten pereza, y pueden llegar a buscar excusas como que apuntarse a un gimnasio es caro. Ya hemos visto que existen fantásticas maneras de realizar ejercicio sin tener que pagar.

Pero es que, además, el sedentarismo también tiene un coste económico. No hacer ejercicio está asociado a más visitas al médico, ingresos hospitalarios y uso de fármacos para varias enfermedades.

9. Combate el exceso de peso y la obesidad

Realizar deporte nos ayuda a quemar calorías que de otra forma podríamos ir acumulando en forma de grasa en nuestro cuerpo. Sabemos que para mantener la figura es imprescindible hacer ejercicio. Sin embargo, hemos de tener en cuenta que el exceso de peso y la obesidad están asociados al desarrollo de enfermedades cardiovasculares y diabetes. También se asocian tasas de mortalidad más elevadas en muchos tipos de cáncer.

10. Fortalece los huesos

La industria alimentaria nos ha bombardeado durante generaciones en sus campañas de márketing contra la osteoporosis. Su solución, claro, es tomar mucho lácteo para asegurar que hay calcio en nuestros huesos.

Bueno, pues hacer ejercicio es un factor de protección mucho mayor que tomar lácteos para luchar contra la osteoporosis. El ejercicio físico aumenta y ayuda a mantener la masa ósea, y es que tanto músculos como huesos se vuelven más fuertes para soportar más peso de lo normal.

11. Mejora nuestras aptitudes físicas

Realizando ejercicio aumentamos nuestra fuerza, resistencia, equilibrio y flexibilidad. Por ejemplo, si realizamos actividad física no nos sentiremos tan cansados a la hora de bajar y subir escaleras, O nuestro ritmo cardíaco no se alterará tanto cuando carguemos las bolsas de la compra.

En la tercera edad este motivo resulta especialmente importante. Por ejemplo, el equilibrio previene de caídas, mientras que la flexibilidad ayuda a realizar tareas diarias como atar los cordones de los zapatos.

12. Da energía

Planteamos en la introducción del artículo que hay muchas personas que no entienden a las personas que hacen deporte a diario. No entienden cómo hay personas que tienen el coraje de salir a la calle e ir a practicar ejercicio en vez de quedarse en el sofá.

Para alguien sedentario, la idea de practicar algún tipo de actividad física le viene muy cuesta arriba. Pero quienes hacen ejercicio saben, de forma más o menos consciente, todo lo que hemos comentado hasta ahora.

A pesar de lo ilógico que pueda parecer en un primer momento, una persona que “se haya cansado” haciendo deporte luego tendrá una actitud más vital. Realizar actividad física da energía extra y por lo tanto calidad de vida. Esta es la razón principal por la que los deportistas no dudan a la hora de enfundarse las zapatillas deportivas o el gorro de baño.

Referencias bibliográficas

  • Folkins, C.H. y Sime, W.E. (1981). Physical fitness training and mental health. American Psychologist, 36 (4), 373-389.

  • Márquez Sara, (1995). Beneficios Psicológicos de la Actividad Física. Rev. De Psicol. Gral. y Aplic., 48 (1), 185-206.

  • Taylor, C.B., Sallis, J.F. y Needle, R. (1985). The relation of physical activity and exercise to mental health. Public Health Rep, 100 (2), 195–202.

Dolores Agüero

Dolores Agüero

Nutricionista

Dolores Agüero (Valencia, 1988) es graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Valencia. Es Máster en Nutrición y Salud, esta vez por la Universitat Oberta de Catalunya. Posee distintos cursos de posgrado sobre Trastornos de la alimentación, Diabetes y Dietética aplicada.