Blanquear ropa: 10 trucos y consejos caseros efectivos

hace 4 meses

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Además de lavar con cloro, existen otros trucos muy eficientes para mantener la ropa blanca realmente blanca.

Blanquear ropa: 10 trucos y consejos caseros efectivos

Con el paso del tiempo la ropa blanca puede perder su resplandor. Después de haberse lavado muchas veces es común que se vaya tornando opaca o amarillenta. De hecho, para algunas personas es algo frustrante cuando sábanas, manteles, encajes o bonitas prendas de vestir comienzan a perder su color blanco impoluto.

Existen muchos trucos y consejos efectivos para blanquear la ropa. Si bien el lavado repetido y el cloro pueden dañar los tejidos, aplicar estos trucos es un remedio que vale la pena aplicar incluso antes de que comiencen a ponerse amarillas si bien hay que considerar el remedio según el tipo de tela que se va a blanquear.

10 trucos y consejos caseros efectivos

Para blanquear la ropa hay diferentes trucos casero y consejos de lo más efectivos. Lo mejor para mantener más tiempo el blanco de las telas es que desde las primeras lavadas se aplique alguno de los trucos de esta lista.

También hay que tener cuidado de no usar un desodorante que manche o de aplicar el perfume directamente sobre la ropa blanca. Este tipo de productos penetran profundamente y dejan manchas, las cuales son difíciles de hacer desaparecer. A continuación la lista con trucos para blanquear la ropa.

1. Vinagre

El vinagre es efectivo para combatir las manchas amarillas en la ropa blanca. Para este truco hay que remojar la prenda en ½ taza de vinagre y 1 litro de agua. Posteriormente lavar normalmente.

Para quitar una mancha amarilla hay que aplicar el vinagre blanco directamente en la mancha. Luego se deja en remojo durante 40 minutos para luego lavar con jabón de forma normal. Este truco es efectivo para las manchas recientes de sudor. Además, el vinagre sirve como suavizante de los tejidos.

2. Limón y agua hirviendo

El limón es un blanqueador natural de gran eficiencia. Hay muchas formas de usar el limón para blanquear la ropa dependiendo del tipo de tejido. Mezclar limón con agua hirviendo es excelente para ropa blanca que se empieza ver amarillenta o gris

Hay que añadir rodajas de limón en agua hirviendo, mezclar un poco y esperar 5 minutos. Después ya se puede sumergir la ropa blanca por durante media hora. Finalmente hay que lavar de forma normal la ropa y dejar y secar al sol.

3. Leche

La leche es un blanqueador natural efectivo para prendas desgastadas. Este alimento puede ser muy útil para prendas viejas que han estado almacenadas. La ropa que se ha tornado amarillenta o gris puede recobrar una segunda oportunidad con este producto.

Para realizar este truco hay que dejar remojando la prenda en leche fría durante al menos 40 minutos. Después hay que lavar de forma ordinaria la ropa. Otra ventaja de este truco es que la leche penetra y revitaliza los tejidos. Con esto se consigue una textura suave para las prendas, ideal para manteles y sábanas.

4. Bicarbonato de sodio

Añadir bicarbonato de sodio al lavado normal es otra gran solución. Este compuesto ayuda a mantener la ropa blanca y es que no es solamente un blanqueador natural; el a potencializar los efectos del jabón. Lo hace gracias a que neutraliza la cal que hay en el agua.

De este modo, y aunque no sirve permite quitar manchas, el bicarbonato se puede añadir cuando se realiza un lavado normal. Evita que la ropa blanca se vaya volviendo amarillenta, y una cucharada sopera es suficiente para ve su efecto potencializador.

5. Agua oxigenada

Para blanquear prendas de lana el agua oxigenada es la mejor opción. Lavar y blanquear lana requiere de mucho cuidado para no dañar y encoger la tela. Si la lavadora tiene un ciclo especial para este tipo de telas, basta con añadir el agua oxigenada al compartimento de lejía.

Si se va a lavar a mano entonces hay que lavar con el jabón habitual y al final añadir el agua oxigenada, dejando remojar un poco antes de enjuagar. Hay que secar preferentemente de forma horizontal.

6. Limones

Añadir limones dentro de la lavadora es otro truco para mantener la ropa blanca. Además de servir para quitar manchas, los limones pueden usarse para evitar que la ropa blanca llegue a ponerse amarillenta.

Para esto hay que añadir un limón partido por la mitad dentro de la lavadora y lavar de forma normal. También se puede meter dentro de un calcetín, cortarlo en rodajas o usar el jugo de 5 limones en el compartimento para el jabón.

7. Bicarbonato de sodio y limón

La mezcla de bicarbonato de sodio y con limón es útil para las prendas de algodón. Para usar estos ingredientes se deben mezclar el bicarbonato de sodio y el limón hasta formar una pasta. Se aplica directamente sobre las manchas amarillas como en las axilas.

Se puede dejar actuar durante unos 20 minutos para después lavar de forma normal. También se puede usar en otros textiles que no sean de algodón, pero su efecto es más efectivo sobre prendas de este tejido.

8. Agua de huevos cocidos

Usar el agua de los huevos cocidos es ideal para prendas blancas que tienen algo de color. Para este truco hay que poner a hervir los huevos y utilizar el agua resultante para remojar las prendas. El agua debe estar caliente aún.

Otra forma de utilizarlo es cuando las prendas blancas se han manchado del color de otra prenda al momento de lavar. Para esto hay que hervir las cáscaras del huevo y sumergir en esa agua la prenda manchada.

9. Agua oxigenada y amoníaco

Mezclar agua oxigenada y amoníaco resulta ser una combinación muy blanqueadora. Este truco no se recomienda para prendas delicadas. Además conviene usar guantes, pues la mezcla puede resultar un tanto fuerte para la piel.

Hay que remojar la ropa en suficiente agua y añadir ¼ de taza de agua oxigenada con 4 gotas de amoníaco. Luego se deja reposar durante 10 o 15 minutos para finalente lavar de forma ordinaria. Si la prenda no es delicada puede añadirse la mezcla de agua oxigenada y amoniaco directamente en las manchas.

10. El sol

Exponer las prendas blancas al sol es un remedio eficiente para blanquear. Los rayos UV que emite el sol permiten eliminar la zona amarillenta o gris de la ropa blanca, así como disimular bien las manchas.

Cuando se quieren eliminar manchas se puede añadir un poco de limón directamente en la zona afectada y dejar la prenda expuesta en el sol durante unos 30 minutos. También se recomienda untar con jabón de pasta toda la prenda y dejarla al sol un buen tiempo antes de lavarla normalmente.

Referencias bibiográficas

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Comunicóloga