Las 10 mejores canciones de cuna para tu bebé

1 month ago

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Para que un bebé duerma plácidamente no hay nada como una tierna canción cantada por su madre.

Canciones de cuna

Las canciones de cuna son muy útiles para ayuda a un bebé a dormir. Además, cantarle canciones de cuna a un bebé está ligada a muchos aspectos emocionales, artísticos, físicos y hasta culturales.

Sin embargo, quizá lo más importante de una canción de cuna es que establece un gran vínculo entre los padres y el bebé. En este artículo se muestran las mejores canciones de cuna para tu bebé y las razones por las que es buena idea cantarlas.

¿Por qué cantamos canciones de cuna?

Las canciones de cuna han acompañado la historia de la humanidad. Se tiene el primer registro de nanas en el siglo XVIII, tratándose de la más famosa a nivel mundial. Es la de Johannes Brahms, que aún a día de hoy se canta con variaciones en la letra según el país.

De todos modos, la realidad es que existen desde hace mucho más tiempo. Estas canciones surgieron en la cotidianidad de la crianza y fueron transmitidas oralmente durante generaciones.

Se trata de una de las herramientas más poderosas ante el llanto de un recién nacido. La voz de la madre es el más familiar de todos los sonidos mientras estuvo en el vientre. La nana permite que la voz sea tranquila, profunda y cercana.

Así, cuando el bebé comienza a llorar la madre tiene este recurso para calmarlo. La música siempre ha acompañado al ser humano, por lo que no es de extrañar que de forma natural la voz haya adquirido esta función. Se ha usado durante milenios para ayudar a tranquilizar y a permitir el sueño de millones de bebés.

Las 10 mejores canciones de cuna para tu bebé

Las nanas son a veces las primeras canciones que escuchan los bebés. La melodía y la voz de la madre o del padre se combinan para conseguir un efecto tranquilizador pero también con un fuerte componente emocional

Es ideal cantarla en el momento en el que el bebé tenga que ir a dormir. Sin embargo, también puede cantarse en otros momentos para crear una atmósfera tranquila y agradable. Se consigue así relajar al pequeño o a la pequeña, y es que la música tiene un efecto poderoso en el ser humano desde que se es un bebé.

1. Arroró mi niño

Arroró mi niño es una de las canciones de cuna más conocidas. En muchos países de habla hispana se canta esta nana. Aunque tiene algunas variantes en la letra el ritmo es siempre el mismo.

Arroró mi niño

Arroró mi amor

Arroró pedazo

De mi corazón

Este niño lindo

Que nació de día

Quiere que lo lleven

A la dulcería

Duérmete mi niño

Duérmete mi amor

Duérmente pedazo

De mi corazón

Este niño lindo

Que nació de noche

Quiere que lo lleven

A pasear en coche

2. Duérmete niño

Duérmete niño es una canción de cuna corta, muy famosa y fácil de aprender. Aunque a decir verdad la letra no es muy tierna, cantarla con la voz baja y a un ritmo lento funciona para calmar al bebé.

Duérmete niño

Duérmete ya

Que viene el coco

Y te comerá

Duérmente niño

Duérmete ya

Que viene el coco

Y te llevará

3. Estrellita dónde estás

Estrellita dónde estás es una tierna canción de cuna. Tiene un ritmo ligeramente más acelerado que la nana tradicional. Por esta razón es ideal para cantarla también en cualquier hora del día.

¿Estrellita dónde estás?

Me pregunto quién serás

En el cielo y en el mar

Un diamante de verdad.

4. La niña tiene sueño

Cantar La niña tiene sueño logra calmar a cualquier bebé. Esta es otra nana muy corta y fácil de aprender. No importa repetir incontables veces el párrafo, el efecto relajante está en el tono y la voz suave.

Esta niña tiene sueño

Tiene ganas de dormir

Tiene un ojito cerrado

El otro no lo puede abrir

5. Calla pequeño

Calla pequeño está llena de fantasía para que los pequeños echen a volar su imaginación. Es más que la mayoría de canciones de cuna y tiene una letra muy bonita.

Calla pequeño, no digas más

Que la noche es bella y te dormirá

En tus sueños tu verás

Un cometa azul te llevará

Por el cielo volarás

Y una linda estrella te cantará

En la luna de papel

Tu cabalgas en un gran corcel

En una nube regresarás

Y en un pequeño barco te subirás

En el mar cuando navegues

Te arrullarán las olas y los peces

En tus sueños volarás

En un lindo mundo que visitarás

Y al despertar como una flor

Serás lo más bello, mi pequeño amor

6. A dormir

A dormir se canta con un tono y un ritmo muy relajante para acompañar el sueño del bebé. Es otra de las canciones de cuna con una letra muy sencilla que puede aprenderse fácilmente.

A dormir, a dormir

A dormir mi bebito

Que tus sueños sean siempre

De amor, cariño y paz

A dormir mi bebé,

Que los ángeles van

A cantarte y cuidarte

Para que duermas en paz

7. Arriba en el cielo

Arriba en el cielo es una canción derivada de duérmete niño. Debido a la tradición oral de las canciones de cuna existen algunas variaciones en la letra o en el ritmo.

Arriba en el cielo

Hay una ventana

Por donde se asoma

Señora Santa Ana

Arriba en el cielo

Hay un agujero

Por donde se asoman

Narices de cuero

Duérmase mi niño

Duérmaseme ya

Porque viene el coco

Y se lo comerá

8. Calla mi vida

Calla mi vida es una tierna canción de cuna con una melodía muy relajante. Las canciones de cuna también ayudan a calmar al bebé y no solo cuando es hora de dormir.

Calla mi vida

No hay que llorar

Duerme y sueña feliz

Siempre tú debes

Mi arrullo llevar

Así yo estaré junto a ti

9. Duerme ya

Duerme ya es una canción de cuna adaptada a la clásica canción de cuna. La de Johannes Brahms es quizá la nana más conocida en el mundo, y ésta es una de las versiones de su letra.

Duerme ya, dulce bien

Mi capullo de nardo

Despacito duérmete

Como la abeja en la flor

Duerme ya, dulce bien

Duerme ya, dulce amor

Dulces sueños tendrás

Al oír mi canción

10. Ea la nana

Ea la nana es una canción de cuna no tan conocida pero original. Otra nana hermosa para dormir al bebé con una letra algo más larga de lo habitual.

Pajarito que cantas en la laguna

No despiertes al niño que está en la cuna

Ea la nana, ea la nana

Duérmete lucerito de la mañana

A dormir va la rosa de los rosales

A dormir va mi niño porque ya es tarde

Ea la nana, ea la nana

Duérmete lucerito de la mañana

Pajarito que cantas junto a la fuente

Cállate que mi niño no se despierte

Ea la nana, ea la nana

Duérmete lucerito de la mañana

¿Qué efectos tiene la canción de cuna en el bebé?

Cuando el bebé ha escuchado música desde el vientre en un ambiente tranquilo y de calma, asocia rápidamente los ritmos lentos con un estado de paz que le ayudan a tranquilizarse. Una nana es eficaz en general, pero también si se encuentra angustiado o en un estado alterado.

El efecto de la voz es poderoso, y es que ayuda a que el bebé duerma y consolida el vínculo afectivo. Lo mejor es que la canción de cuna sea cantada por la madre o por quien lo cuida. Esto es mucho mejor a poner una canción a reproducir sin más.

Una nana también hace que el bebé pare el llanto si no es que tiene hambre o algún tipo de dolor. Es importante atender ese llanto desde la calma y la paciencia. Si se debe al cansancio o al miedo o angustia, una canción de cuna es el aliado perfecto para calmarlo.

Un bebé que llora expresa una necesidad que puede satisfacerse con una canción de cuna. Cantar una nana fortale el vínculo entre la madre y el bebé, y además puede ser de gran ayuda para que el bebé esté tranquilo y pueda dormirse.

Cantarle a un bebé favorece el desarrollo del lenguaje y las habilidades sociales. De hecho también logra transmitirle seguridad y confianza al tener una herramienta afectiva que está directamente relacionada con sus padres.

Los beneficios de cantarle canciones de cuna a un bebé son muchos, y ayudan a establecer este vínculo especial entre madre o padre e hijo que dura toda la vida.

Referencias bibliográficas

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Comunicóloga