Cómo ahorrar agua en casa (con 12 trucos eficientes)

¿Necesitas reducir el gasto de agua en tu hogar? Te damos consejos útiles para ahorrar en su consumo.
Economizar el uso del agua ayudará al planeta y a nuestros bolsillos.
Economizar el uso del agua ayudará al planeta y a nuestros bolsillos. | Pexels

Es posible que el tan nombrado calentamiento global y sus estragos nos esté haciendo preguntar lo que podemos aportar nosotras para mejorar las condiciones del cambio climático y, por ejemplo, cómo cuidar mejor los recursos naturales o cómo ahorrar agua en nuestras casas.  

Hoy por hoy, vemos que ciudades como Cape Town en Sudáfrica están a días de llegar al “día cero” en el que se habrá terminado el agua dulce, debido a la sequía de sus ríos y reservas naturales de agua. En este artículo te enseñamos cómo ahorrar agua en casa, para ayudar a nuestro planeta y poder bajar el coste de la factura del agua.

¿Cómo ahorrar agua en casa?

Hay cosas sencillas que puedes cambiar en tus hábitos y rutinas que no te costarán nada, pero que en cambio van a contribuir en el ahorro de agua y a reducir la factura a final de mes. Además, cada pequeño aporte de todas nosotras es una gran contribución para cuidar los recursos naturales del planeta. Por esto, aprende cómo ahorrar agua en casa fácilmente con estos consejos que tenemos preparados para ti.


1.  Date una ducha de forma eficiente

En el baño es donde más desperdiciamos agua. Si utilizas bañera en lugar de ducha, cambia a esta última, pues con la bañera utilizas 150 litros de agua de más. Ahora bien, cuando estés en la ducha, cierra la llave mientras te estás poniendo el champú, el jabón o lo que sea que te apliques. Son pequeños momentos que sumados, logran grandes resultados.

A muchas de nosotras nos gusta a veces abrir la llave y esperar a que el agua se caliente para ahí si entrar a la ducha. ¿Cómo ahorrar agua sin tener que congelarnos? Puedes empezar por calcular los segundos que tarda en calentarse el agua y no pasarte de ese tiempo para meterte en la ducha.

Un truco muy útil para ahorrar agua es recoger en un cubo o una garrafa el agua fría, que más adelante podrás utilizar, por ejemplo, para regar las plantas, para fregar los platos o para limpiar el suelo.

2. Elige productos que contaminen menos

El cómo ahorrar agua está en las pequeñas elecciones, por ejemplo, sobre los productos que utilizas. En este sentido uno de los cambios que puedes hacer es dejar de utilizar gel de ducha y reemplazarlo por pastillas de jabón. Las hay de miles de aromas e ingredientes diferentes, algunas incluso con un tacto delicioso para la piel y exfoliantes. Las pastillas de jabón son menos fuertes para el agua que el gel de ducha, que contamina más.  

Pero no solo ayudas a ahorrar agua y no contaminar, sino que también reduces el desperdicio de plástico, ya que no estarás tirando envases cada tanto. Además, también vas a ayudar a tu bolsillo ahorrando dinero, pues las pastillas de jabón son más duraderas.

3. Ahorra agua del lavamanos

¿Cómo ahorrar agua del lavamanos? Es tan sencillo como en la ducha. Lo único que tienes que hacer es no dejar el agua corriendo mientras cepillas tus dientes, limpias tu cara o lavas tus manos. Son pequeños momentos en los que el tener la llave del agua cerrada implica muchos menos litros de agua limpia consumidos, y por lo tanto, mucho dinero ahorrado en la factura del agua de final de cada mes.

En la ducha podemos ahorrar agua de muchas formas.
En la ducha podemos ahorrar agua de muchas formas. | Pexels

 

4. Utiliza bien el lavavajillas

Otro de los trucos para ahorrar agua es con el uso adecuado del lavavajillas. Este electrodoméstico es excelente para disminuir las labores de limpieza de la casa usando poca agua, pero si no lo utilizas adecuadamente estarás, por el contrario, desperdiciando agua.

Asegúrate de ir acumulando los utensilios dentro del lavavajillas hasta tenerlo completamente lleno para encenderlo. Es preferible y menos contaminante tener un par de platos o vasos de más a encenderlo medio lleno. Además, ahora casi todos los lavavajillas tienen ciclo de lavado “eco” para economizar el uso del agua. Selecciona preferiblemente este tipo de lavado.


5. Reducir consumo al lavar la ropa

La lavadora consume mucha agua y energía cuando la utilizamos. Cómo ahorrar agua lavando la ropa depende de la manera cómo la utilicemos. Lo que debes hacer es esperar hasta tener suficiente cantidad de ropa sucia para llenar la lavadora, así cada vez que la enciendas le estarás dando un uso eficiente. Si tu lavadora tiene ciclo de lavado “eco”, utilízalo.

Ten en cuenta también que ayudas a ahorrar agua y a disminuir sus niveles de contaminación cuando evitas los excesos de suavizante. Hay quienes piensan que cuanto mayor sea la cantidad de suavizante que utilices, más suaves quedarán las prendas. Pero esto es falso y puede ocurrir exactamente lo contrario. Usa solo la medida justa de suavizante.

Consejo extra: si haces los ciclos de lavado a 30º en lugar de temperaturas más altas, ahorras agua, pero sobre todo mucha energía. Limita el uso de la temperatura a 90º solo para las toallas. Tu ropa realmente no lo necesita.

6. Lava los platos y utensilios de cocina ahorrando 

En el lavado manual de los platos también se puede ahorrar. Es verdad que todos tenemos diferentes maneras de lavar los platos, pero este es uno de los trucos para ahorrar agua que puedes incorporar fácilmente.

Solo tienes que llenar el fregadero o pica de agua hasta la mitad, y poner allí todos los utensilios sucios en lugar de quitar los restos con la llave abierta. Si te animas, puedes incluso enjuagarlos de la misma manera.

Los escapes en el grifo son una fuente importante de gastos en la factura.
Los escapes en el grifo son una fuente importante de gastos en la factura. | Pexels

 

7. Regar las plantas

Si te has preguntado cómo ahorrar agua de otras formas, empezar por el riego de las plantas es una buena opción. Recoge la lluvia en cubos y riega las plantas con ese agua. Incluso puedes utilizar los hielos que han caído al suelo o el exceso de agua que calentaste y nunca tomaste para lo mismo.

En todo caso, hazlo siempre con cubos o regaderas, nunca con manguera. De esta última forma se desperdicia mucha agua y estarás gastando más dinero.

8. Lavar el coche

Sabemos que es necesario lavar el coche cada cierto tiempo, pero lo cierto es que el coche no necesita el mismo tipo de agua que nosotros. Si lo lavas tú misma, no uses la manguera y en su lugar utiliza un solo cubo de agua y un paño, verás que es más que suficiente. Cuando termines, riega el agua sobrante del cubo en las plantas.

Si en cambio lo llevas a lavar en estaciones de servicio, ahora también existen formas eco de lavar el coche. Pregunta por esta opción.

9. Reducir consumo de agua en el lavabo

Los inodoros nuevos tienen un doble sistema de llenado según la descarga; pero los antiguos tienen solamente un sistema de descarga y un tanque de almacenamiento muy grande.

Si este es tu caso, llena una botella con agua (puede ser recolectada de lluvia, con la que limpiaste el coche o de la ducha) y ponla dentro del tanque de agua. Este es uno de los mejores trucos para reducir el consumo de agua, pues lo que hace es que ocupa espacio en el tanque y por lo tanto se llena con una menor cantidad de agua.

Los pequeños gestos son los que nos ayudan a reducir grandes cantidades de agua.
Los pequeños gestos son los que nos ayudan a reducir grandes cantidades de agua. | ©GTRESONLINE

 

10. El inodoro no es una papelera

Cuando tiramos todo el papel que utilizamos en el lavabo hacemos muchas más descargas. Ten en cuenta que cada vez que tiras de la cadena se pierden entre 7 y 12 litros de agua. ¿Cómo ahorrar agua entonces? En lugar del inodoro, tira el papel que utilizas para secarte las manos, por ejemplo, en una papelera en el baño.

11. Sin escapes de agua

Otra forma es asegurándote de que no tengas escapes de agua en tu casa. Muchas veces no nos damos cuenta, y hay tuberías por las que se escapan constantemente gotas de agua o llaves que no cierran perfectamente. Este es el tipo de desperdicio de agua más injustificado y que debemos evitar. Tu factura del agua a final de mes se reducirá y tu bolsillo lo notará.

12. Métodos especializados para reducir gastos

Si te está han gustado estos consejos y quieres ir un paso más allá, muchas agencias de diseño sostenible han sacado excelentes productos al mercado que dan soluciones para ahorrar agua y además se ven muy bien.

Por ejemplo, puedes intentar que el lavamanos esté conectado al tanque de agua del inodoro, para que las descargas se hagan con el agua que utilizaste al lavarte las manos.

Un último consejo. Si quieres darte cuenta de la eficacia de estos consejos sobre cómo ahorrar agua, compara los litros de agua que consumiste en tu factura anterior, con los de la siguiente factura a partir de cuando empezaste a realizar los cambios. Te darás cuenta de su notable mejoría tras aplicar estos sencillos cambios. ¡Por un planeta lleno de vida!



Comentarios

envía el comentario