Cómo enfriar la casa sin aire acondicionado en 9 trucos baratos

4 months ago

Paz Beltrán

Existen formas de enfriar la casa de forma natural y sin tener que recurrir al aire acondicionado. Te enseñamos los trucos más baratos para refrescar el hogar.

Estos trucos refrescarán tu casa de forma barata y eficiente.
Estos trucos refrescarán tu casa de forma barata y eficiente. Fuente: Pixabay

Ha llegado el verano y con él los días más largos, el sol, la playa, las vacaciones y el calor, que en muchas ocasiones puede resultar toda una molestia si tu piso se calienta fácilmente y no cuentas con aire acondicionado.

Si bien no puedes deshacerte del calor por completo (que además en invierno lo vas a extrañar), y tampoco tienes presupuesto para la factura que se infla por el uso del aire acondicionado, te enseñamos cómo enfriar la casa sin aire acondicionado en verano con unos sencillos trucos.

Cómo enfriar la casa de forma natural y sin aire acondicionado

Hay ciertos trucos que puedes poner en práctica para enfriar la casa sin aire acondicionado y que puedas disfrutar de los días del verano manteniendo tu hogar más fresco.

Te darás cuenta que algunos de estos consejos que te damos para enfriar la casa naturalmente consisten en algún que otro cambio y son muy sencillos de poner en práctica. Con estos trucos no te garantizamos una casa fría de invierno mientras afuera estamos a 30º, pero sí una casa naturalmente fresca.

1. La hora de abrir las ventanas

El truco más importante sobre cómo enfriar la casa sin aire acondicionado tiene que ver nada más y nada menos que con las horas en las que abrimos las ventanas. Parece contradictorio, porque si te estás muriendo de calor lo primero que vas a hacer es abrir las ventanas para que entre aire, pero lo cierto es que las ventanas deben permanecer cerradas durante el día.

Lo que sucede es que si las abres en los momentos de mayores temperaturas, el aire caliente entra a tu casa y hace que tus espacios se sientan mucho más calientes. Por eso aprovecha cuando te vayas a trabajar y deja ventanas cerradas, persianas abajo, cortinas cerradas y si tienes toldo, abierto también para que el calor no penetre. Abre las persianas y cortinas por la noche, cuando haya caído el sol.

2. Elige bien tus cortinas

Decídete por tonos claros como el blanco o el hueso, pues estos no absorben luz ni calor; por el contrario, los colores oscuros lo absorben todo. Al mismo tiempo, procura utilizar tejidos ligeros para las cortinas en lugar de tejidos pesados, pues los tejidos pesados también atrapan el calor y lo mantienen en ellos.

3. Moja las cortinas como a la antigua

Uno de los trucos más antiguos para enfriar la casa naturalmente en verano es nada más y nada menos que mojar las cortinas que tienes en las ventanas por las que entra aire. Tan solo tienes que rociar agua con un rociador, para que en el momento en el que el aire pase se refresque y ayude a bajar la temperatura interna.

4. El ventilador sigue siendo tu mejor amigo (con hielo y con sal)

Si tu casa se calienta mucho en verano seguro que ya cuentas con uno de estos maravillosos aparatos: el ventilador. Ahora bien, si quieres optimizar el uso del ventilador para enfriar la casa sin aire acondicionado, necesitas ubicar un un recipiente metálico delante del ventilador y llenarlo con hielo y sal gruesa.

Lo que logras con este sencillo truco es que el aire que pase alrededor del recipiente se enfríe inmediatamente, por lo que irá enfriando las áreas de la casa por donde circule. Si tienes más de un ventilador, puedes ubicar los recipientes metálicos en cada uno de ellos y armar una corriente de aire para enfriar la casa naturalmente con este truco.

5. Friega los pisos con agua fría

Otra forma de enfriar la casa en verano y que esta se sienta mucho más fresca es tan simple como pasar la fregona o trapeador con agua fría por los mismos lugares cada noche. Esto bajará la temperatura y la sensación de calor comprimido dentro de tus espacios, y te va a permitir dormir en un ambiente más fresco.

6. Si tienes plantas, riégalas por la noche

Si tienes una terraza o un balcón con plantas, empieza a regarlas por la noche durante el verano. Por un lado, las mantienes con suficiente agua para los días más fuertes de calor; pero por el otro, la humedad de la tierra mojada es excelente para enfriar la casa de forma natural, pues enfría el aire que circula hacia adentro.

7. Plantas verdes

Y ya que estamos hablando de plantas, si te gustan, procura poner plantas de interior de color verde dentro de tu casa, cuanto más grandes mejor. Estas plantas absorben el calor del aire por lo que contribuyen a que el ambiente esté más fresco.

8. Sábanas frescas

Otra forma super útil para que duermas mejor y enfriar la casa naturalmente es que en las mañanas cuando te despiertes no dejes las sábanas puestas sobre la cama; retíralas y déjalas en la habitación más fresca de la casa, y cuando vuelvas ponlas en su sitio nuevamente. De esta forma evitas que se concentre el calor en ellas y en tu habitación.

9. Nada de electrodomésticos durante el día

Por último, si lo que quieres es enfriar la casa sin aire acondicionado en verano, más que un hacer te recomendamos un dejar de hacer. Y esto es evitar usar los electrodomésticos durante el día, especialmente aquellos que generan más calor como el horno o la plancha, para que no se concentre más aire caliente dentro de tus espacios.

Paz Beltrán

Tags