¿Cómo limpiar una plancha quemada? 7 trucos para dejarla nueva

hace 1 mes

Amanda Coeting

Trucos efectivos para limpiar la plancha y evitar que manche otra prenda.

Cómo limpiar plancha quemada

Ante el desastre que ocasiona calentar demasiado la plancha y quemar la ropa o la tabla de planchar, o dejarla conectada sin darse cuenta y regresar solo cuando ha comenzado a oler a quemado, no hay que estresarse demasiado.

Si bien lo que quedó quemado ya no puede reponerse, hay que tener cuidado de que los residuos que quedan en la plancha no vayan a estropear otra nueva prenda. Para eso están estos trucos efectivos sobre cómo limpiar la plancha.

¿Cómo limpiar una plancha quemada? 7 trucos útiles

Definitivamente no es buena idea dejar la plancha sin limpiar después de que se ha quemado, pues los residuos de tela se quedan pegados. También es común que restos de pintura del estampado de las prendas se queden ahí, lo cual es peor pues las manchas se adhieren más y después es más difícil quitarlas.

Afortunadamente, es fácil saber cómo limpiar una plancha quemada y no se requieren cosas más sofisticadas que las que comúnmente se tienen en casa. Así que no todo está perdido, solo hay que ponerse manos a la obra.

1. Pasta de dientes

La pasta de dientes se puede usar para limpiar la plancha de ropa. Debido a que la pasta de dientes es un tanto granulada, funciona muy bien para “tallar” suavemente. Además, los compuestos de los dentífricos sirven precisamente para limpiar. Por esta razón es que una forma de limpiar la plancha es utilizando una pasta de dientes de uso común que se tenga en casa, no importa de qué marca sea.

Lo primero que hay que hacer es aplicar pasta de dientes sobre la plancha fría, esto debe ser exactamente sobre las manchas provocadas por la quemadura. Con ayuda de un paño limpio y seco, hay que frotar un poco sobre los residuos de ropa y las manchas quemadas, Hay que retirar todo lo que se pueda. Para terminar de eliminar lo que quede, hay que encender la plancha y dejar que suelte el vapor.

2. Vinagre

El vinagre tiene muchos y diversos usos, uno de ellos es el de limpiar la plancha. Este truco es efectivo en el caso de que las manchas resulten más difíciles de quitar. Lo primero que hay que hacer es retirar de la plancha los residuos de tela si es que los hay, para evitar accidentes y quemaduras, hay que dejar enfriar por completo la plancha antes de comenzar a manipular para limpiarla y liberarla de manchas.

El segundo paso es poner a calentar vinagre blanco. Cuando se encuentre caliente hay que sumergir un paño limpio y pasarlo por la base de la plancha quemada. Esto debería ser suficiente para disolver las manchas. Si aún persisten, se puede agregar al vinagre caliente tres cucharadas de sal o vinagre y volver a intentar. Con eso seguramente será suficiente para limpiar la plancha. Después de esto solo hay que secar muy bien la superficie de la plancha.

3. Fuego

Calentar un poco acercando fuego a la base de la plancha es otro truco efectivo para limpiarla. Se puede suavizar el textil quemando los restos que quedaron en la base con tan solo calentar un poco. Por eso, para este truco lo ideal es utilizar una vela pues además permite dirigir mejor el calor y acercar solo lo suficiente sin provocar aún más manchas ni quemaduras. Además, se requiere un paño húmedo para finalizar la labor.

Para esto solo se necesita prender una vela y encender en el nivel más bajo la plancha. Hay que pasar con mucho cuidado el fuego de la vela por donde hayan quedado los restos de ropa pero también las manchas. Si además hay manchas provocadas por la impresión o los colores de la ropa, también hay que pasar la vela por ahí. Después hay que pasar el trapo húmedo para retirar toda la cera que se habrá derretido y despegado de la base de la plancha.

4. Jabón lavaplatos

El jabón lavaplatos (o jabón lavatrastes, en México) es un truco muy obvio pero pocas veces se nos ocurre utilizarlo. Una vez que pasa el desastre de haber quemado algo con la plancha y ver que se ha quedado manchada, lo primero que viene a la cabeza es cómo limpiar la plancha. Pensamos en soluciones sofisticadas creyendo que estamos ante un gran problema, pero en realidad hay que regresar a lo básico: el jabón lavaplatos funciona perfecto, sobre todo si las manchas son ligeras.

En ocasiones la plancha no se queda tanto tiempo sobre la ropa y aunque si queda una mancha, esta no es tan grande. En esos casos basta con aplicar un poco de jabón lavaplatos en una esponja y tallar muy ligeramente en la base de la plancha. Eso si, debe estar fría y desconectada. Si hay restos de cera o ropa quemada en las hendiduras, con un hisopo o la punta de un trapo bañado en jabón lavaplatos podrá solucionarse.

5. Sal

Un truco que no falla para limpiar la plancha quemada es con sal. Preferentemente, la sal debe ser sal granulada, pero si a mano solamente tienes sal de uso común, podrá servir también. Hay que esparcir la sal sobre un trapo seco. Deben ser de dos a tres cucharadas cafeteras. Se prende la plancha y cuando se encuentre caliente se pasa sobre el trapo con la sal frotando suavemente hacia atrás y hacia adelante.

Este truco puede dañar un poco la superficie de la plancha, pues en realidad es un tanto abrasivo, por lo que se recomienda hacerlo solo si las manchas parecen muy difíciles de quitar y presionando solo lo necesario la base de la plancha para no rayar demasiado la superficie. Una vez que se compruebe que van desapareciendo los residuos, hay que apagar la plancha y una vez que esté fría limpiar con un trapo húmedo y limpio.

6. Pulidor de metales

Una forma muy efectiva de limpiar la plancha es con pulidor de metales. El pulidor de metales que se utiliza para limpiar la joyería de oro o plata, se puede usar también para retirar manchas de la superficie de la plancha después de que se quemó con la tela o la tabla de planchar. Este truco funciona, siempre y cuando la plancha no esté recubierta. Si no se está totalmente seguro de esto, se puede hacer una prueba sobre una muy pequeña superficie.

Utilizar el pulidor de metales para limpiar la plancha es muy sencillo. Solamente hay que aplicar un poco de producto sobre un paño limpio y seco especial para pulir y frotar con fuerza la superficie de la plancha. En este caso la plancha sí debe estar apagada y totalmente fría. Para que funcione mejor, hay que aplicar un poco de fuerza al pulir. Poco a poco irán desapareciendo las manchas y recobrando el brillo.

7. Detergente para ropa

Con detergente para ropa se puede limpiar una plancha. Siempre y cuando la superficie de la plancha sea antiadherente, se puede utilizar este truco. En realidad, la ventaja de las planchas con antiadherente es que precisamente tienen la propiedad de no permitir que nada se pegue demasiado, por lo que es fácil quitar las manchas y los residuos simplemente lavando cuidadosamente la superficie.

Aquí lo importante es no dañar esa capa antiadherente. Para aumentar la eficacia de este truco hay que calentar un poco de agua y sumergir un paño. Después, agregar unas gotas de detergente para ropa para posteriormente frotar contra la superficie antiadherente. Con esto debería ser suficiente para limpiar la plancha sin dañar la base. Para las hendiduras se puede usar un hisopo, de esta forma se pueden alcanzar orificios pequeños.

Amanda Coeting

Fisioterapeuta

Amanda nació en 1991 en Medellín. Es Graduada en Fisioterapia por la Universidad del Rosario, y sus pasiones son las terapias manuales, el cine y la escritura. Ha trabajado como fisioterapeuta y masajista en diferentes centros de fisioterapia y balnearios, y dedica gran parte de su tiempo libre a escribir. Actualmente está trabajando en su primera novela además de colaborar como redactora en La Guía Femenina.