Alpes franceses, el destino perfecto para una escapada familiar a la nieve

Una de las cordilleras más recomendables para pasar un fin de semana de ensueño.
Val Thorens

La cordillera alpina es un destino capaz de ofrecer atractivos en todas y cada una de las épocas del año. Pero si hay un momento en el que se convierte en un verdadero reclamo, es durante los meses de invierno. Cuando llega la nieve y lo cubre todo, se destapa la verdadera magia de la región.

Una cordillera que vertebra la Europa centra

Los Alpes, son la cordillera más imponente del viejo continente – con el debido respeto del Pirineo, claro – y la que ofrece un mayor abanico de posibilidades y formas de disfrutar del invierno.

La cadena montañosa que separa Francia, Italia y Suiza, cuenta con centenares de rincones preciosos; decenas de ellos son dignos de conocer, pero algunos son de visita obligada. Y más aún si te gusta la nieve y los deportes de invierno como el esquí.

Esquiar en Val Torrens, una actividad para toda la familia

La estación de Val Thorens es el destino del esquí familiar por excelencia en el país francés. Sus calles peatonales cerradas al tráfico, servicios de guardería-escuela de esquí, parques y juegos para los más pequeños, restaurantes y todo tipo de servicios complementarios la han hecho merecedora de la certificación Famille Plus del Ministerio de Turismo francés.

A parte de la amplia oferta infantil, existen mil y una opciones para que disfruten los mayores. Tanto dentro de las pistas de esquí – kilómetros de pistas, zonas de Freestyle, esquí fuera pista, circuitos de esquí de fondo, etc. – como fuera de ellas – discotecas y pubs, restaurantes, tiendas, spas y centros de wellness, gimnasios, etc. –, encontrarás aquello que quieras hacer.

Tip: Una de las mejores fechas para esquiar en Val Thorens, es durante el Puente de diciembre (también conocido como Inmaculada o Concepción). Si estás planeando una visita, querrás alojarte en uno de estos sitios.

Otros atractivos de la zona

Que sea ‘nieve’ lo que nos venga a la cabeza cuando pensamos en una escapada a los Alpes franceses no significa sea lo único que allí podemos encontrar. Esta rica región ofrece muchos otros atractivos además de los deportes de invierno.

La gastronomía típica de la zona es algo digno de probar. Platos elaborados con productos de la zona – si eres amante del queso lo vas a gozar – saboreados junto al fuego mientras contemplas picos de más de 3.000m es algo que debes vivir.

Tampoco faltan tiendas y comercios en estos pequeños pueblos de montaña enclavados en valles de ensueño. Puedes encontrar establecimientos de prácticamente todo tipo de marcas donde comprar regalos o darte un capricho.

Los spas y centros de wellness son otro de los most wanted de la zona. Esquíes mucho o poco, una buena sesión de sauna e hidromasaje tras un día de deporte no tiene precio. Cuando lo pruebes sabrás a qué me refiero. Créeme.

Paseos, actividades con animales, raquetas de nieve, etc. son otras de las opciones que encontrarás. En definitiva, si buscas un lugar que lo tenga TODO para una escapada en el puente de diciembre, Val Thorens es tu destino. Con antelación, podrás conseguir precios realmente buenos.

TÓPICOS
Viajes
Meritxell Xaloc

Meritxell Xaloc

Trabajadora Social y Psicóloga

Meritxell Xaloc (Barcelona, 1990) es Graduada en Psicología por la Universitat Autònoma de Barcelona, y Graduada en Trabajo Social por la Universitat de Barcelona. Además, es Máster en Estudios de Género por la Universidad Complutense de Madrid. Entre sus pasiones destacan el ser una intrépida viajera y una amante de los animales, en especial de los felinos.