8 ideas de regalos para tu hijo en Navidades y Reyes

11 months ago

Rosa Bengall

¿No sabes qué regalar a tu hijo? Te damos varias propuestas para que aciertes con los pequeños de la casa.

Las mejores ideas para los regalos de navidad de los más peques de la casa.
Las mejores ideas para los regalos de navidad de los más peques de la casa. Fuente: Pexels

Nunca había habido tantas opciones para escoger y nunca había sido tan complicado decidirse por la opción adecuada a la hora de comprar regalos para tu hijo en Navidades.

Sin embargo, también estamos en una era en la que los padres tenemos a nuestro alcance más información que nunca y, si queremos, podemos utilizarla para mejorar nuestro criterio y elegir bien.

Como a cada edad la acompaña un momento madurativo diferente, te proponemos algunas ideas para que tu regalo sea también una oportunidad de crecimiento.

Infalibles regalos para tu hijo en Navidades y Reyes

A cada etapa… su regalo correspondiente. ¡Toma nota de estas propuestas!

1. Instrumentos musicales (1 año)

Si tu peque está dejando atrás la etapa de bebé y ronda aproximadamente el añito, uno de los regalos para tu hijo en Navidades que seguro disfrutará durante esta edad es el kit de instrumentos musicales para niños.

Principalmente se compone de percusión (tamborcitos, panderetas, cajas de madera para tocar con unas baquetas especiales) y sonajas variadas (unas con cascabeles y otras con rellenos compuestos de piezas pequeñas que emiten ruiditos diferentes al agitarlos en el aire. El xilófono suele ser la estrella gracias a la musicalidad de su sonido que encanta a los más pequeños.

Una estupenda manera de acompañar su descubrimiento de la música sin requerir gran habilidad por su parte tocando.

2. Pizarra magnética (2 años)

Una forma de ayudarles a descubrir el mundo es dejándoles plasmar libremente la interpretación de todo lo que les rodea mediante el dibujo. Y para evitar que se coman la pintura y las ceras de colorear, el uso de las pizarras magnéticas es una de las opciones más útiles (y limpias) para que puedan ir haciendo sus primeros dibujos.

Consiste en una superficie imantada (y enmarcada) de tamaño algo mayor a un folio, que suele ir acompañada por una especie de lápiz con un imán en el puntero. Al deslizarlo sobre la superficie, aparecen los trazos en otro color, que se pueden borrar fácilmente con una barra que se desliza de lado a lado. A veces también incluye otros imanes con siluetas geométricas para darle más juego a la pizarra.

En cualquier caso, si optas por regalarle una a tu hijo, seguro que lo verás pintando con frecuencia y a su vez desarrollando la motricidad fina con el uso del lápiz.

Regalos para tu hijo según la edad que tenga.
Regalos para tu hijo según la edad que tenga. Fuente: Unsplash

3. Bicicleta sin pedales (3 años)

Conforme pasa el tiempo, tu hijo va siendo cada vez más consciente de su propio cuerpo y ganando más y más habilidad física. Es el momento ideal para que deje atrás el triciclo o la moto de ruedas anchas con la que se impulsa con destreza desde hace tiempo y dar el paso hacia el descubrimiento de la bicicleta de ruedas estrechitas sin pedales.

¿Y por qué regalar una bici sin pedales? Porque es una manera ideal de que pueda comenzar a ganar equilibrio y así hacer la transición natural (cuando llegue el momento) hacia la bicicleta con pedales ¡sin necesidad de ruedines! Eso sí, si te decides por éste entre los posibles regalos para tu hijo en Navidades añade un casco y rodilleras, porque de las caídas no se va a librar.

4. Set de cocina con pasta de moldeado (4 años)

Durante los 4 años tu hijo está empezando a comprender el mundo de los adultos y la imitación de las actividades cotidianas es parte de su aprendizaje. La cocina, ese lugar del que sale todo aquello que come, se convierte en uno de los lugares que más despiertan su curiosidad. ¿Por qué no darle la posibilidad de empezar a confeccionar sus propios platos?

Hay algunos set de cocina para moldear una pasta parecida a la plastilina, pero mucho más blandita al tacto, con la que puede hacer pasteles, espaguetis… y todo ello a la vez que desarrollan la creatividad, interiorizan modelos de funcionamiento de los adultos y refuerzan la motricidad fina. ¿No crees que éste podría ser uno de los regalos para tu hijo en Navidades?

5. Juegos para entrenar la habilidad, el autocontrol y la paciencia (5 años)

A esta edad una de las partes que más hay que reforzar en los peques es su capacidad de autocontrol, ya que para poder progresar en muchos nuevos aspectos este aspecto es muy necesario.

Algunos juegos, como el de pescar pececitos de juguete con imán mediante el uso de mini cañas sirven para entrenar esa habilidad que requiere a su vez concentración y paciencia. También son muy útiles los juegos de apilar piezas desafiando el equilibrio para construir una torre, por ejemplo.

Contar con este tipo de juegos como opción es una gran ayuda cuando no tienes muy claro qué regalo comprarle a tu hijo.

6. Tablet (6 años)

Hoy por hoy es inevitable la exposición de nuestros niños a los smartphone, tablets y ordenadores, ya que desde que nacen, todos estos dispositivos forman parte de nuestros gestos diarios. Pero si hemos tenido un mínimo de sensatez, habremos intentado al menos posponer al máximo el momento de dárselos para que lo usen.

Sin embargo, no podemos vivir de espaldas a la realidad y es que las pantallas digitales van a formar parte de nuestra vida cotidiana y hay que dejar a los niños que se familiaricen con su uso. Eso sí, siempre bajo nuestra supervisión y con un uso adecuado que no les limite su interacción con el resto del mundo.

A los 6 años, cuando empiezan primaria en el colegio, puede ser un buen momento para ir dejándoles probar el uso de una tablet, donde mediante juegos adecuados para su edad (y también sus contenidos) pueden sacar provecho para entrenar ciertas habilidades y competencias. Visto así, una tablet puede ser uno de los regalos para tu hijo en Navidades este año.

Con estos regalos acertarás estas navidades.
Con estos regalos acertarás estas navidades. Fuente: Pixabay

7. Juegos para uno y para compartir (7 -9 años)

Entre los 7 y los 9 años, tanto la curiosidad más introspectiva como la sociabilidad más conectora con la gente de su alrededor, los niños se alimentan de experiencias que les permiten, por un lado satisfacer sus ganas de investigar y explorar el mundo, y por el otro de relacionarse y compartir con los demás.

Por eso, es quizás una de las mejores etapas para introducir los juegos de mesa, como puede ser el Party o el Cluedo, que crean nuevas oportunidades para disfrutar en familia y con los amigos, así como otros que pueden utilizar ellos solos (con supervisión de un adulto) para dejar fluir su deseo explorador, como los juegos de magia, los de experimentos químicos, de creación de cristales o los de arqueología.

8. Realidad virtual y juegos de rol (10 - 12 años)

Si tu hijo ronda entre los 10 y los 12 años ya te habrás percatado que la adolescencia se acerca. Dejaremos entonces de hablar de niños como tales y será momento de afrontar una nueva y compleja etapa en la que los regalos para tu hijo serán diferentes. Pero los cambios suceden de forma gradual, por lo cual su despertar a todas las nuevas vivencias que vienen comienza con un acercamiento, el que ellos ven como el mundo de los adultos.

Los juegos de rol ofrecen una nueva dimensión, ya que requiere una serie de habilidades más complejas para las que su nivel de madurez empieza a estar a la altura, siendo además una nueva forma más de socializar con otros chicos con intereses similares a los suyos.

Por otro lado, volvemos a dar con el salto generacional e incorporamos un nuevo elemento: la realidad virtual. Antes de esta edad puede correrse el riesgo de que la capacidad inmersiva del uso de las gafas de realidad virtual actúe de forma contraproducente en el desarrollo de las habilidades sociales del niño, por aislarlo demasiado de su entorno y sumiéndolo en un mundo en el que todo puede ser posible.

Puede ser el momento de incorporar este elemento para proporcionar realismo a algunos juegos, pero eso sí, supervisando su uso desde una mirada cautelosa y crítica.

Rosa Bengall