Los 10 juegos de cartas divertidos para jugar con amigos

1 week ago

Paz Beltrán

Una tarde con amigos o en familia puede pasar de ordinaria a súper divertida con estos juegos de cartas para todos los gustos.

Juegos de carta divertidos

Una buena bebida, comida y charla, se vuelve excepcional y más interesante cuando hay juegos donde todos pueden participar. En estas situaciones los juegos de cartas son los ideales y existen muchas variantes para poder jugar.

Lo mejor de todo es que no se requiere más que uno o dos paquetes de barajas y conocer las modalidades que existen para no terminar jugando siempre lo mismo. Así que a preparar los snacks, la bebida, una mesa, las barajas y a jugar.

Los 10 juegos de cartas divertidos para jugar con amigos

Hay juegos de cartas para disfrutar en grandes grupos, en parejas e incluso alguno que otro puede realizarse en solitario. Además, el paquete de barajas puede transportarse sin problema a cualquier lugar, por lo que en un viaje, en las vacaciones o donde sea puede jugarse sin lío.

En este listado hay juegos con baraja española e inglesa e incluso algunas dinámicas son opciones adecuadas para ponerse más intrépidos y hacer las apuestas entre amigos. Por todas estas razones es que los juegos de cartas son de lo más divertido.

Cartas

1. Conquián

Conquián es uno de los juegos de cartas más divertido. Se juega con una sola baraja española. Es ideal para jugar entre tres personas aunque también se adecua bien a jugar entre dos. Para comenzar este juego se reparten 8 cartas a cada quien.

Cada jugador debe intentar formar tercias o corridas. Las tercias son tres cartas con el mismo número aunque sea diferente figura. Las corridas son tres cartas con valor ascendente. Gana quien logre tener abajo nueve o más cartas con las tercias o corridas formadas.

2. Póker

El póker es de los juegos de cartas más conocidos por todos. Es un tipo de juego muy dinámico y emocionante perfecto para hacer apuestas. Los jugadores acuerdan una puja inicial. El ganador de esta es el que tenga la mejor combinación de cartas.

Existen muchas variantes del póker. Las más usuales son el abierto y el cerrado. En este juego cada carta tiene un valor específico. Al iniciar cada ronda se reparten las cartas y el azar determina quién tiene la mejor combinación, pero de cada jugador depende apostar de una forma u otra para tratar de engañar al rival y ganar cada mano.

3. Burro

El burro es un juego de naipes para dos o más personas. Se juega con la baraja inglesa y se organiza en varias rondas. El objetivo en cada vuelta es conseguir juntar cuatro cartas del mismo número y conseguir quedarse sin cartas, el que lo logre será el ganador.

Al resto de los jugadores que no lo hayan conseguido en cada ronda se les asigna una letra de la palabra “Burro”. Quien complete primero la palabra completa después de varias vueltas será el gran perdedor del juego.

4. Brisca

Brisca es un juego de cartas que se realiza con la baraja española. Esta modalidad es excelente para jugar en parejas por lo que 4 o 6 personas es perfecto, aunque también se pueden enfrentar uno a uno. En este juego cada carta tiene un valor asignado.

El objetivo es juntar el mayor número de puntos por parejas. Se reparten tres cartas a cada jugador, se asigna cuál será el palo con mayor valor y en cada ronda los jugadores van bajando una o dos cartas que tengan con el más alto valor para intentar ganar a los demás.

5. As, dos, tres

As, dos, tres es una modalidad de juego de cartas que se puede jugar con toda la familia. Se puede jugar en grupos grandes y combinarse hasta dos barajas para hacerlo más emocionante. Se reparten todas las cartas en partes iguales a todos los concursantes sin que las vean.

Inicia un jugador tomando la primera carta de su mazo y volteándola al centro de la mesa frente a todos mientras dice la palabra “as”, le sigue el siguiente jugador haciendo lo mismo y diciendo “dos” y así sucesivamente la serie. Pierde quien coincida su carta con el número que le toca decir.

6. Siete y medio

Siete y medio o las siete y media se juega con la baraja española. El objetivo del juego es obtener siete puntos y medio, cada carta vale lo que indique de por sí la baraja excepto las figuras que valen medio punto.

Se van repartiendo las cartas de una en una pero todas excepto una tienen que ser visible al resto de los jugadores. Cada participante va pidiendo más según lo requiera. Si ha llegado a 7 y medio o se pasó, entonces debe abrir todas la cartas.

7. Bridge

Bridge es un juego de cartas inglesas con reglas sencillas pero muy divertido. Se juega entre cuatro personas formando dos parejas. Al inicio del juego los concursantes asignan una apuesta sobre el número de cartas que pueden obtener.

Quien consiga el total de bazas que se asignaron, será el ganador, por el contrario la pareja que no haya logrado alcanzar el número que se acordó como apuesta al inicio, será quien pierda.

8. Loba

Loba es un divertidísimo juego de cartas inglesas. Es para dos o más jugadores y se necesitan dos mazos de baraja inglesa. La dinámica de este juego es que se deben bajar todos los naipes que cada jugador tenga por medio de combinaciones preestablecidas en las reglas de este juego.

Si hay un jugador que lo consiga, entonces ganará la ronda. El resto debe sumar los puntos de las cartas que no pudo bajar que se registran antes de pasar a la siguiente ronda. El ganador absoluto es el que quede con menos de 100 puntos en esa tabla general.

9. Solitario

El solitario es quizá el juego de naipes más conocido en todo el mundo. Es uno de los pocos juegos que se pueden jugar con una sola persona, de ahí su nombre. El objetivo es formar las 10 pilas de naipes en orden ascendente.

Para comenzar la baraja debe estar bien combinada y de ahí comenzar a levantar una por una las cartas para irlas acomodando en cada línea. En caso de que no pueda colocarse, se deja a un lado boca abajo hasta terminar el mazo y volver a comenzar.

10. Envite canario

Sin duda el envite canario es de los juegos de cartas más populares. Esta variante de juego se hace con la baraja española y lo más divertido es que pueden jugar hasta 10 o 12 personas en pareja.

El objetivo del juego es hacer cuatro chicos para ganar una partida, para lograr esto se deben conseguir llegar a tumbo cuatro veces y ganando el tumbo. El equipo que lo logre puede decidir si juega o no la siguiente ronda.

Referencias bibliográficas

  • Parlett, David (1990), The Oxford guide to card games: a historical survey, Oxford University Press.

Paz Beltrán