«Me llamo José y soy español. Maté a mis padres y a mi hermana con 16 años»

1 year ago

Redacción

Desde su internamiento en un centro de menores, en el año 2000, el autor del triple crimen con una catana en Murcia reaparecerá en el documental DMax este mes de noviembre

Cedida
El 'asesino de la catana' aparece por primera vez en televisión después de 17 años Fuente: Cedida

Rabadán en la actualidad

En la actualidad, José Rabadán, tiene 34 años y una vida normal, está casado, tiene una hija de 3 años y trabaja como bróker de bolsa. Pero, antes de llegar a su vida actual, Rabadán, fue detenido el 3 de abril del 2000 en la estación de tren de Alicante, después de perpetrar el asesinato, acababa de matar a sus padres y a su hermana de 9 años. El joven viajaba a Barcelona para conocer a una chica con la que había contactado por internet. Por el triple crimen, José, fué condenado a cumplir seis años en un centro de menores, permaneció otros dos en libertad vigilada acogido por la asociación evangélica Nueva Vida en Santander, y allí comenzaron a ofrecerle trabajo y rehizo su vida, lejos del foco mediático.

En la actualidad, José Rabadán, tiene 34 años y una vida normal

En la actualidad, José Rabadán, tiene 34 años y una vida normal | Mediaset

El 'asesino de la catana' mostrará si es posible rehabilitarse en DMAX

El objetivo de Dmax, además de hacerlo aparecer por primera vez después de su internamiento hace ahora 17 años, es tratar de dar respuesta, en primera persona de qué pasó por la cabeza de aquel chico de 16 años mientras cometía el espantoso crimen. Así como, analizar con la colaborción de el Defensor del Menor y coautor de la Ley del Menor del 2001, Javier Urra cómo ha influido la entrada en vigor de la Ley del Menor, de la que 'el asesino de la catana' fue uno de sus primeros beneficiarios. El documental que reunirá a los psiquiatras que le trataron, los policías y periodistas que investigaron el suceso, los testimonios de familiares, amigos y vecinos de la familia, los abogados del entonces menor y los pastores de la iglesia evangélica que lo acogieron, mostraran su opinión respecto a la rehabilitación del asesino, pregunta a la que el propio Rabadán contesta: «He sido juzgado, condenado y rehabilitado. De las dos primeras hay constancia. Pero de la tercera, ¿quién sabe?».

Redacción