Las 10 mejores ciudades donde celebrar la nochevieja

1 year ago

Meritxell Torrens

Puedes vivir un fin de año diferente viajando a los destinos que mejor festejan la entrada del año nuevo.

El protagonista ese día en Reykjavic son los fuegos artificiales.
El protagonista ese día en Reykjavic son los fuegos artificiales. Fuente: Fuente: www.visitreykjavik.is

La última noche del año es sin duda para celebrarla a lo grande. Muchos deciden alejarse de los planes habituales en su ciudad y buscan formas originales de pasar esta vigilia tan especial.

Una estupenda forma de vivir esta celebración es descubriendo nuevos destinos y nuevas formas de despedir el año. Si quieres salir de la rutina y decides realizar un viaje, para ello te sugerimos cuáles son las mejores ciudades donde celebrar la nochevieja.

Mejores ciudades donde celebrar la nochevieja

Estas son las ciudades en las que podrás vivir una nochevieja inolvidable.

1. Reykjavik

El que se ha convertido en uno de los destinos europeos favoritos es también una de las mejores ciudades donde celebrar la nochevieja. La tradición en Islandia es empezar la noche con una cena en familia, para luego reunirse con los vecinos alrededor de una hoguera. A esta tradición la llaman Brenna y se remonta a la Edad Media.

Pero no es hasta poco antes de las 12 de la noche que el verdadero espectáculo comienza. Antes de que llegue el fin del último día del año, la gente sale a contemplar los impresionantes fuegos artificiales que organizan de forma colectiva los propios ciudadanos de la ciudad.

La asociación islandesa de búsqueda y rescate (ICE-SAR) es la encargada de vender a la población los fuegos artificiales, y las normas o controles de su uso son muy laxas en el país. Es por eso que durante más de media hora, el cielo de Reykjavic se colma de explosiones de colores, dejando una estampa asombrosa. Tras despedir así el año, las fiestas se mantienen en los bares y pubs hasta las 5 o 6 de la madrugada.

2. Londres

¿Y en qué momento no es bueno visitar la capital británica? El fin de año definitivamente es uno muy bueno para hacerlo, ya que es otra de las mejores ciudades donde puedes celebrar la nochevieja. Qué mejor manera de despedir el año que reunirse para contemplar los fuegos artificiales alrededor del Támesis, o realizando la cuenta atrás al son de las campanadas del emblemático Big Ben.

La ciudad se inunda de planes por hacer y fiestas exclusivas a las que atender. Si se quiere algo más tranquilo, siempre puedes visitar el Winter Wonderland organizado en el Hyde Park, el mítico parque convertido en un verdadero paraíso invernal.

3. Edimburgo

Otra de las mejores ciudades donde celebrar la nochevieja te puede sorprender. Cuando hablamos de celebrar la nochevieja en Escocia, no culparemos a nadie que imagine un fin de año rodeado de castillos y niebla. Pero despedir el año allí es una fiesta sin igual.

Hogmanay es el nombre que recibe el fin de año escocés, una festividad tradicional que se celebra durante 3 días. Esta celebración inicia el 30 de diciembre con un mítico desfile de antorchas, cuyo origen proviene de las tradiciones vikingas. Y atención, porque tienes la opción de participar.

En cuanto a la nochevieja, las calles se llenan de música en la famosa Street Party, que reúne a miles de personas al aire libre en el centro de la ciudad. Si quieres disfrutar de algo más tradicional, también se celebra el Ceilidh Under the Castle, una fiesta en la que podrás conocer las tradicionales danzas gaélicas. Elijas una u otra opción, en cualquier caso podrás dar la bienvenida al nuevo año al aire libre y con fuegos artificiales.

En el Hogmanay, el fin de año escocés, son típicos los desfiles de antorchas.
En el Hogmanay, el fin de año escocés, son típicos los desfiles de antorchas. Fuente: Wikimedia Commons

4. Viena

En el corazón de Europa, Viena es otra de las mejores ciudades donde celebrar la nochevieja. Qué mejor que despedir el año rodeándote del encanto de esta majestuosa ciudad imperial.

La celebración más famosa se lleva a cabo en el Hofburg Palace, que acoge el ostentoso Grand Ball. Sin embargo los conciertos que caracterizan esta ciudad se pueden disfrutar en muchos otros espacios y los hay para todo tipo de presupuestos.

Viena también te ofrece disfrutar de los encantos de su renombrado mercado de Navidad. Pero si hay algo que no debes perderte, eso es sin duda el concierto de año nuevo. El exclusivo concierto de la filarmónica de Viena está reservado sólo a las más altas esferas, pero todo el mundo podrá disfrutarlo gracias a las pantallas que habilitan fuera ayuntamiento.

5. Moscú

Moscú es otra de las ciudades a las que vale la pena desplazarse para despedir el año. Reunirse en la plaza roja con temperaturas bajo cero valdrá la pena una vez repiquen las campanas de la torre del kremlin anunciando la cuenta atrás y comience a sonar el cautivador himno nacional ruso.

Al brindis con champán le puedes sumar uno con vodka, que te ayudará a superar las frías temperaturas. En los diferentes parques de la ciudad podrás disfrutar de pistas de patinaje o incluso de snowboarding, todo acompañado de Dj’s o conciertos con baile.

En Moscú también celebran la llegada del año nuevo por todo lo grande.
En Moscú también celebran la llegada del año nuevo por todo lo grande. Fuente: Wikimedia Commons

6. Rio de Janeiro

Si queremos disfrutar de un fin de año cálido y distinto, Río de Janeiro se nos presenta como otra de las mejores ciudades donde celebrar la nochevieja. Por si lo habías olvidado, allí la fecha se da en pleno verano, por lo que podrás celebrarlo incluso bañándote en sus playas.

La playa de Copacabana se convierte en el centro de la celebración, que incluye todo tipo de conciertos con música para todos los gustos. Si decides optar por esta ciudad, no olvides comprar ropa blanca, ya que la tradición es recibir el año nuevo con un atuendo por estrenar y de este simbólico color.

7. Valparaíso

Esta ciudad chilena acoge el mayor espectáculo pirotécnico de sudamérica, recibiendo millones de visitantes cada año. Una de las tradiciones es ver el espectáculo a bordo de algún barco, ya que el show se extiende a lo largo de la costa de la ciudad.

En este caso la tradición es brindar con un Colemono o cola de mono, un cóctel hecho a partir de aguardiente, leche, café, azúcar y especias.

La celebración del fin de año en Valparaíso, Chile, es uno de los más multitudinarios.
La celebración del fin de año en Valparaíso, Chile, es uno de los más multitudinarios. Fuente: Wikimedia Commons

8. Nueva York

No parecerá la propuesta más original, pero sigue siendo una de las mejores ciudades donde celebrar la nochevieja. Ya elijas la abarrotada pero mítica Times Square o te decantes por algún plan alternativo, esa noche será especial en la gran manzana.

Es la eterna ciudad que nunca duerme, pero especialmente en este día del año. Encontrar alguna fiesta en el centro, comprar cotillón, brindar con champán y besar a alguien para recibir el nuevo año… tradiciones que se pueden vivir en cualquier lado pero que aquí cobrarán un sentido más emblemático.

9. Orlando

Si te encuentras en norteamérica pero quieres alejarte de los clásicos, otra forma muy especial de celebrarlo es disfrutando de la magia de los parques de atracciones de Orlando, en Florida.

El área cuenta con multitud de parques y resorts, todos ellos con celebraciones y eventos especiales para despedir un año más. Si planeas viajar con niños, sin duda esta será la mejor opción, especialmente si visitas Disneyland.

El fin de año en Disneyland es mágico.
El fin de año en Disneyland es mágico. Fuente: Anthony Quintano

10. Hong Kong

Aunque en China celebran su particular año nuevo en otras fechas, no le restan importancia a la celebración más internacional del año. Durante todo el mes de diciembre celebran el Festival de invierno, con multitud de eventos y fiestas, que culmina en una espectacular celebración de la llegada del año nuevo.

Desde un barco tradicional chino hasta un elegante y moderno ático, cualquier punto es bueno para disfrutar de los impresionantes fuegos artificiales que iluminan el Victoria Harbour y delinean el skyline hongkonés.

Meritxell Torrens