Los 15 mejores trucos para ahorrar y no malgastar

El hábito más poderoso para mejorar nuestras finanzas, es el ahorro.
Mejores trucos para ahorrar

Si queremos tener un mejor control sobre nuestro dinero, hay que ejercitar el hábito de ahorrar. Casi todos entendemos la importancia de no malgastar el dinero y de encontrar la forma de reducir gastos para poder ahorrar.

No obstante, ahorrar parece ser muy difícil y cuando tenemos el propósito de lograrlo, no encontramos la forma de empezar. ¿Qué podemos hacer? Te mostramos 15 trucos efectivos para ahorrar y no malgastar.

Sigue estos 15 tips para ahorrar y tener más dinero

Para ahorrar y hacer un mejor uso de nuestro dinero, requerimos constancia y disciplina. Pero todo es más sencillo si tienes un plan o una guía, de esta forma puedes organizarte mejor y lograr tu objetivo de ahorrar.

Basta con algunas ideas sencillas para que las apliques en tu día a día y te des cuenta que siempre es posible gastar menos, permitiéndote invertir el dinero que sobra en hacer crecer tus ahorros. Por eso te damos 15 consejos para lograr ahorrar dinero.

1. Buscar ofertas

Una forma efectiva de ahorrar es tener el hábito de buscar ofertas. Esto requiere un poco de energía y atención para mantenerse atento a las tiendas y centros de comercio cercanos. Si tienes planeada alguna compra, espera un poco hasta “cazar” una oferta.

Eso sí, con las ofertas hay que tener cuidado. No se trata de comprar todo lo que tenga un precio reducido, sino analizar cuáles cosas nos resultan útiles para el momento o más adelante. También hay que tener cuidado en que la oferta sea real y no solo una estrategia publicitaria.

2. Utilizar servicios gratuitos

En la actualidad tenemos a nuestro alcance muchos servicios gratis. Ya sea porque las empresas lanzan promociones para dar a conocer productos o servicios, o porque actualmente en internet hay muchas alternativas gratuitas a productos de pago.

Por ejemplo, puedes hacer uso de software libre, solicitar consultas gratuitas en algún portal web, o inscribirte en algún programa de prueba de productos nuevos. Si bien se trata de poner esfuerzo en buscar estas alternativas, la recompensa es poder ahorrar un poco más de dinero.

3. Lista de compras

Cuando vayas al súper, haz una lista de compras. Los productos que necesitas para la casa, así como los alimentos para la semana, la quincena o el mes, deberían estar reflejados en alguna parte antes de salir a comprar..

De esta forma tendrás muy claro lo que vas a comprar y no te vas a distraer con otras cosas. Lo mismo cuando compres ropa, útiles escolares o los preparativos de una fiesta. Planea y anota lo que necesitas y apégate a eso.

4. Cupones de descuento

En muchos países las empresas o establecimientos ofrecen cupones de descuento. Lo mejor es que los aproveches sin una pizca de vergüenza. De esta forma puedes obtener productos gratis o rebajados, así como también salir a comer con tu familia y ahorrar con los cupones en los establecimientos que los acepten.

Eso sí, no te olvides de guardar el dinero que te has ahorrado con los cupones. Incluso aunque sean cantidades muy pequeñas, es un buen hábito mantener una hucha o alcancía en tu hogar, donde guardar a salvo el dinero extra que no gastaste gracias a los cupones.

5. Compara precios

Si quieres ahorrar, debes tomarte el tiempo necesario de comparar precios. Si vas a comprar algún mueble, un vehículo, una propiedad, o cosas más sencillas como un ordenador, un teléfono o incluso las compras del mes, siempre es útil tomarse el tiempo necesario para comparar precios.

Este es uno de los mejores trucos para ahorrar. Te darás cuenta que las tiendas ofrecen diferentes precios por el mismo producto, incluso en algunos casos te otorgan algún regalo extra que también puede ser de utilidad. Así que tómate las cosas con calma y compara.

Cómo ahorrar

6. Repara antes de volver a comprar

Por lo regular reparar algo es más económico que comprar algo nuevo. Parece que la sociedad de hoy es una sociedad basada alrededor del consumo y desecho. Ante la aparente facilidad de comprar algo que necesitamos reponer, hemos perdido el hábito de reparar lo que ya tenemos.

Reparar tus pertenencias te ayudará un montón para ahorrar y no malgastar. Los muebles, los electrodomésticos y la ropa son objetos que por lo general pueden repararse, dándoles así la oportunidad de volver a ser usados, sin tener que gastar dinero de más. Además, es mejor para el medio ambiente.

7. Reciclar antes de desechar

Reciclar es un hábito que si cultivamos, nos beneficia mucho. Los objetos que tiramos a la basura, bien podemos usarlos para otro propósito y con esto ahorrar mucho dinero al no tener que salir a comprar.

Las botellas de vidrio del café o el agua, pueden servir como especieros o floreros. Con tapas y botellas pet, así como a partir del cartón, se hacen montones de juguetes para todas las edades. Es sorprendente el número de usos que se le puede dar a algo que inicialmente era basura, gracias al reciclaje.

8. Intercambia

Intercambiar o hacer trueques es una excelente forma de ahorrar. Todos tenemos en casa objetos que ya no utilizamos, pero seguramente alguien más podría necesitar o darle un uso adecuado. En este caso hacer un intercambio, es una gran idea.

Antes de sacar las cosas a la basura o regalarlas, pregunta entre tus conocidos, amigos, vecinos, familia y contactos de tus redes sociales, si alguien lo necesita y si tiene algo a cambio que pueda interesarte a ti. Te sorprenderás la cantidad de cosas que te pueden ofrecer y que te ahorrarán mucho dinero.

9. Vender para comprar

Antes de adquirir algo nuevo, vende algo que ya no uses. Aunque de primera vista parezca que no tienes nada que no uses, seguramente repasando las cosas de tu casa encontrarás que hay objetos, ropa o utensilios que ya no usas.

Un gran truco para ahorrar y no malgastar es que cada vez que vayas a comprar o adquirir algo, tengas el propósito de vender algo, aunque sea pequeño. De esta forma evitas una acumulación innecesaria y obtienes algo de dinero para amortiguar el coste de la compra.

10. No compres por emoción

Este es uno de los trucos más complicados de llevar a cabo. Pero si lo logras, tendrás un control total sobre tus finanzas, y el ahorro será aún mayor. Si sales al súper a comprar con hambre, terminarás comprando de más. Si vas a comprar ropa estando deprimida, comprarás más. Nuestras emociones guían nuestros hábitos económicos.

El objetivo es tener la conciencia de no hacer de las compras un escape o paliativo de tus problemas o emociones. Encuentra otras formas más sanas de gestionar tus emociones, y no hagas compras compulsivas estando enojado, deprimido, con hambre, frustrado o en euforia. Es fácil arrepentirse.

11. Comer en casa

Comer fuera de casa incrementa mucho el gasto mensual. Claro que es agradable salir y pasar un momento relajado, sin tener que preocuparte por preparar todo y al después lavar los trastos, pero estas ocasiones deben ser poco frecuentes si lo que quieres es ahorrar.

El coste de preparar algo en casa es inmensamente menor que el de salir a comer fuera, ya sea en el caso de una sola persona o de una familia. No se trata de que no vuelvas a comer fuera, pero debes reducirlo al máximo y te darás cuenta en seguida de cómo tus gastos se reduce considerablemente.

12. Servicios en paquetes

Actualmente las empresas ofrecen sus servicios en paquetes. Y normalmente estos paquetes sí ofrecen un descuento real. Analiza si en tu casa podrías optimizar tu gasto contratando varias cosas con una sola empresa.

De la misma forma al adquirir servicios o algún producto, analiza si en paquete hay un precio mejor. Por ejemplo, las vacaciones, los servicios para el automóvil, algunos productos del hogar y los servicios de telefonía normalmente ofrecen paquetes con descuentos.

13. Transporte compartido

Organizar el uso del transporte te ayudará a optimizar y reducir el gasto. Un gran tema que nos atañe a todos es el de la ecología y el cuidado al medio ambiente. El uso excesivo y en muchos casos innecesario del transporte privado, tiene mucha responsabilidad en el daño a nuestro planeta.

Además de esto, genera un gasto que podría eliminarse. Si en tu familia hay más de dos automóviles, es mejor planear rutas y coordinarse entre todos para reducir a un solo auto y con eso el gasto en combustible. Otra opción genial es compartir auto con algún vecino o compañero de trabajo.

14. Dinero extra

Cuando por alguna razón nos llega dinero extra, hay que ahorrarlo. Si te han dado un aumento, si hiciste algún trabajo extra y te pagaron por ello. Quizá ganaste alguna rifa o premio, vendiste algo de forma inesperada: guarda ese dinero.

Tenemos la tendencia a utilizar el dinero extra para celebrar, comprar algo que deseábamos (pero que podíamos posponer) o simplemente “deshacernos de él”. No lo hagas, cualquier dinero extra o sobrante, ahórralo, verás como te sorprende cuánto dinero puedes llegar a juntar.

15. Planea las compras de eventos especiales

Una situación común es que en los eventos especiales gastemos más de lo necesario. Y esto es por falta de planificación. Por ejemplo, a lo largo del año puedes hacer las compras de los regalos navideños, pues en el auge de la época festiva los productos suelen ser más caros.

Si al inicio del año planeas los cumpleaños y los regalos de fin de año, tendrás 365 días para aprovechar ofertas, comparar precios, o simplemente comprar las cosas a un precio justo. Esta planificación no te toma demasiado tiempo, aunque eso sí, requiere disciplina y constancia.

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.