La peor compañía low cost para viajar

9 months ago

Amanda Coeting

¿Sabes de cuál hablamos? Lo más probable es que ya hayas viajado con ella y no te sorprenda en absoluto.

La pesadilla de las compañías aéreas.
La pesadilla de las compañías aéreas. Fuente: Pixabay

Los bajos precios de algunas aerolíneas nos permiten viajar con poco presupuesto y son la mejor opción para aquellos viajeros empedernidos que quieren ahorrar. Además, muchas de estas compañías ofrecen una calidad y servicio similar al de las grandes aerolíneas.

Sin embargo, no todas pueden presumir de lo mismo. Algunas hacen realmente justicia al precio tan bajo que ofrecen ¿Quieres saber cuál es la peor compañía low cost para viajar? Te lo contamos aquí.

La peor compañía low cost para viajar en Europa

El auge de las compañías de vuelos de bajo coste ha aumentado la competencia por ver quién ofrece las tarifas más bajas. ¿Pero a qué precio realmente?

La consultora Skytrax realiza análisis y rankings de aerolíneas, en los que se valoran tanto la calidad y seguridad de los vuelos, como los servicios que ofrecen. De entre las compañías low cost que operan en Europa encontramos tres con la más baja puntuación. Estas son Ryanair, Wizz Air y flybe. ¿Pero cuál es la peor?

La empresa AirHelp Score es otra de las compañías que elabora rankings mundiales de calidad de las aerolíneas, basándose en su comodidad, la puntualidad y en su capacidad para resolver las reclamaciones. En su ranking tan solo una de las anteriores se encuentra entre las 5 compañías peor valoradas, y esta es nada más y nada menos que la irlandesa Ryanair.

Este resultado también es respaldado por los viajeros. La organización FACUA - Consumidores en Acción realizó una encuesta como parte de la campaña #aerofraudes, en la que participaron 3.289 usuarios. Un 45,4% de los encuestados consideraron que Ryanair era la peor compañía para viajar.

La compañía irlandesa es una de las más criticadas por los usuarios.
La compañía irlandesa es una auténtica pesadilla para muchos usuarios. Fuente: Wikimedia Commons

¿Qué la convierte en la peor aerolínea?

Sabemos que Ryanair es la compañía que ofrece las tarifas más baratas del mercado europeo, pero ¿qué la convierte en la peor compañía low cost para viajar?

Las puntuaciones que recibe de la prestigiosa compañía Skytrax revelan mucho sobre los fallos de la empresa irlandesa. En su evaluación de calidad recibe tan solo una estrella en los siguientes puntos: cargo por check-in en el aeropuerto, franquicia de equipaje de mano, cargos por exceso de equipaje, información y servicio de los retrasos y asistencia del personal a la llegada. Aparece también con puntuación baja en cuanto al servicio de la tripulación se refiere.

En cuanto a la evaluación de AirHelp Score, si bien en este caso logra buena puntuación en cuanto a puntualidad, la calidad del servicio está valorada con un 6 sobre 10 y los procesos de reclamación no llegan ni al punto, quedándose en un 0.8. Esta valoración se basa en el análisis que hace esta consultora de los procesos de reclamaciones, teniendo en cuenta la forma en que gestionan las reclamaciones de compensación por los retrasos en base al número de reclamaciones no aprobadas o lo que tardan en devolver los pagos.

Las políticas de equipaje de Ryanair son lo más criticado.
Las políticas de equipaje de Ryanair son lo más criticado. Fuente: Pixabay

Nueva y polémica política de equipajes

Sin duda uno de los puntos más criticados por los consumidores siempre ha sido su franquicia de equipaje de mano y los cargos adicionales que se pueden encontrar una vez comprado el billete. Por si no fuera poco, desde este 15 de enero han puesto en marcha una nueva política de equipajes que no está gustando nada.

La compañía ya no permite subir a bordo más que un solo bulto de pequeñas dimensiones, a menos que se pague por Embarque Prioritario, incluído en las tarifas de pago de la aerolínea. Este servicio tiene un coste de 5 euros adicionales si se solicita durante la reserva, o bien 6 euros si se adquiere hasta dos horas previas a la salida.

El resto de bultos voluminosos o pequeñas maletas serán trasladados a la bodega en la puerta de embarque de forma gratuita. Ryanair ha aumentado el límite de peso en las maletas a facturar y ha reducido la tarifa de facturación para las maletas de hasta 20 kilos, para alentar a los clientes a optar por la facturación.

Debido a la alta ocupación y a la falta de espacio en cabina, el hecho de poder subir a bordo dos bultos se acaba convirtiendo en una odisea, que la compañía pretende evitar con este tipo de medidas. Esta nueva política por lo tanto pretende agilizar el proceso de embarque y evitar así los retrasos en los despegues, pero no ha sido bien recibida entre sus clientes habituales.

Amanda Coeting