Los 10 platos más típicos de la cocina brasileña

La comida brasileña es un reflejo de su cultura por su riqueza y su choque de colores y sabores.
Los 10 platos más típicos de la cocina brasileña

La cocina brasileña es una mezcla perfecta de tradiciones europeas, indígenas y africanas. Gracias al encuentro de diferentes mundos se logró una de las gastronomías más completas a nivel internacional. Eso sí, algunos de los platos más típicos de la cocina brasileña aún son algo desconocidos.

Las técnicas de preparación de origen indígena con ingredientes europeos y regionales es una combinación común. Los habitantes adoptaron recetas de origen portugués con ingredientes locales, los cuales en algunos casos eran exclusivos de Brasil.

Los 10 platos más típicos de la cocina brasileña

Ya sean en forma postres, bebidas o platos principales, la gastronomía brasileña es amplísima y llena de sabor. Un reflejo fiel de la personalidad y cultura de éste país que puedes conocer a través de sus sabores. Los mejores platos típicos de la cocina brasileña que veremos a continuación son prueba de ello.

Algunos de estos platos podrás encontrarlos sin problema como parte de la oferta de comida callejera. En restaurantes, en las casas o en las fiestas, la cocina brasileña está presente siempre con la misma alegría que la de sus habitantes.

1. Feijoada

La feijoada es considerado el plato nacional de Brasil y debía estar en el primer lugar. Consiste en una olla de alubias negras con carne de cerdo. En algunas regiones lo acompañan de arroz y naranjas. Se puede espolvorear harina de mandioca por encima al igual que muchas de las recetas brasileñas.

Sin duda la feijoada es uno de los más importantes de los platos típicos de la cocina brasileña. Aunque en cualquier restaurante encontrarás esta receta sin problema, lo típico en Brasil es comerlo los miércoles y sábados.

2. Farofa

La farofa es una guarnición típica presente en muchos platos. El ingrediente principal es la harina de mandioca. Ésta harina se tuesta y se condimenta con judías, tocino, plátanos, col, cebollas, huevos, chorizo frito, entre otros. Todo depende del gusto y la región donde se prepare.

Lo común es que la farofa sea un acompañante en otros platillos típicos de la comida brasileña. Se puede encontrar rociado encima del arroz y los frijoles, pero puede ser también que se combine con carne de cerdo o pollo y se convierta así en el plato principal.

3. Vatapá

El vatapá es un puré que puede presentarse solo o como acompañamiento de pescado. Es elaborado con pan, jengibre, pimienta, cacahuate, leche de coco, aceite de palma y cebolla. Es un plato típico específicamente de la cocina bahiana pero reconocido en todo Brasil.

Este puré se puede servir acompañado de camarón, pescado o carne de ternera acompañados de arroz. Aunque por sí solo es un plato delicioso que debes probar al menos alguna vez, sobre todo si estás de visita en este país.

4. Pão de queijo

El Pão de queijo es un bocadillo delicioso muy típico en Brasil. Se trata de un pequeño bollo horneado relleno de queso de origen incialmente europeo. Aún así debemos destacar la influencia guaraní. Y es que consume en Paraguay y Argentina también, pero es uno de los platos típicos de la comida brasileña que más se consumen.

Aunque pareciera una receta sencilla, el sabor de la harina hecho a base de almidón de mandioca es muy peculiar y no se encuentra en otros lados. En ocasiones puede encontrarse con una salsa adicional al relleno del queso.

5. Carne do sol

La carne do sol es uno de los platos a base de carne más deliciosos. Es un preparado a base de carne seca y comunmente se acomaña con puré de yuca. A veces la carne do sol también la podrás encontrar con el nombre de jabá.

La técnica de preparación de ésta carne, consiste en cortar y salarla para dejarla al aire por 4 días. Esto lleva a un proceso de deshidratación que es más fácil realizarse en climas semi-áridas, por lo que es común que en se prepare en el nordeste de Brasil.

6. Churrasco brasileño

El churrasco brasileño se ha convertido en uno de los platos más típicos de la comida brasileña. Consiste en espadas de carne cocinadas directo al fuego. En todo Brasil existen cientos de churrasquerías para saborear este delicioso asado.

Aunque en todos los países se disputan el título de los mejores asadores de carne, Brasil tiene mención aparte. La forma común consiste en ensartar la carne en una brocheta sazonando con sal gruesa y cocinando directo al fuego.

7. Coxinha

La coxinha es un plato típico portugués y brasileño. Elaborado a base de pechuga de pollo deshebrada, empanizada y frita. Coxinha significa literalmente “muslito” ya que la forma que se le da es la de un muslo de pollo.

Este platillo suele ser acompañado de una salsa picante. Son muy parecidas a las croquetas de pollo populares en todo el mundo, pero el sabor especial de la cocina brasileña hacen que la coxinha un plato típico de la comida brasileña.

8. Quindim

El quindim es un postre delicioso que todo el mundo debería probar. La gastronomía brasileña no está completa sin sus postres. El quindim es de los más populares y típicos que fácilmente encontrarás en cualquier restaurante brasileño.

Aunque su preparación es sencilla, es un postre delicioso. Es un preparado de yema de huevo, azúcar y coco rallado. Tiene la consistencia de una crema espesa, y se le puede añadir colorante amarillo para darle mejor vista.

9. Moqueca

La moqueca es un caldo servido en cazuela de origen prehispánico. Es un cocido de pescado en cebolla, chile, tomate, cilantro y malagueta con aceite de palma y leche de coco. Su preparación requiere que se cocine muy lentamente y no se le añade agua.

En algunas zonas se le añade camarón o huevo cocido. Aunque es más conocido en la zona de Bahía, la moqueca es uno de los platos más típicos de la comida brasileña que no debes dejar de probar si te encuentras visitando este grandioso país.

10. Salgados

Los salgados son deliciosos aperitivos salados. Pueden ser de carne salada, pescado, queso o verduras. Son bocadillos muy habituales en fiestas de cumpleaños o como previos a un plato fuerte.

Lo común es encontrarlos preparados en forma de rosquilla, pueden ser hechos en horno o asados. Es una opción muy económica y es habitual encontrarlos como parte de las opciones de comida callejera, por lo que algunos viajeros de mochila, lo recomiendan ampliamente.

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.