Ropa premamá: 10 consejos para lucir embarazo y sentirse cómoda

La comodidad lo es todo durante el embarazo, si bien no hay que renunciar a un buen “look”.
Ropa premamá

Durante el embarazo el cuerpo de una mujer cambia como en ningún otro momento. Todo el proceso es muy rápido, y es fácil encontrarse con que la ropa aprieta en cuestión de semanas. Pero el embarazo es lo que tiene, y hay que prepararse la ropa más adecuada para cada momento.

La ropa premamá esta pensada para sentirse cómoda e incluso es posible lucir embarazo con ella. Es importante que la barriga tenga sostén sin sentirse apretada y también que la ropa sea suave y se amolde. Y todo esto no debe estar reñido con verse bien y dentro de las tendencias de la moda.

Ropa premamá: 10 consejos para lucir y sentirte cómoda

Durante el embarazo no hay porque dejar de verse hermosa. Ya sea para acudir al trabajo o una fiesta, existen diversos prendas que combinan muy bien el estilo y la comodidad. Además, afortunadamente no hay que gastar demasiado para lograrlo.

Con ropa habitual y adquiriendo alguna otra pieza de ropa premamá se puede preparar un buen armario para lucir y sentirse cómoda sin gastar demasiado. Siempre es bueno hacer uso de la creatividad y explorar nuevos estilos para poder disfrutar de esta etapa.

1. Pantalones de embarazo

La prenda básica para esta etapa son los pantalones de embarazo. Ya sea para el día a día o para vestir, lo recomendable es hacerse con varios. Aun así no hay que preocuparse demasiado, se pueden adquirir uno o dos y adaptar los que se usan actualmente.

A los pantalones se les puede añadir una cinta elástica en los costados para que se vayan adaptando al tamaño de la barriga. También existen bandas muy anchas para coserlas a la pretina de los pantalones, y otra gan alternativa son los leggings.

2. Camisetas

Las camisetas XL son una opción muy cómoda. En ocasiones la ropa premamá tiene un costo más elevado que la ropa normal, pero usando un poco de creatividad se puede transformar la ropa grande en ropa de maternidad.

A cualquier camiseta de talla grande se le pueden añadir unas costuras en los laterales. Con esto la camiseta adquiere una forma que se amolda a la barriga, y además puede usarse durante todo el embarazo.

3. Zapatos

Los zapatos deben ser más bien amplios, sobre todo en el último trimestre. Esto es debido a que es normal que se hinchen los pies durante los últimos meses del embarazo. Por otro lado se pueden usar zapatillas durante esta etapa.

Sin embargo, lo más recomendable es utilizar zapatos que minimicen la posibilidad de sufrir algún tropiezo o desequilibrio. Unas zapatillas deportivas de tenis casuales podrán ser suficientes para usar durante todo el embarazo.

4. Ropa de oficina

La ropa de oficina premamá debe priorizar la comodidad y el buen soporte de la barriga. Como ya se mencionó, los pantalones para ir a la oficina pueden ajustarse con bandas elásticas. Esto permite que la barriga no sufra presión pero también se le da soporte por debajo.

Una opción para las camisas y blusas de oficina es usarlas abiertas, y a su vez llevar por debajo una camiseta de algodón cómoda para la barriga. Utilizar una bufanda o mascada puede ser útil para no perder formalidad.

5. Vestidos

Los vestidos son una alternativa excelente para usar durante el embarazo. La mayoría de los vestidos de uso normal pueden utilizarse como ropa premamá y darle un toque diferente si se usan con leggins debajo (en caso de que se sientan demasiado cortos).

Aquellos vestidos de tela elástica que se ajustan al cuerpo son perfectos para lucir la barriga y estar cómoda. Yodo para que la experiencia sea lo más confortable posible.

6. Ropa de fiesta

La ropa premamá para las fiestas también puede ser cómoda. Si la fiesta requiere etiqueta o vestido de noche no hay problema, hay muchas alternativas para lucir bien, tener comodidad y no gastar mucho.

Cualquier vestido que ya se tenga previamente puede funcionar. Hay muchos modelos que incluyen un cinturón debajo del busto, los cuales son ideales para dejar libre la barriga. Otra alternativa es un pantalón holgado de pata de elefante y una camisa ajustada.

7. Ropa interior

La ropa interior también debe ser la adecuada durante esta etapa. De hecho de trata de uno de los tipos de prendas más importantes dentro de la ropa premamá. En primer lugar, los sostenes deben ajustarse al crecimiento del busto, por lo que unos extensores son una gran alternativa.

Es importante adquirir un buen sostén de la talla adecuada, sobre todo en la parte final del embarazo y la etapa de la lactancia. Las bragas también se recomiendan que sean firmes, de algodón y que abarquen toda la parte baja de la barriga.

8. Ropa sexy

En el embarazo no se pierde sensualidad y la ropa sexy se puede seguirse usando. Hay muchos modelos de lencería entre la ropa premamá que, además de comodidad, otorgan sensualidad.

Encajes, transparencias, telas suaves, ... todo para que al usarlas no se pierda el toque sensual. Hay que dejar las inhibiciones a un lado junto a la creencia de que la barriga resta atractivo. Una cosa no esta reñida con la otra.

9. Cinturón

Un cinturón es un accesorio imprescindible para la ropa premamá. Cualquier cinturón delgado puede usarse con casi todas las prendas. Es simplemente un elemento decorativo que no debe apretar demasiado la barriga.

Para lucir la ropa premamá basta con colocar el cinturón por debajo del busto, así se sostienen las camisas abiertas o complementar los vestidos. Los cinturones gruesos no se recomiendan, sobre todo al final del embarazo pues estos si que pueden causar incomodidad.

10. Abrigos y chamarras

Si los últimos meses del embarazo ocurren en invierno hay que ir bien abrigada. Ante esta situación quizá sea conveniente adquirir algún jersey de la talla adecuada, pues puede ser difícil cubrir la barriga con una de talla normal.

Una alternativa puede ser utilizar alguna de hombre, pues suelen ser mucho más grandes. Es algo que se puede dejar por unos meses, por lo que la mujer embarazada con un chico a su lado ya sabe a quien tomárselo prestado.

Referencias bibliográficas

  • Chevallier, L. y Aubert, C. (2018). Embarazo saludable. Zenith México.

  • Toussaint-Samat, M. (1994). Historia técnica y moral del vestido. Madrid: Alianza.

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.