Los 6 tipos de rosas (y sus características)

Te explicamos las variedades de una de las flores más populares y bellas.
Tipos de rosa

Las rosas son las flores más solicitadas para todo tipo de eventos en todo el mundo. Desde siglos atrás, esta flor ha sido símbolo de belleza, amor y elegancia. Aún en la actualidad, donde existe una diversidad muy amplia de flores, las rosas siguen siendo las favoritas.

Existen rosas de muchos colores, y se dice que cada color representa algo en específico. Pero más allá de esa variedad, existen otros tipos de rosas que se clasifican según su origen, la forma de sus hojas y tallos y por supuesto, la forma de sus flores.

Conoce los 6 tipos de rosas y sus características

Las rosas que normalmente se venden en ramos no son el único tipo de rosa. Es la más común a nivel comercial, debido a sus características útiles para confeccionar ramos y adornos. Pero hay otros tipos de rosas que también adornan de forma espectacular los jardines.

Los primeros rosales que existieron son los ahora llamados rosales silvestres. De ahí surgieron otros tipo de rosales, además de aquellos que se han generado por medio de injertos, dando lugar a los que hoy conocemos de forma más cotidiana. Te explicamos aquí cuántos tipos de rosas hay, con esta lista que muestra los rosales más comunes.

1. Especies silvestres

Las rosas de tipo silvestres son las que nacen en la naturaleza. En realidad, todos los rosales derivan de estas especies. Requieren de pocos cuidados y se dividen en muchos tipos según sus formas y características. Te mencionamos algunas variedades que son las más parecidas a la rosa común.

Rosa Banksiae

1. Banksiae

Es un rosal que alcanza hasta los 6 metros de largo. Se usa como “trepadora” y aunque es de ramas fuertes, requiere soporte para crecer correctamente. No tiene espinas y las flores aparecen en ramilletes de rosas muy pequeñas.

2. Damascena

El rosal o rosa damascena también se conoce como “rosal de Alejandría”. Aunque es una especie silvestre, hoy en día se cultiva en Bulgaria para utilizarla en la fabricación de aceite esencial. Su rosal alcanza los 2 metros de altura y sus flores brotan en pares.

3. Otros tipos de rosas silvestres

Existen al menos otras 7 especies de rosas silvestres. No obstante, estas no son normalmente reconocidas como parte de la familia de las rosas, debido a que su parecido con ellas es muy tenue. Sin embargo, forman parte de la clasificación de rosas silvestres por su parentesco genealógico.

2. Rosales antiguos

Todas las clases de rosas que existían antes de 1867 son conocidas como rosales antiguos. Debido a que en esta fecha apareció el primer híbrido de té, que es la rosa más popular actualmente y a partir de la cual aparecen los llamados “rosales modernos”, que enlistamos más adelante.

Los rosales antiguos dejaron de usarse por muchos años, pero en las últimas décadas han recobrado popularidad. Esto se debe a que a diferencia de los rosales actuales, estos son más resistentes y no requieren tantos cuidados. Aquí un listado con las clases de rosales más representativas de estos rosales antiguos.

Rosal Antiguo Alba

1. Alba

Son rosales que florecen en ramilletes de entre 5 y 7 flores. La planta tiene un follaje muy abundante y verde, y las flores son robustas, por lo que se utilizan mucho para arreglos florales de larga duración y son ideales para el jardín.

2. Borbón

Las rosas borbónicas son muy fragantes. Se utilizan más como elementos decorativos en jardines que en ramos. Esto es porque el rosal puede adaptarse con soportes para hacerlo trepar como una enredadera.

3. China

El rosal china es un arbusto pequeño con rosas igualmente pequeñas. Aunque son un tipo de rosas muy resistentes, no son precisamente las favoritas por su tamaño y forma. Además, deben estar en exteriores pero requieren de protección.

4. Damasceno

Las flores del rosal damasceno son muy bellas y fragantes. Son arbustos de porte abierto y durante todo el verano surgen los brotes de las rosas damascenas. Los hay de muchos colores y van muy bien para engalanar un jardín.

5. Gallica

También conocidas como rosal antiguo. Las rosas de este tipo de rosal son muy parecidas a algunos tipos de rosales silvestres. Los colores de sus brotes son muy intensos y tienen un magnífico aroma. Suelen crecer en ramilletes de 3 flores.

6. Híbrido perpetuo

Las rosas “híbrido perpetuo” tienen flores de tamaños grandes. Brotan de una en una y a diferencia de las demás, su mayor floración ocurre durante el otoño. Dan flores con muchos pétalos, por lo que se distinguen por su gran volumen.

7. Sempervirens

Los rosales sempervirens son una planta que luce muy bien en vallas. Son arbustos trepadores y florecen al final del verano. En esta época el arbusto se llena de flores, pues la característica de este rosal es que tiene muchos brotes al mismo tiempo.

8. Portland

Las rosas Portland se asemejan a una rosa común, pero con ondulaciones en los pétalos. Crecen de forma vertical y sus flores son un tanto frágiles. Los brotes ocurren durante el verano y no son tan fragantes como en otros tipo de rosas.

3. Rosales modernos

Los rosales modernos son los que se plantan con mayor frecuencia en la actualidad. Existen muchas variedades alrededor del mundo y la versatilidad de todos ellos es lo que ha hecho que la gente los prefiera para tenerlos en sus jardínes.

A partir de la creación de los rosales híbridos de té en 1867, las derivaciones de los tipos de rosas son nombrados como rosales modernos. A esta clasificación corresponden al menos 9 tipos de rosas que mencionamos a continuación.

Rosal híbrido de té

1. Arbustivas

Las arbustivas son muy parecidas a los rosales antiguos por su resistencia y forma. Crecen en arbustos muy grandes, aunque no alcanzan más de 2 metros de alto. De ellos brotan flores simples o en ocasiones en racimos dobles. Además florecen durante todo el año.

2. Híbridos de Té

Los arbustos híbridos de té son lo que conocemos como rosa común. Es la más popular y conocida en todo el mundo, tanto para plantar en jardín como para cortar en ramos decorativos. Son arbustos de máximo 1 metro de alto y sus rosas florecen a lo largo de todo el año.

3. Floribunda

La floribunda es muy similar a la rosa común. La principal diferencia entre la floribunda y los híbridos de té es que la primera florece en racimos abundantes, aunque sus flores son más pequeñas, lo que las hace visualmente atractivas y coloridas.

4. Grandiflora

La flor de los arbustos de grandiflora suele confundirse con la rosa común. Sin embargo, la diferencia más notable entre ellas es que los pétalos son ligeramente más gruesos y de menor tamaño. Son muy resistentes y pueden incluso plantarse y crecer sin grandes cuidados durante el primer año.

5. Polyantha

Los arbustos de polyantha lucen espectaculares en los jardínes. Son arbustos pequeños pero muy espesos, con una gran cantidad de flores pequeñas. Florecen durante todo el verano y el otoño. Son muy usados para crear bardas, aunque también sirven muy bien para ramos.

6. Trepadores

Como su nombre lo indica, son rosales que se usan para trepar por columnas o bardas. Debido a que tienen tallos altos y semi flexibles, se acomodan de tal forma que cubran superficies hacia arriba. Algunos de ellos florecen de forma constante, pero algunos tipos de trepadores solo lo hacen una vez al año.

7. Sarmentosos

Los rosales sarmentosos son parecidos a los trepadores. Así que se utilizan también para instalarlos en árboles, vallas, columnas y muros. Tienen un follaje muy abundante y son poco florecientes.

8. Miniatura

Una opción excelente para macetas o espacios pequeños son los rosales miniatura. Tanto el arbusto como sus flores son muy pequeñas, con flores que brotan en ramilletes de hasta 11 flores, acompañadas de un follaje muy espeso.

9. Tapizantes

El tipo de rosal tapizante se extiende por el suelo. Crecen más de forma horizontal que vertical y de él surgen ramilletes de entre 3 y 11 flores. Además de instalarse sobre el césped, también lucen muy bien por encima de las bardas, para que tengan una caída en cascada.

4. Rosal de pie alto

El rosal de pie de alto es un injerto híbrido de otros tipos de rosales modernos. Suele utilizarse como injerto el rosal híbrido de té, el floribunda o el miniatura, que se injerta a un tronco base de rosal silvestre. El objetivo es crear pequeños árboles de rosas.

Para lograr esto se cultiva el rosal silvestre y cuando alcanza entre 1.5 y 1 metros, se le injerta el otro tipo de rosal. Esto toma alrededor de 3 años y se consigue un efecto realmente hermoso. Se pueden cultivar en macetas o en praderas.

5. Rosal llorón

Este tipo de rosal también es producto de un injerto. Al igual que el rosal de pie alto, se utiliza un rosal silvestre para obtener el tronco base. Se realiza un injerto con diferentes variedades de flores en mazos.

Las ramas que resultan de este injerto son muy flexibles, por lo que conforme va creciendo, las ramas se inclinan hacia abajo pegadas al tronco, llegando hasta el suelo. El resultado es un hermoso árbol de flores abundantes que caen en cascada.

6. Rosas para ramos

Las rosas para ramos están creadas especialmente para esto. La rosa más común que conocemos y que se utiliza para crear ramos y arreglos florales, proviene de un tipo de rosal cultivado con el fin específico de cortar las flores.

Derivan de tallos largos, derechos y espinosos. Las híbridas de té, las floribundas y las miniaturas, son las que se utilizan con este propósito. Aunque pueden crecer bien en jardines caseros, la verdad es que no lucen tan espléndidas como otro tipo de rosas.

Referencias bibliográficas

  • "Rosa". The Plant List. Version 1.1. 2013. Recuperado el 20-08-2019.
  • Goody, Jack (1993). The Culture of Flowers. Cambridge University Press. ISBN 978-0521424844.

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.