Wine hacks: los mejores trucos para amantes del vino

11 months ago

Ingrid Dalmau

Recopilación de trucos y consejos que harán la vida un poco más fácil a los amantes del vino.

Estos trucos te mejorarán la vida si te gusta el vino.
Estos trucos te mejorarán la vida si te gusta el vino. Fuente: Pexels

 

El vino es fuente de muchas propiedades y se dice que una copa al día es incluso saludable. Por eso son muchos los aficionados a esta bebida.

Para que puedas disfrutar al máximo de su consumo y le saques el mayor partido, te presentamos una recopilación con los mejores trucos para amantes del vino.

Los mejores trucos para amantes del vino

Con estos trucos evitarás los molestos problemas que te puedes encontrar si consumes vino a menudo.

1. Enfriar rápidamente

Cuántas veces hemos comprado una botella en el último minuto que teníamos que consumir al momento y no estaba lo suficientemente fría como para servirla. Lo primero en lo que piensas es en ponerla en el congelador, pero puede tardar demasiado en enfriarse y tus amigos esperan. Pero uno de los trucos para amantes del vino te salvará esa cena o reunión con amigos.

Lo que debes hacer es guardar la botella en el congelador, pero añadiendo un extra. Debes coger papel de cocina, empaparlo de agua y envolver la botella con él antes de meterlo en el congelador. El papel se congelará más deprisa y lo mantendrá frío por más tiempo, por lo que bastará con mantenerla dentro durante unos 15 o 20 minutos.

Otro truco que funciona es el de añadir una taza de sal en la cubitera mientras enfrías la botella. Eso reducirá el tiempo de enfriamiento notablemente.

2. Como descorchar sin abrebotellas

Todo aficionado al vino que se precie debe tener como mínimo un abrebotellas en su cocina. Pero también es cierto que nadie se ha librado de encontrarse alguna vez con el drama de no contar con ningún sacacorchos a mano, ya sea porque no tuviéramos o porque se hubiera perdido.

¡No temas! Existen muchas formas de solucionarlo sin tener que hundir el corcho en la botella. Una de las más sencillas consiste en clavar un cuchillo o una llave con un poco de inclinación, y hacer palanca.

Otra forma clásica es colocando la botella dentro de un zapato y golpearlo contra la pared, como se muestra en el siguiente vídeo. Puedes realizar lo mismo envolviendo la base de la botella con un trapo.

3. Evitar trozos de corcho

Si el anterior punto no nos ha funcionado y no hemos tenido más remedio que dejar caer el tapón, es posible que hayan quedado trozos en el interior de la botella. Pero esto tampoco será un problema con otro de los mejores trucos para los consumidores de vino habituales.

Basta con hacerse con un filtro de papel, como los que se usan para el café, y usarlo como colador. De esta forma podremos servir el vino directamente en la copa y el filtro evitará que traspasen los restos de corcho que puedan haber.

4. Guardarlo en cubitos de hielo

Si te sobra algo de vino, lo mejor que puedes hacer es guardarlo en moldes para cubitos de hielo y mantenerlos en el congelador. Con esto tendrás cubitos de hielo hechos de vino que pueden tener dos utilidades.

Por un lado, podrás usarlos para enfriarlo cuando esté en la copa y evitar que se agüe. Por otro lado, mantenerlos guardados de esta forma te será muy útil para cuando tengas que cocinar tus platos con vino.

Con este wine hack puedes conservar el vino y usarlo en las comidas.
Con este wine hack puedes conservar el vino y usarlo en las comidas. | Fuente: http://www.foodsvs.com

 

5. Uvas congeladas

Otro truco interesante para variar un poco la forma en que tomas el vino es la de añadir uvas congeladas a tu copa.

De esta forma ayudarás a enfriar tu copa sin recurrir a cubitos y además le estarás dando un toque original a la presentación.

6. Frutas para añadir sabor

Si más que congelar lo que quieres es añadir sabor y mejorar la presentación de tu copa, prueba a añadirle pedazos de frutas como fresas cortadas o moras. Para muchos puede ser un sacrilegio, pero esto puede ayudar a mejorar el sabor o simplemente hacer la copa más vistosa y divertida.

Añadir fruta en la copa es una buena forma de decorar y dar sabor.
Añadir fruta en la copa es una buena forma de decorar y dar sabor. | Unsplash

 

7. Airear el vino malo en una batidora

Pero si el problema es que el vino del que disponemos no es muy bueno o no tiene mucho sabor, existe otro truco más eficaz para mejorarlo.

Para ello necesitaremos una batidora y bastará con remover el vino en ella durante 30 segundos. Esto lo que hará será airearlo, permitiendo resaltar los sabores.  

8. Eliminar el sabor a corcho

¿Nunca te ha ocurrido lo de encontrar un vino que tenía demasiado sabor a corcho? Sorprendentemente existe un truco para eliminar este molesto sabor y olor del vino, y es más fácil de lo que imaginas.

Tan solo tienes que coger un poco de papel de film transparente e introducirlo en la jarra con el vino durante unos minutos. ¡Y magia! Habrás logrado eliminar el sabor y olor a corcho. Al parecer este tipo de plástico atrapa las moléculas con las que tratan este tipo de tapones.

dsgsfg
Algunos vinos adquieren el sabor y el olor a corcho del tapón.   | Unsplash

 

9. Tapar con film

El papel de film transparente también nos puede resultar útil para otros trucos. De la misma forma que has podido tener problemas para abrir la botella al principio, ¿temes que te vuelva a ocurrir una vez la cierres de nuevo? No sufras.

Un truco muy útil para que no vuelvas a tener problemas al abrir la botella es colocar papel transparente antes de meter el tapón. De esta forma será más fácil sacarlo cuando lo vuelvas a destapar.

10. Sal para las manchas

¿Y qué hacemos si nos hemos acabado manchando la ropa? Este es otro drama al que se ha acabado enfrentando todo el mundo alguna vez en su vida. La temida mancha de vino (aunque sea blanco) en la ropa que no se va.

La clave para que desaparezca del todo está en limpiarla lo antes posible. Pero aún así no bastará solo con eso. Antes de limpiar, debemos colocar papel absorbente sobre la mancha (con cuidado de no extenderla) para retirar el líquido sobrante.

Y para limpiarla nos será muy útil en este caso el uso de la sal. El truco consiste en echar una buena cantidad de sal sobre la mancha y dejarlo por varios minutos. Luego habrá que aclarar con agua fría. ¡Et voilá! La sal habrá absorbido el vino como por arte de magia. Si la mancha se resiste, repite el proceso o prueba a realizar el mismo truco con agua carbonatada.

Los amantes del vino están de enhorabuena con estos trucos.
Y ahora... ¡A disfrutar!. | Pixabay

 

 

Ingrid Dalmau