50 frases de Gabriel García Márquez (sobre la vida y el amor)

4 months ago

Maria Weevs

Las mejores frases de Gabriel García Márquez, extraídas de obras como Cien años de Soledad, El amor en tiempos de cólera o El Coronel no tiene quien le escriba.

El autor colombiano conocido como Gabo es un gran exponente de realismo mágico.
El autor colombiano conocido como Gabo es un gran exponente de realismo mágico. Fuente: elpais.com

Uno de los mayores exponentes, si no el padre, del realismo mágico es el escritor colombiano Gabriel García Márquez o Gabo, como le llamaban sus amigos. En sus novelas ha logrado transportarnos a mundos fantásticos en escenarios reales y viceversa, despertando todo tipo de emociones a través de la relación que hacemos con los personajes de sus fascinantes historias.

No en vano ganó el premio Nobel de literatura con su novela “Cien años de soledad”, que no puedes dejar de leerla. Sus historias de amor y la trascendencia de la vida, el tiempo, los sentimientos y sus personajes te cautivan en cada uno de sus libros; algunos de los más populares son “El amor en los tiempos del cólera”, “Del amor y otros demonios” y “El coronel no tiene quien le escriba”, entre muchos otros títulos más que te van a encantar.

Las mejores 50 frases de Gabriel García Márquez

Hemos reunido las mejores frases de Gabriel García Márquez dichas por él y por los personajes de su novela, para que te contagies de su mundo, que no es nada más y nada menos que puro realismo mágico.

1. Es inútil que siga rezando. Hasta Dios se va de vacaciones en agosto.

Empezamos con esta frase llena de ironía que nos regala Gabo en su cuento “Diecisiete ingleses envenenados”.

2. Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez.

Una frase de Gabriel García Márquez muy iluminadora sobre las miles de veces que nos transformamos y reinventamos a nosotros mismos.

3. El día que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo.

Gabo también habló sobre la desigualdad en la que está construida nuestra sociedad.

4. En todo momento de mi vida hay una mujer que me lleva de la mano en las tinieblas de una realidad que las mujeres conocen mejor que los hombres y en las cuales se orientan mejor con menos luces.

¿A cuál crees que es la realidad a la que se refiere Gabo en esta frase de “Vivir para contarla”?

5. El amor es eterno mientras dura.

Todas las que nos hemos enamorado alguna vez, podemos dar fe de esto. Del cuento “Sólo vine a hablar por teléfono”.

6. El cambio de personalidad es una lucha cotidiana en la que uno se rebela contra su propia determinación de cambiar, y quiere seguir siendo uno mismo.

Otra frase que habla sobre los procesos en los que nos reinventamos a nosotros mismos. Del cuento “La aventura de Miguel Littin clandestino en Chile”.

7. Era bella, elástica, con una piel tierna del color del pan y los ojos de almendras verdes, y tenía el cabello liso y negro y largo hasta la espalda y un aura de antigüedad que lo mismo podía ser de Indonesia que de los Andes.

Una forma muy bella, ingeniosa y diferente de describir la belleza de una mujer en esta frase de Gabriel García Márquez en su cuento “El avión de la bella durmiente”.

8. Hay que ser infiel, pero nunca desleal.

Como en esta frase de “El coronel no tiene quien le escriba”, hay quienes apoyan la noción de que la lealtad vale más que la fidelidad, y que se puede ser infiel pero no desleal.

9. La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla.

Otra frase muy cierta de Gabo y que explica por qué a veces dos personas que vivieron el mismo momento lo relatan tan distinto; cada uno lo vive desde su perspectiva y desde allí mismo lo recuerda.

10. Poco a poco fue idealizandola, atribuyéndole virtudes improbables, sentimientos imaginarios, y al cabo de dos semanas ya no pensaba más en ella.

Hablando de aquellos enamoramientos fugaces, sale a relucir esta frase de la novela “El amor en los tiempos del cólera”

11. No hay anuncios de cometas ni de eclipses, que yo sepa, ni tenemos culpas tan grandes como para que Dios se ocupe de nosotros.

Otra frase que demuestra la elocuencia de Gabo con las palabras y su agilidad de pensamiento es esta de su novela “Del amor y otros demonios”.

12. La sabiduría nos llega cuando ya no nos sirve de nada.

No en vano las personas mayores dicen haber deseado saber lo que saben cuando eran jóvenes. Frase del libro “El coronel no tiene quien le escriba”.

13. Solo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ame con todo su ser.

Una de las lecciones más grandes en esta vida es aprender a aceptar el amor tal y como llega y no como nos imaginamos que debe ser, y mucho menos, como nos imaginamos que debe ser a causa de los prejuicios de la sociedad.

14. Dice que se está muriendo por mí, como si yo fuera un cólico miserable.

Y una respuesta un tanto testaruda de uno de los personajes de Gabo para una de las frases de amor e cajón.

15. El primer síntoma de la vejez es que uno empieza a parecerse a su padre.

Esta frase de Gabriel García Márquez sobre la vejez, la escribió en su libro “Memorias de mis putas tristes”

16. Pues habían vivido juntos lo bastante para darse cuenta de que el amor era el amor en cualquier tiempo y en cualquier parte, pero tanto más denso cuanto más cerca de la muerte.

“El amor en los tiempos del cólera” nos regala esta hermosa reflexión sobre el amor y el paso del tiempo.

17. El mar crecerá con mis lágrimas.

Hermosa frase de Gabriel García Márquez que aparece en su libro “La mala hora”.

18. La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir.

Otra frase muy acertada sobre los caminos de nuestras vidas que aparece en “El coronel no tiene quien le escriba”.

19. No es verdad que las personas dejen de perseguir sueños porque se hacen viejas, sino que se hacen viejas porque dejan de perseguir sus sueños.

La vejez no depende solo de nuestra edad, sino de la actitud que tengamos frente a la vida.

20. Locamente enamorados al cabo de tantos años de complicidad estéril, gozaban con el milagro de quererse tanto en la mesa como en la cama, y llegaron a ser tan felices, que todavía cuando eran dos ancianos agotados seguían retozando como conejitos peleándose como perros.

El tipo de amor con el que alguna de nosotras soñamos es este que describe Gabo en su novela más alabada “Cien años de soledad”.

21. Lo que pasa es que este país no hay una sola fortuna que no tenga a la espalda un burro muerto.

Esta frase de Gabriel García Márquez aparece en su libro “La mala hora” y refleja la realidad de la política e historia colombiana de la época.

22. A mi me hubiera gustado morirme por mi cuenta, pero si mi destino era ese yo tenía que asumirlo.

Otra de las frases de su libro “Noticia de un secuestro” que plasma la realidad de su país, Colombia durante la época más violenta de su historia y que terminó en el 2016 con la firma del tratado de paz de entre el gobierno y el grupo guerrillero FARC.

23. Me desconcierta tanto pensar que Dios existe, como que no existe.

Una de las frases de Gabriel García Márquez más famosas es esta de “El coronel no tiene quien le escriba”.

24. Un hombre solo tiene derecho de mirar a otro hacia abajo cuando tiene que ayudarlo a levantarse.

Nada más cierto que esto, todas las personas somos iguales y merecemos el mismo trato.

25. El cuerpo humano no está hecho para los años que uno podría vivir.

Si tan solo nuestro cuerpo pudiera vivir todo lo que nuestra mente y nuestros sueños quisieran. “Del amor y otros demonios”.

26. Si no le temes a Dios, témele a la sífilis.

A alguna representación de un juicio final tenemos que temerle, según esta frase del libro “Vivir para contarla”.

27. Siento que la conozco menos cuanto más la conozco.

Frase de la novela “Del amor y otros demonios”. A veces esto nos ha pasado con algunas personas.

28. Ningún lugar en la vida es más triste que una cama vacía.

“El coronel no tiene quien le escriba” dice esta frase refiriéndose a la melancolía de saber quien antes dormía en esa cama que hoy está´vacía.

29. La creación intelectual es el más misterioso y solitario de los oficios humanos.

Otra poderosa frase de Gabriel García Márquez que sólo quienes siguen el camino intelectual como la escritura por ejemplo, podrían comprender, pues es un trabajo de la mente que se hace solos.

30. Volverán -dijo-. La vergüenza tiene mala memoria.

Esta frase sobre la vergüenza aparece en el libro “La mala hora”.

31. Nunca seré viejo -le dije entonces-. Ella lo interpretó como un propósito heroico de luchar sin cuartel contra los estragos del tiempo, pero él fue más explícito: tenía la determinación irrevocable de quitarse la vida a los sesenta años.

Otro extracto de la novela “El amor en los tiempo del cólera” que tan solo demuestra la ingeniosa forma de escribir de Gabo.

32. No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad.

La felicidad es la clave de la vida. Frase del libro “Del amor y otros demonios”.

33. La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado.

Siempre es mejor enfocarnos en lo positivo. Del libro “El amor en los tiempos del cólera”.

34. En realidad, el único momento de la vida en que me siento ser yo mismo es cuando estoy con mis amigos.

Porque con nuestras amigas de verdad nos sentimos libres de ser quienes somos y aceptadas por ello.

35. La palabra mestizaje significa mezclar las lágrimas con la sangre que corre. ¿Qué se puede esperar de semejante brebaje?

Excelente frase del libro “Buen viaje, señor presidente” para resumir en dos líneas lo que fue realmente la colonización y como consecuencia, el mestizaje.

36. Esa mujer es tu perdición… te tiene embobado, que un día de estos te veré retorciendote de cólicos, con un sapo metido en la barriga.

¿Alguna vez has sido esa mujer para alguien? De la aclamada novela “Cien años de soledad”.

37. El amor es un sentimiento contranatural que une a dos desconocidos en una relación mezquina e insalubre, cuanto más intensa, tanto más efímera.

Otra forma de entender el amor que encontramos en la novela “Del amor y otros demonios”.

38. ..los amputados sienten dolores, calambres, cosquillas, en la pierna que ya no tienen. Así se sentía ella sin él, sintiéndolo estar donde ya no estaba.

Nos podemos identificar con esta frase del libro “El amor en los tiempos del cólera” en aquellos momentos en que echamos de menos a alguien, cuando pasamos por una ruptura.

39. La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.

Nada más doloroso que los amores no correspondidos.

40. ...recordó un viejo adagio español: “que no nos dé Dios lo que somos capaces de soportar”.

En muchas ocasiones estamos de acuerdo con esta frase de Gabriel García Márquez en su libro “Noticia de un secuestro”; somos en realidad tan fuertes que es mejor no tener que probar lo que somos capaces de soportar.

41. Es un triunfo en la vida que la memoria de los viejos se pierda para las cosas que no son esenciales.

Frase sobre la vejez del libro “Memoria de mis putas tristes”.

42. El escritor escribe su libro para explicarse a sí mismo lo que no se puede explicar.

Frase que habla sobre lo que para Gabo significaba ser escritor. La encuentras en su libro “Vivir para contarla”.

43. ...lo asustó la sospecha tardía de que es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites.

El saber que no tenemos límites es en realidad lo que nos detiene de mostrar toda nuestra luz. Frase de la novela “El amor en los tiempos del cólera”.

44. Te quiero no por quien eres sino por quien soy cuando estoy contigo.

Una frase de Gabriel García Márquez para celebrar el efecto que el amor tiene en nosotros y cómo nos transforma.

45. Recuerda siempre que lo más importante de un matrimonio no es la felicidad sino la estabilidad.

Escrita en el libro “El amor en los tiempos del cólera” que se sucedía a principios del siglo pasado. Si fuera sobre una pareja contemporánea, seguramente Gabo no habría escrito esta frase.

46. Soy libre y me vendo yo misma.

Una forma particular de manejar su propia libertad, pero al fin de al cabo, dueña de su libertad esta mujer. Frase del libro “Del amor y otros demonios”

47. El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno.

Una frase sobre las dinámicas del matrimonio y la necesidad constante de que trabajemos en nuestro vínculos siempre para que estos se mantengan vivos.

48. -La ilusión no se come -dijo ella. -No se come, pero alimenta -replicó el coronel.

A veces la ilusión alimenta mucho más que el alimento físico. Ilusión es lo que nos hace falta en los días grises. Frase del libro “El coronel no tiene quien le escriba”.

49. Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no.

Decir “no” es una de las cosas que mas fáciles de hacer y que más nos cuestan en la vida, por lo menos así lo afirma esta frase de Gabriel García Márquez.

50. Me alquilo para soñar. En realidad, era su único oficio.

Que mejor trabajo que éste de prestarse para soñar de esta frase de Gabriel García Márquez en su cuento “Me alquilo para soñar”.

Maria Weevs