55 frases de Simone de Beauvoir sobre feminismo y amor

6 months ago

Maria Weevs

Descubre las frases más inspiradoras de esta gran pensadora francesa que revolucionó el feminismo.

El pensamiento de Simone de Beauvoir sigue inspirando a día de hoy.

Grandes mujeres han marcado la historia gracias a sus contribuciones intelectuales a la lucha por la igualdad; una de ellas fue la escritora y filósofa francesa Simone de Beauvoir, quien destacó por sus estudios y lucha por los derechos humanos, y a quien hoy en día consideramos la precursora del feminismo contemporáneo.

Simone de Beauvoir fue una maravillosa mujer llena de contrastes desde su nacimiento, que vivió una vida muy particular guiada por su ideología y que contribuyó enormemente a la lucha feminista por nuestra igualdad de derechos.

Muchas de sus enseñanzas siguen vigentes aún hoy día y viven a través de sus reflexiones. En este artículo hacemos una selección de las 55 frases de Simone de Beauvoir más destacadas, que esperamos te inspiren a ser la gran mujer que eres.

55 frases de Simone de Beauvoir para recordar

Te presentamos las mejores frases de Simone de Beauvoir, que son fruto de su gran trabajo intelectual, de las denuncias de desigualdad de principios del siglo XX, de su vida tan particular y finalmente, de sus sentimientos y esencia.

1. El día que una mujer pueda no amar con su debilidad sino con su fuerza, no escapar de sí misma sino encontrarse, no humillarse sino afirmarse, ese día el amor será para ella, como para el hombre, fuente de vida y no un peligro mortal.

Una frase de Simone de Beauvoir muy potente que habla sobre cómo hemos confundido lo que es el amor y la vida en pareja a lo largo de nuestra historia, en donde el amor ha sido más un pacto de conveniencia que realmente una unión de amor.

2. El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres.

Una de las frases de Simone de Beauvoir más conocidas a día de hoy, que pone de manifiesto en pocas palabras como las mujeres hemos estado supeditadas a la visión de una sociedad patriarcal.

3. Lo más escandaloso que tiene el escándalo es que uno se acostumbra.

Desafortunadamente asi es, cuando los sucesos para bien o para mal se repiten, resultamos acostumbrandonos a ellos y dejan de ser escándalos.

4. En sí, la homosexualidad está tan limitada como la heterosexualidad: lo ideal sería ser capaz de amar a una mujer o a un hombre, a cualquier ser humano, sin sentir miedo, inhibición u obligación.

Simone de Beauvoir estuvo siempre convencida de que el amor es un derecho al que todos debemos poder acceder sin que el cuerpo y lo que la sociedad piensa del cuerpo sea un límite.

5. Besé sus ojos, sus labios, mi boca bajó a lo largo de su pecho y rozó el ombligo infantil, el bello animal, el sexo, donde su corazón latía a golpecitos; su olor, su calor me emborrachaban y sentí que mi vida me abandonaba, mi vieja vida con sus preocupaciones, sus fatigas, sus recuerdos gastados.

Con esta frase de Simone de Beauvoir podemos ver su faceta más poética como escritora mientras nos describe uno de sus encuentros sexuales.

6. Entre dos individuos, la amistad nunca viene dada, sino que debe conquistarse indefinidamente.

Efectivamente, los vínculos afectivos dados por nuestras relaciones debemos cuidarlos y alimentarlos constantemente.

7. Mediante el trabajo ha sido como la mujer ha podido franquear la distancia que la separa del hombre. El trabajo es lo único que puede garantizarle una libertad completa.

Hace muchos años y aún hoy vemos mujeres que dependen enteramente del hombre, pues no trabajan. El hecho de trabajar nos permite no solo realizarnos personalmente sino que nos da libertad económica y seguridad sobre nosotras mismas. El trabajo era fundamental para Simone de Beauvoir.

8. No nos engañemos el poder no tolera más que las informaciones que le son útiles. Niega el derecho de información a los periódicos que revelan las miserias y las rebeliones.

La filósofa y escritora siempre puso en entredicho el verdadero papel de los periódicos como medio de información y su relación con el poder político.

9. Sólo después de que las mujeres empiezan a sentirse en esta tierra como en su casa, se ve aparecer una Rosa Luxemburgo, una Madame Curie. Ellas demuestran deslumbrantemente que no es la inferioridad de las mujeres lo que ha determinado su insignificancia.

Está más que claro que cuando somos capaces de demostrar nuestra fuerza, cualquier idea de inferioridad que haya podido existir sobre las mujeres queda totalmente inválida.

10. Las arrugas de la piel son ese algo indescriptible que procede del alma.

Una visión diferente a la convencional sobre las arrugas nos la da Simone de Beauvoir quien considera que en ellas está nuestra esencia.

11. No se nace sino que se deviene mujer.

Esta es otra de las frases de Simone de Beauvoir más conocida y llena de significado, pues confirma su idea de que la mujer no es mujer hasta que se le da ese rol en la sociedad, por lo que cada mujer debería definir con qué significado de la palabra mujer se identifica.

12. No se nace mujer: llega una a serlo. Ningún destino biológico, físico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; la civilización en conjunto es quien elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado al que se califica como femenino.

Nada mejor que esta cita de Simone de Beauvoir para explicar su frase anterior sobre si nacemos o llegamos a ser mujeres.

13. Las personas felices no tienen historia.

Según la escritora, cuando somos felices simplemente lo somos, no hay que mejorar una situación o no hay un sentido de insuficiencia por lo que no hay más historia.

14. La naturaleza del hombre es malvada. Su bondad es cultura adquirida.

Hay quienes están de acuerdo con la idea de Rousseau de que el hombre es bueno y la sociedad lo corrompe. Por su parte, Simone de Beauvoir considera que es justamente lo contrario.

15. La incultura es una situación que encierra al hombre tan herméticamente como una cárcel.

Una comparación bastante acertada de los límites que nos puede poner la falta de conocimiento.

16. Encanto es lo que tienen algunos hasta que empiezan a creérselo.

Con un poco de ironía Simone de Beauvoir expone lo que hace el ego en las personas.

17. El hecho de que exista una minoría privilegiada no compensa ni excusa, la situación de discriminación en la que vive el resto de sus compañeros.

Simone de Beauvoir siempre expuso la desigualdad de derechos en todas las esferas de la sociedad y luchó fervientemente contra ello.

18. El cristianismo le dió al erotismo su sabor de pecado y leyenda cuando dotó a la hembra humana de un alma.

La visión de la escritora sobre el cristianismo, la sexualidad y la mujer.

19. ¿Qué es un adulto? Un niño inflado por la edad.

Otra de las frases de Simone de Beauvoir más famosas que hace referencia a la adultez que cultiva a la niña que llevamos dentro.

20. Es lícito violar una cultura, pero a condición de hacerle un hijo.

Con esta frase, Simone de Beauvoir explica que la cultura evoluciona y en ese proceso de desarrollo hay que mejorarla.

21. El secreto de la felicidad en el amor consiste menos en ser ciego que en cerrar los ojos cuando hace falta.

El verdadero amor es cuando amamos conscientes de los defectos de la otra persona y no cuando evitamos a toda costa ver sus defectos.

22. En cierto sentido, el misterio de la encarnación se repite en cada mujer; todo niño que nace es un dios que se hace hombre.

Para la escritora, todos nacemos siendo completamente libres y en la medida en que vamos creciendo nos vamos adaptando a los roles sociales.

23. La verdad es una y el error, múltiple.

Simone de Beauvoir también habló sobre uno de los temas más estudiados, la verdad, afirmando que solo hay una y lo demás son errores.

24. El hombre no es ni una piedra ni una planta, y no puede justificarse a sí mismo por su mera presencia en el mundo. El hombre es hombre solo por su negación a permanecer pasivo, por el impulso que lo proyecta desde el presente hacia el futuro y lo dirige hacía las cosas con el propósito de dominarlas y darles forma. Para el hombre, existir significa remodelar la existencia. Vivir es la voluntad de vivir.

Una frase que pone en evidencia nuestras ganas de cambiar el mundo y la importancia de la voluntad para lograr todo aquello que queramos.

25. Me parecía que la tierra no hubiera sido habitable si no hubiese tenido a nadie a quien admirar.

Para Simone de Beauvoir como para cualquiera de nosotros, la admiración por los demás es algo fundamental que nos impulsa a ser mejores.

26. Escribir es un oficio que se aprende escribiendo.

Una frase de Simone de Beauvoir para todas aquellas que no saben cómo aprender a escribir, tan simple como que la práctica hace al maestro.

27. La belleza es aún más difícil de explicar que la felicidad.

Nada más cierto que esta frase, pues al final, la belleza está en quien ve la belleza y no en lo que consideramos que es bello, por lo que es totalmente subjetiva.

28. El esclavo que obedece escoge obedecer.

Con esta frase Simone de Beauvoir pretendía explicar que aún en las situaciones más adversas tenemos la libertad de elegir una opción o la otra.

29. La familia es un nido de perversiones.

Nuestra familia es fundamental en la niñez para convertirnos en las personas que somos, para bien o para mal.

30. Porque el hombre es trascendencia, jamás podrá imaginar un paraíso. El paraíso es el reposo, la trascendencia negada, un estado de cosas ya dado, sin posible superación.

Para la escritora, es inherente en las personas la lucha por la superación, para alcanzar nuevas cosas, para mejorar, para trascender.

31. Lejos de que la ausencia de dios autorice toda licencia, al contrario, el que el hombre esté abandonado sobre la tierra es la razón de que sus actos sean compromisos definitivos.

Con esta frase, Simone de Beauvoir hace referencia a la importancia de que nos comprometamos y nos hagamos responsables de nuestros actos.

32. Es absolutamente imposible encarar problema humano alguno con una mente carente de prejuicios.

De acuerdo a esta frase, en nuestro proceso de conocimiento vamos creando juicios que nos es inevitable olvidar, por lo que no seremos nunca 100% objetivas.

33. No hay muerte natural: nada de lo que sucede al hombre es natural puesto que su sola presencia pone en cuestión al mundo. La muerte es un accidente, y aún si los hombres la conocen y la aceptan, es una violencia indebida.

Esta frase de Simone de Beauvoir muestra su visión acerca de la muerte.

34. La longevidad es la recompensa de la virtud.

¿Estás de acuerdo con esta idea de Simone de Beauvoir?

35. Hay mujeres que son alocadas y hay mujeres de talento: ninguna tiene esa locura del talento que se llama genio.

Simone de Beauvoir sobre las mujeres de su generación.

36. Conocerse a sí mismo no es garantía de felicidad, pero está del lado de la felicidad y puede darnos el coraje para luchar por ella.

Una idea muy ligada al amor propio y el autodescubrimiento como clave para ser felices.

37. El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente.

De esta sencilla manera, Simone de Beauvoir describe lo que para ella debe ser la manera en la que vivimos el feminismo.

38. El hombre se define como un ser humano y la mujer como una mujer: cada vez que se comporta como un ser humano, se dice que imita al hombre.

Una frase de Simone de Beauvoir que pone en evidencia la configuración machista de nuestra sociedad, nuestras creencias e incluso, de nuestro lenguaje.

39. El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos.

esta frase nos explica uno de los mayores problemas del machismo y la violencia de género, y es que en muchos casos somos las mismas mujeres las que incentivamos este tipo de comportamiento.

40. La vida de uno tiene valor siempre que uno atribuya valor a la vida de los demás, mediante el amor, la amistad, la indignación y la compasión.

Una enseñanza muy valiosa que nos deja Simone de Beauvoir en esta frase, en la que explica cómo la manera en la que valoramos a los demás le da valor a nuestra propia vida y no al revés.

41. Cada uno de nosotros es responsable de todo y de cada ser humano.

La indiferencia no es el camino. Al final, estamos todas juntas en este planeta y somos todas igualmente responsables de lo que pasa en este mundo en el que vivimos.

42. No se debería permitir a ninguna mujer que se quedara en casa para criar a sus hijos. La sociedad tendría que ser completamente distinta. Las mujeres no deberían tener esa opción, precisamente porque si existe tal opción, demasiadas mujeres la van a tomar.

Como ya lo decía Simone de Beauvoir en otras de sus frases, muchas veces somos las mismas mujeres las que propiciamos el machismo y la desigualdad de derechos entre hombres y mujeres.

43. Nadie es más arrogante hacia las mujeres, más agresivo o desdeñoso, que el hombre que se preocupa por su virilidad.

Otra de las frases feministas de Beauvoir en relación al ego de algunos hombres.

44. La izquierda también está dominada por los hombres y éstos no tienen jamás ningún interés en pisotear sus privilegios. Los privilegiados siempre quieren mantener sus privilegios.

Con esta frase de Simone de Beauvoir se ponen en entredicho las motivaciones de los líderes masculinos de los movimientos de izquierda.

45. La humanidad es macho, y el hombre define a la mujer no en sí misma, sino con relación a él; no la considera como un ser autónomo.

Otra frase de Simone de Beauvoir que demuestra como todos los ámbitos de nuestra humanidad, desde la humanidad en sí, están configurados en masculino.

46. Me gustaría que cada vida humana fuese libertad pura y transparente.

Así es como absolutamente todos deberíamos vivir en este mundo, pero todavía no lo hemos logrado.

47. Una mujer libre es justo lo contrario a una mujer fácil.

Con esta frase, Simone de Beauvoir respondía a tantas críticas que recibió por vivir como una mujer libre.

48. El cuerpo no es una cosa, es una situación: es nuestra comprensión del mundo y el boceto de nuestro proyecto.

Nuestro cuerpo no es nada más que otro elemento para relacionarnos con el mundo, para experimentar todo aquello que el ser humanas tiene para brindarle a nuestra esencia, nuestro interior.

49. Hay un secreto para vivir feliz con la persona amada: no pretender modificarla.

Cuando amamos realmente a alguien de manera incondicional, amamos cada parte de esa persona tal y como es.

50. Que nada nos defina. Que nada nos sujete. Que sea la libertad nuestra propia sustancia.

Con esta frase, Simone de Beauvoir nos invita a que nos permitamos a nosotras mismas ser realmente libres y vivir de acuerdo a esa libertad de ser quienes somos.

51. No creo en el eterno femenino, una esencia de mujer, algo místico. La mujer no nace, se hace. No hay un eterno femenino desde el origen, son roles. Y eso se aprecia muy bien cuando se estudia la sociología. El papel de los hombres y de las mujeres no está determinado de forma absoluta en todas las civilizaciones, hay grandes cambios.

Otra reflexión que hace Simone de Beauvoir sobre la concepción errónea de que nacemos siendo mujeres y explica que en realidad es la sociedad la que nos da el rol de mujer, por lo que somos capaces de cambiar ese rol que se nos da.

52. Soy incapaz de creer en la infinidad, pero tampoco acepto lo finito.

Esta frase es un resumen de su percepción sobre lo eterno.

53. Vive de tal modo que nada de lo que hagas deba merecer el reproche o la condena de quienes te rodean.

Una invitación que nos hace Simone de Beauvoir sobre la manera en la que deberíamos vivir, esto es, en libertad.

54. Cambia tu vida hoy, no apuestes al futuro. Actúa ahora, sin demora.

Otra frase de Simone de Beauvoir que es en realidad una invitación a estar presentes y a actuar en el presente. A no esperar por un futuro sino a que lo armemos en el presente que tenemos.

55. Cuando era niña, cuando era adolescente, los libros me salvaron de la desesperación: eso me convenció de que la cultura era el valor más alto.

Y para terminar, esta reflexión de Simone de Beauvoir sobre el valor de la lectura, el conocimiento y la cultura como arma de libertad.

Maria Weevs