Los 20 mejores poemas cortos (de los mejores autores)

2 weeks ago

Amanda Coeting

En lengua española tenemos un gran legado poético de autores españoles y latinoamericanos. Realmente tenemos la suerte de poderlo disfrutar. ¿Te sumas a leer con nosotras los mejores poemas cortos de los mejores autores?

Mejores poemas cortos
mejores-poemas-cortos Fuente: Unsplash

A pesar de que hoy en día el género no goza de tanta popularidad como antaño, la historia literaria nos ha dejado un legado asombroso en forma de poesía. Muchos grandes personajes históricos han dejado gran cantidad de obras de arte que nos transmiten una gran belleza.

En este artículo vamos a recopilar algunas de las mejores piezas cortas cargadas de estética. Presentamos a continuación los mejores poemas cortos de los mejores autores.

Los mejores poemas cortos de los mejores autores

Los poemas cortos son pequeños tesoros de arte literario, y a continuación vamos a introducir los mejores. Y nos gustará hacerlo a través de las palabras del gran poeta, historiador y novelista norteamericano Carl Sandburg, “la poesía es un eco pidiéndole a la sombra que baile'.

Tomando prestadas sus palabras, vamos a dar paso a los mejores poemas cortos de los mejores autores españoles y latinoamericanos, esperando que vuestro eco encuentre armonía con las sombras de los versos propuestos.

1. Cada canción (Federico García Lorca)

Cada canción

es un remanso

del amor.

Cada lucero,

un remanso

del tiempo.

Un nudo

del tiempo.

Y cada suspiro

un remanso

del grito.

Federico García Lorca era un poeta, dramaturgo y prosista español. Poseía una gran sutileza en sus palabras y fue el poeta más influente de la literatura española del siglo XX. Adscrito a la llamada Generación del 27, se le reoonocía una gran destreza en muchas artes.

2. Quien alumbra (Alejandra Pizarnik)

Cuando me miras

mis ojos son llaves,

el muro tiene secretos,

mi temor palabras, poemas.

Sólo tú haces de mi memoria,

una viajera fascinada,

un fuego incesante.

Alejandra Pizarnik fue una poeta y traductora argentina. Nacida dentro de una familia de inmigrantes rusos, estudió filosofia en la Universidad de Buenos Aires. Su poesía es siempre una profunda indagación.

3. El desvío (Pablo Neruda)

Si tu pie se desvía de nuevo

será cortado.

Si tu mano te lleva a otro camino,

se caerá podrida.

Si me apartas de tu vida,

morirás aunque vivas.

Seguirás muerta o sombra,

andando sin mí por la tierra.

Pablo Neruda era el pseudónimo usado por Ricardo Eliezer Neftalí Reyes Basoalto. Fue un poeta i diplomático chileno muy influyente que llegó a ser galardonado como Premio Nobel de Literatura el año 1971.

4. Aquí (Octavio Paz)

Mis pasos en esta calle

Resuenan

En otra calle

Donde

Oigo mis pasos

Pasar en esta calle

Donde

Sólo es real la niebla.

Octavio Paz fue un poeta, ensayista y diplomático mexicano del siglo pasado. Se le considera una referencia y gran influencia para la escritura del siglo XX, siendo considerado uno de los mejores poetas hispanohablantes de todos los tiempos. También ganó el Premio Nobel de Literatura en 1990.

5. A un general (Julio Cortázar)

Región de manos sucias de pinceles sin pelo

de niños boca abajo de cepillos de dientes.

Zona donde la rata se ennoblece

y hay banderas innúmeras y cantan himnos

y alguien te prende, hijo de puta,

una medalla sobre el pecho.

Y te pudres lo mismo.

Julio Cortázar fue un escritor, traductor e intelectual argentino que se nacionalizó francés como protesta contra el régimen militar argentino. Se lo considera un maestro del relato corto y la narración breve en general, y inspiró nuevas formas de hacer novela en el mundo hispano.

6. Paz (Alfonsina Storni)

Vamos hacia los árboles... el sueño.

Se hará en nosotros por virtud celeste.

Vamos hacia los árboles; la noche.

Nos será blanda, la tristeza leve.

Vamos hacia los árboles, el alma

Adormecida de perfume agreste.

Pero calla, no hables, sé piadoso;

No despiertes los pájaros que duermen.

Alfonsina Storni fue una poeta y escritora argentina de ascendencia suiza que pertenecía al movimiento literario del modernismo. Su obra es feminista, y atesoraba una originalidad que cambió el sentido de las letras en Latinoamérica. Sus obras son unas veces de corte romántico-erótico, con recentimiento a los hombres, y otras muy abstractas y reflexivas en general.

7. Contigo (Luis Cernuda)

¿Mi tierra?

Mi tierra eres tú.

¿Mi gente?

Mi gente eres tú.

El destierro y la muerte

para mi están adonde

no estés tú.

¿Y mi vida?

Dime, mi vida,

¿qué es, si no eres tú?

Luis Cernuda fue un destacado poeta español que emigró a Gran Bretaña, Estados Unidos, y finalmente a México en tiempos de la guerra civil española. Su poesia es intimista, y sigue las directrices métricas innovadoras de la Generación del 27, de la cual forma parte, si bien sus ideas son algo diferentes a la tendencia del grupo. Llamó a su obra completa La realidad y el deseo, expresando la dissociació entre el mundo en el que vive y sus pasiones.

8. La montaña rusa (Nicanor Parra)

Durante medio siglo la poesía fue

el paraíso del tonto solemne.

Hasta que vine yo,

y me instalé con mi montaña rusa.

Suban, si les parece.

Claro que yo no respondo si bajan

Echando sangre por boca y narices.

Nicanor Parra fue un poeta y científico chileno. Su obra tuvo una gran influencia en la literatura hispanoamericana. Se considera el creador de la antipoesía, y se le reconoce como uno de los mejores poetas de Occidente. Recibió muchos premios y se le propuso como candidato el Premio Nobel en varias ocasiones.

9. Amor eterno (Gustavo Adolfo Bécquer)

Podrá nublarse el sol eternamente;

podrá secarse en un instante el mar;

podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal.

¡Todo sucederá!

Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón;

pero jamás en mí podrá apagarse la llama de tu amor.

Gustavo Adolfo Bécquer fue un poeta, periodista y narrador español especializado en literatura romántica. Sus rimas son muy admiradas por su ajuste relación con a la música del siglo XIX, y se erige como uno de los grandes poetas que ha dado España.

10. En las noches claras (Gloria Fuertes)

En las noches claras,

resuelvo el problema de la soledad del ser.

Invito a la luna y con mi sombra somos tres.

Gloria Fuertes fue una poeta española perteneciente a la Generación del 50, movimiento literario de la primera generación de posguerra, y a su poesía en particular se la ha vinculado al postismo. En su obra defendió siempre la igualdad entre mujeres y hombres, además del pacifismo y la defensa del medio ambiente. Se volvió muy mediática y conocida en España en los años 70.

11. Desvelada (Gabriela Mistral)

Como soy reina y fui mendiga,

ahora vivo en puro temblor de que me dejes,

y te pregunto, pálida, a cada hora:

«¿Estás conmigo aún? ¡Ay, no te alejes!»

Quisiera hacer las marchas sonriendo

y confiando ahora que has venido;

pero hasta en el dormir estoy temiendo

y pregunto entre sueños: «¿No te has ido?»

Gabriela Mistral era el pseudónimo de Lucila Godoy Alcayaga, una poeta, diplomática y pedagoga chilena. Reflexionó profundamente en las necesidades para mejorar la educación, y fue una importante figura en la reforma del sistema educacional mexicano. Su obra es muy relevantes para la literatura chilena y latinoamericana, y recibió el Premio Nobel de Literatura en 1945.

12. Deletreos de armonía (Antonio Machado)

Deletreos de armonía

que ensaya inexperta mano.

Hastío.

Cacofonía del sempiterno piano

que yo de niño escuchaba

soñando... no sé con qué,

con algo que no llegaba,

todo lo que ya se fue.

Antonio Machado fue un poeta español que integró la llamada Generación del 98. Su obra pasó del modernismo al intimismo simbolista con rasgos románticos. Su poesía se caracteriza por su vertiente humanista y la gratitud en la contemplación de la propia existencia, y su obra bebe de la sabiduría popular más ancestral. Estuvo muy comprometido en los idearios de la libre enseñanza.

13. Amo, amas … (Rubén Darío)

Amar, amar, amar, amar siempre, con todo

el ser y con la tierra y con el cielo,

con lo claro del sol y lo oscuro del lodo:

amar por toda ciencia y amar por todo anhelo.

Y cuando la montaña de la vida

nos sea dura y larga y alta y llena de abismos,

amar la inmensidad que es de amor encendida

¡y arder en la fusión de nuestros pechos mismos!

Félix Rubén García Sarmiento era conocido como Rubén Darío, y fue un poeta, periodista y diplomático de origen nicaragüense de a finales del siglo XIX y principios del XX. Fue el máximo exponente del modernismo literario en nuestra lengua. Se lo conoce como el príncipe de las letras castellanas y fue, muy probablemente, el poeta que más influenció en la poesía hispánica del siglo XX.

14. Recuerdo que dejo (Nezahualcoyotl)

¿Con qué he de irme?

¿Nada dejaré en pos de mi sobre la tierra?

¿Cómo ha de actuar mi corazón?

¿Acaso en vano venimos a vivir,

a brotar sobre la tierra?

Dejemos al menos flores.

Dejemos al menos cantos.

Nezahualcoyotl fue un monarca de la ciudad-estado de Tetzcuco durante la era precolombina en México. Se le conocía como al "rey filósofo" y fue uno de los poetas más importantes del mundo precolombino, si bien además de la literatura dominaba las ciencias, las artes, la música, la ingeniería y la arquitectura. La obra de este erudito precolombino es una de las más reconocidas del legado precolombino en México.

15. El enamorado (Jorge Luis Borges)

Lunas, marfiles, instrumentos, rosas,

lámparas y la línea de Durero,

las nueve cifras y el cambiante cero,

debo fingir que existen esas cosas.

Debo fingir que en el pasado fueron

Persépolis y Roma y que una arena

sutil midió la suerte de la almena

que los siglos de hierro deshicieron.

Debo fingir las armas y la pira

de la epopeya y los pesados mares

que roen de la tierra los pilares.

Debo fingir que hay otros. Es mentira.

Sólo tú eres. Tú, mi desventura

y mi ventura, inagotable y pura.

Jorge Luis Borges fue un escritor argentino y uno de los más importantes escritores latinoamericanos del siglo XX. Sus cuentos, ensayos y obra poética son muy conocidos, y fue un reconocido crítico literario y de cine. Entre sus intereses intelectuales destacan la filosofía, la teología, la mitoogía y las matemáticas, lo que le llevó a reflexionar sobre el tiempo, el infinito, los laberintos, la realidad y la identidad.

16. Síndrome (Mario Benedetti)

Todavía tengo casi todos mis dientes

casi todos mis cabellos y poquísimas canas

puedo hacer y deshacer el amor

trepar una escalera de dos en dos

y correr cuarenta metros detrás del ómnibus

o sea que no debería sentirme viejo

pero el grave problema es que antes

no me fijaba en estos detalles.

Mario Benedetti fue un poeta, ensayista y escritor uruguayano que pertenceció a la llamada Generación del 45. Se erigió como una de las personalidades más relevantes de la literatura en lengua española en la última mitad del siglo XX. Su obra es muy extensa, y destacan los géneros dramáticos, poéticos y narrativos en su obra.

17. Amor (Salvador Novo)

Amar es este tímido silencio

cerca de ti, sin que lo sepas,

y recordar tu voz cuando te marchas

y sentir el calor de tu saludo.

Amar es aguardarte

como si fueras parte del ocaso,

ni antes ni después, para que estemos solos

entre los juegos y los cuentos

sobre la tierra seca.

Amar es percibir, cuando te ausentas,

tu perfume en el aire que respiro,

y contemplar la estrella en que te alejas

cuando cierro la puerta de la noche.

Salvador Novo era un poeta, ensayista, dramaturgo e historiador mexicano**. Su habilidad y rapidez a la hora de desarrollar la prosa se unían a su gran picardía, la cual hacía que la crítica lo calificara de tener un humor ácido y desolado. Publicó gran cantidad de libros de poesía durante su vida.

18. A una rosa (Luis de Góngora)

Ayer naciste, y morirás mañana.

Para tan breve ser, ¿quién te dio vida?

¿Para vivir tan poco estás lucida?

Y, ¿para no ser nada estás lozana?

Si te engañó tu hermosura vana,

bien presto la verás desvanecida,

porque en tu hermosura está escondida

la ocasión de morir muerte temprana.

Cuando te corte la robusta mano,

ley de la agricultura permitida,

grosero aliento acabará tu suerte.

No salgas, que te aguarda algún tirano;

dilata tu nacer para tu vida,

que anticipas tu ser para tu muerte.

Luis de Góngora fue un poeta y dramaturgo que vivió durante el que se considera el Siglo de Oro español. A su corriente literario se lo conoce como culteranismo o gongorismo, del que obviamente es el máximo exponente, y su estilo inspiraria a otros artistas. Su poesía fue en primera instancia muy tradicional, hasta que cambió rotundamente para usar alusiones mitológicas, cultismos y metáforas difíciles.

19. Tu nombre (Jaime Sabines)

Trato de escribir en la oscuridad tu nombre.

Trato de escribir que te amo.

Trato de decir a oscuras todo esto.

No quiero que nadie se entere,

que nadie me mire a las tres de la mañana

paseando de un lado a otro de la estancia,

loco, lleno de ti, enamorado.

Iluminado, ciego, lleno de ti, derramándote.

Digo tu nombre con todo el silencio de la noche,

lo grita mi corazón amordazado.

Repito tu nombre, vuelvo a decirlo,

lo digo incansablemente,

y estoy seguro que habrá de amanecer.

A Jaime Sabines se lo conoce como uno de los grandes poetas que ha dado México en siglo XX. Pablo Neruda fue una de sus mayores influencias literarias. Con el tiempo el reconocimiento de sus contemporáneos y lectores fue a más, llegando a ser muy reconocido y querido, y fue muy laureado por críticos y estudiosos.

20. La voz (Heberto Padilla)

No es la guitarra lo que alegra

o ahuyenta el miedo en la medianoche.

No es su bordón redondo y manso

como el ojo de un buey.

No es la mano que roza o se aferra a las cuerdas

buscando los sonidos,

sino la voz humana cuando canta

y propaga los ensueños del hombre.

Heberto Padilla fue un poeta cubano que estuvo en el ojo del huracán cuando publicó "Fuera del juego", una serie de poemas muy críticos con la política de Cuba por parte de Fidel Castro. Fue llevado a prisión y de ahí se produjo una primera gran ruptura de los intelectuales latinoamericanos con la Revolución Cubana.

Amanda Coeting