Los 50 mejores Proverbios Japoneses (y significado)

Los mejores proverbios y refranes japoneses para reflexionar desde otro punto de vista.
Proverbios japoneses

La fascinación de Occidente por la cultura japonesa no es nueva. Aunque todo lo referente a oriente termina captando la atención del resto del mundo, lo que tiene que ver con esta gran nación siempre es tema aparte.

Se trata de una cultura milenaria que se ha distinguido por su disciplina, minimalismo, simplicidad de pensamiento, y el orden, entre otras cosas. Por esta razón, los proverbios japoneses brindan muchas enseñanzas para todos y nos invitan a conocer los recodos de su cultura, tradiciones y costumbres.

Artículos relacionados:

Los 50 mejores proverbios japoneses

Conocer los mejores proverbios japoneses es una forma de descubrir este país asiático. Su filosofía de vida y su organización es un referente para el resto del mundo, y sin duda podemos aprender mucho de esta cultura para poner algunas de sus enseñanzas en práctica en nuestra vida diaria.

Leer estos proverbios japoneses y su significado nos otorga conocimiento y una perspectiva diferente sobre la vida y la forma de enfrentar los conflictos. Este listado que hemos preparado ayudará a lograr este objetivo.

1. La rana en el fondo del charco no sabe nada del gran océano.

Las personas que se mantienen en la ignorancia desconocen lo que hay afuera.

2. La lluvia solo es un problema si no te quieres mojar.

Los problemas, en realidad, tienen que ver con la forma en que reaccionamos a ellos.

3. Procura que tus palabras sean mejor que el silencio.

Si vamos a hablar que sea para decir algo mejor al silencio.

4. Tarde o temprano, la disciplina vencerá a la inteligencia.

Más importante que la inteligencia es la disciplina y constancia.

5. Nadie tropieza acostado en la cama.

Cuando intentamos cosas, inevitablemente habrá un fracaso. Es parte del proceso de aprendizaje.

6. Cede el paso a los tontos y a los locos.

Es mejor no lidiar con personas tontas y que no aportan nada positivo.

7. Las flores bonitas no dan buenos frutos.

Este proverbio es una referencia a no confiar demasiado en la belleza o en las cosas demasiado maravillosas.

8. A la casa donde se ríen, viene la felicidad.

La actitud de las personas atrae lo positivo o negativo.

9. A la cara que sonríe no se le lanzan flechas.

Si nuestra postura es optimista, lo que sucede a nuestro alrededor será también positivo.

10. Haz todo lo que puedas, en lo demás confía en el destino.

Hay cosas que están en nuestras manos, hay que hacerlas. Hay cosas que no están en nuestras manos, ahí solo nos queda dejar que el destino actúe e imparta justicia.

Calle japonesa

11. Si ya lo pensaste, atrévete; si ya te atreviste, no lo pienses.

Si queremos hacer algo, solo hay que hacerlo.

12. Los ríos profundos fluyen en silencio.

Las personas profundas y de pensamientos trascendentes, no son escandalosas.

13. Incluso el polvo cuando se acumula forma una montaña.

Por muy insignificante que parezca algo, puede formar una montaña.

14. El marido y la mujer se deben parecer a las manos y los ojos: cuando una mano siente dolor, los ojos lloran; cuando lloran los ojos, las manos quitan las lágrimas.

La pareja debe ser un equipo para apoyarse.

15. Para aprender algo lo principal es que a uno le guste.

El aprendizaje debe estar relacionado a lo que nos gusta y atrae.

16. La pobreza hace a los ladrones como el amor a los poetas.

Las circunstancias influyen en las personas.

17. Si un problema tiene solución, ¿para qué preocuparse? Y, si no lo tiene, ¿para qué preocuparse?

No tiene sentido preocuparse, hay que tomar acción.

18. Solo en la actividad desearás vivir cien años.

Si nos mantenemos ocupados, nos mantenemos deseosos de vivir.

19. Un barco que tiene cien marinos, puede subir una montaña.

En equipo se puede lograr lo que sea.

20. La nieve no rompe las ramas del sauce.

Si somos fuertes, nada nos vence.

21. Encontrarse es el comienzo de la separación.

Todo tiene un fin.

22. El tiempo que pasa uno riendo es tiempo que pasa con los dioses.

La risa y la felicidad son vitales para una vida plena.

23. Con leña prometida no se calienta la casa.

Las promesas no funcionan, se requiere materializar.

24. A clavo salido le toca siempre el martillo.

Hay que solucionar aquello que nos obstaculiza.

25. No hay peligro para el preparado.

Si nos mantenemos preparados en nuestras materias, minimizamos riesgos.

26. El pez que se escapa siempre parece el más grande.

Quienes salen de lo establecido, siempre son los más resaltados.

27. Si nadie habita una casa, esta pronto se caerá.

Aquello que no es utilizado para lo que fue creado, pronto se deteriora.

28. Los que se aferran a la vida mueren, los que desafían a la muerte sobreviven.

Para huir de la muerte, solo hay que vivir y fluir.

29. Con la primera copa el hombre bebe vino, con la segunda el vino bebe vino, y con la tercera el vino bebe al hombre.

Hay que tener prudencia en la forma de beber.

30. Si vas a creer todo lo que lees, mejor no leas.

Hay que cuestionar lo que oímos y leemos.

Shibuya
Imagen de la ciudad de Shibuya, de noche.

31. Se aprende poco con la victoria, en cambio mucho con la derrota.

Los fracasos tienen un valor muy grande que en ocasiones se menosprecia, pero hay que desarrollar la capacidad de aprender de ellos.

32. Hasta el camino lejano empieza con uno cercano.

Aunque parezca algo muy complicado, el primer paso nos acerca a la meta.

33. Los ladrones tendrán tiempo para descansar, los vigilantes jamás.

Hay que mantenerse siempre en alerta.

34. Rápido es despacio pero sin pausas.

Hacer las cosas con premura no funciona, si queremos ir rápido, debemos avanzar con constancia pero cautela.

35. La honestidad exagerada limita con la estupidez.

Aunque la sinceridad es un valor, el serlo sin límites puede caer en la imprudencia.

36. Es de los enemigos, no de los amigos, que las ciudades aprenden la lección de construir murallas altas.

Los enemigos nos alertan y nos enseñan sobre qué debemos cuidarnos.

37. Incluso los monos se caen de los árboles.

Aunque seamos expertos en algo, podemos fallar.

38. Ni tan lento que la muerte te alcance, ni tan rápido que des alcance a la muerte.

Hay que tener un equilibrio en todo.

39. ¿Por qué se preocupan por su peinado cuando les van a cortar la cabeza?

En ocasiones nos desgastamos poniendo atención a cosas triviales cuando deberíamos atender a lo importante.

40. No digas: “es imposible”. Di: “no lo he hecho todavía”

No podemos decir que es imposible si ni siquiera lo hemos intentado.

41. Estudiando lo pasado, se aprende lo nuevo.

Debemos saber la historia y los antecedentes para poder aprender lo nuevo.

42. Puede suceder que una hoja se hunda y una piedra se mantenga a flote.

Todo es posible.

43. La victoria es para quien aguanta una hora más que su rival.

En ocasiones basta con ser resistentes para lograr el éxito.

44. Si una mujer quiere algo, atravesará una montaña.

Se dice que las mujeres tenemos un empeño mayor para lograr lo que nos proponemos.

45. Es mejor ser enemigo de una buena persona, que amigo de una mala.

Cuando una persona es mala, lo mejor es mantenerse alejado de ella.

46. La pena, como un vestido desgastado, se tiene que dejar en la casa.

Para seguir adelante en esta vida, hay que dejar de lado la pena.

47. El mas es grande porque no desprecia los riachuelos.

La grandeza se logra en ayuda de lo que pareciera pequeñas acciones y ayudas.

48. Quien bebe no conoce el daño del vino; quien no bebe, no conoce sus virtudes.

Hay que darse la oportunidad de conocer todas las caras de la moneda.

49. Una palabra buena puede darte calor durante los tres meses de invierno.

Las buenas palabras y las acciones son siempre el mejor regalo.

50. No detengas a quien se quiere ir, no corras a quien acaba de llegar.

Sin duda una frase muy significativa para reflexionar, sobre todo en referencia a las relaciones sociales y de pareja.

Ingrid Dalmau

Ingrid Dalmau

Traductora e intérprete

Ingrid nació en 1990 en Barcelona. Es Graduada en Traducción e Interpretación por la Universitat Autònoma de Barcelona, y habla español, inglés y francés con soltura. Trabaja como traductora en diferentes medios digitales, algunos relacionados con el mundo de la moda, que es uno de sus grandes intereses. Es una de las redactoras con más experiencia en La Guía Femenina.