¿Sabes qué sujetador te conviene? Te mostramos 14 tipos distintos

1 year ago

Rosa Bengall

Existen muchos tipos y cada uno se adapta al pecho de forma distinta. ¿Sabes ya cuál es el tuyo?

Existen muchas variedades de sujetadores.
Cada sujetador se amolda de forma distinta a los diferentes tipos de pecho. Fuente: Pixabay

Hay tantas formas y opciones diferentes en el mercado que es fácil volverse loca a la hora de ir a comprar nuestra ropa interior y no tener muy claro qué sujetador te conviene. A veces nos dejamos llevar más por la estética de un determinado modelo y nos olvidamos de si se ajusta a nuestro pecho.

Y es que a pesar de que ser una prenda que usamos a diario, te sorprendería la cantidad de mujeres que utilizan tallas incorrectas y formas que no les favorecen. Si crees que es tu caso, no dudes de echar un vistazo al artículo que te hemos preparado.

¿Qué sujetador te conviene? Te mostramos 14 tipos distintos

Depende de tu cuerpo, del tamaño y la forma de tu pecho, de las prendas con que los vayas a combinar… y del efecto que pretendas conseguir. Lee el artículo y valora por ti misma.

1. Clásico

Comencemos por el modelo más estandarizado, con unas copas de espuma fina para mantener la forma del pecho a la vez que lo sujeta y realza.

Este sujetador te conviene si tu pecho es pequeño o de tamaño medio y buscas una sujeción que realce su forma natural.

2. Sin aros

Cada vez son más las marcas que sacan su versión de sujetador clásica pero suprimiendo los molestos aros.

Son exactamente igual que los otros, son más cómodos de llevar y no pierden nada de su sujeción, lo cual los hace ideales para adaptarse a todas las tallas y formas.

3. Con tirantes multiposición

También llamados tirantes invisibles porque al tener la posibilidad de combinarse la forma de abrocharse en múltiples posiciones, consiguen no verse por sofisticada que sea la forma del vestido o top que se lleve sobre ellos.

Son la alternativa perfecta para sustituir el uso de los de silicona, ya que las marcas que estos últimos hacían sobre los hombros y la piel les quitaba cualquier rastro de elegancia.

En este caso, aunque hay firmas de lencería que consiguen hacer virguerías, lo general es que este sistema de sujeción tenga ciertos límites. Este sujetador te conviene si tu pecho no es demasiado abundante.

4. Halter

Es un sujetador de forma clásica pero con la peculiaridad de que sus tirantes van abrochados en la parte trasera del cuello. Son ideales para tops o vestidos con escote halter para que los tirantes no se vean.

Aunque no sean tipo push-up, sí que producen un poco ese efecto por la ubicación de sus tirantes. Por esa razón este sujetador te conviene especialmente si tu pecho es pequeño y te gustaría realzarlo un poco más.

5. Plunge

Los sujetadores tipo plunge son aquellos que forman una v tan pronunciada que sirve especialmente para ir bajo prendas con mucho escote y simular que no se lleva sujetador.

Aunque a pesar de que no se ve nada de tela de él por ningún lado, queda evidentemente más realzado el pecho que sin él.

Están recomendados para mujeres con poco volumen en el pecho, pero en general son válidos para las demás tallas.

6. Triángulo

Tenemos con copas de forma triangular hechas de espuma ligeras, que ayudan a sujetar el pecho a la vez que mantiene su forma natural y los bralettes que son una versión de éstos pero con cierto aire vintage.

Durante los últimos años se ha puesto muy de moda, y solo se utiliza encaje para componer el sujetador. Su función es más estética que de verdadera sujeción, con lo cual, tenlo muy presente si tu pecho es poco firme o demasiado abundante.

7. Deportivo

Son como una segunda piel para el pecho, donde principalmente procura que éste se mantenga completamente inmóvil sobre el tórax.

Este sujetador te conviene para evitar que la práctica de actividades deportivas pueda dañar el pecho por no impedir su movimiento en los cambios bruscos de posición, saltos o impacto.

8. Reductor

Suelen hacerlos sin copas adicionales, bastante cerrados en la parte superior (las llamadas full cup, que sirven para recoger mejor el pecho abundante) y también en la zona más próxima a la axila.

Están confeccionados con un tipo de corte y unas costuras estratégicas que ayudan a moldear y reducir ópticamente el volumen del pecho.

Son muy favorecedores y útiles para aquellas mujeres con mucho pecho que quieran armonizar su silueta.

9. Push-up

Los sujetadores con este sistema de sujeción recogen el pecho desde diferentes ángulos, de manera que los senos parecen más voluminosos y firmes al contar con unos rellenos que los empujan hacia arriba y en medio, creando más volumen en el escote e intensificando la profundidad en el canalillo.

El efecto push-up en un sujetador te conviene si lo que deseas es que tu pecho se muestre más seductor a la hora de llevar un escote pronunciado, principalmente en caso de tener poco volumen.

10. Corazón

Hace mención al tipo de escote de estos sujetadores cuya característica forma es de corazón. Su efecto es más bien una sensación óptica que daría la impresión de un pecho más voluminoso del que realmente es.

Este sujetador te conviene si tu pecho es pequeño y sin mucho volumen y así realzar ópticamente tu escote.

11. Balconnet

Recoge el pecho desde su parte inferior, lo realza y redondea por la zona superior, pero sin juntarlo en medio, como haría el efecto push up. Sus tirantes son bastante lateralizados cediendo el protagonismo a un escote sensual que puede lucirse con prendas abiertas con bastante amplitud.

Los confeccionan en cualquier tamaño porque el de tipo balconette realmente es apto para todos los tipos de pecho.

Para las que tienen menos volumen, la forma clásica es con copa de media altura. Pero a partir de ciertas tallas se fabrica con algo más de cobertura del seno y para los casos de flaccidez existen con un refuerzo de esponja muy fina que, sin aportar más volumen, sí que recoge bien el pecho sin que la copa llegue a deformarse.

12. Bandeau

Es el tipo de sujetador sin tirantes con forma de banda ancha horizontal, que proporciona un efecto bastante natural al carecer de copas preformadas, salvo en su versión con relleno.

Perfecto para juegos de superposiciones con un aire desenfadado; se puede lucir bajo una camiseta donde mostrar el bandeau complete el outfit.

Eso sí, al tener poca capacidad de sostener el pecho, se recomienda para el pecho pequeño o mediano pero suficientemente firme.

13. Strapless

Al igual que el bandeau, este sujetador no lleva tirantes (o son de quita y pon, para usarlo a conveniencia), pero la gran diferencia con respecto al bandeau es que éste sí aporta mayor sujeción y un efecto más conformado del pecho gracias a sus copas más rígidas.

Si bien tiene capacidad de sujeción sin necesidad de tirantes, la limitación sería para un pecho demasiado abundante que por su propio peso, quedaría poco favorecedor.

14. Bustier

Además de ser una pieza muy sensual de lencería, su principal peculiaridad es que la banda horizontal que rodea el torso es mucho más ancha que la habitual

En el bustier, la zona de las copas queda integrada en la banda ancha construyendo un semi-corset que, además de sujetar de manera más estable el pecho, suaviza la presión que éste ejerce al abrocharse y realiza una transición hacia la cintura muy favorecedora.

Si tu pecho es abundante y estás valorando si es para ti, créeme, este sujetador te conviene si lo que buscas es un realce elegante de la silueta de tu torso.

Rosa Bengall