¿Qué tipo de vestido te favorece según tu forma?

1 year ago

Rosa Bengall

Descubre qué tipos de vestidos quedan bien con tu cuerpo para lucir una silueta perfecta.

No todos los vestidos sientan bien a todas las siluetas.
No todos los vestidos sientan bien a todas las siluetas. Fuente: Unsplash

Quieres comprarte un vestido, tienes la imagen en tu cabeza de ese vestido que viste para la nueva temporada y vas directa a por él. Te lo pruebas y, aunque sea de tu talla, ni te queda como tú creías que te quedaría, ni te ves lo suficientemente favorecida como para decidirte por él. ¿Te suena?

Tranquila, nos pasa a todas; nos enamoramos de un diseño y de la forma en que le sienta a la modelo que lo lleva, pero nos olvidamos de que nuestro cuerpo quizás no tiene sus mismas proporciones y que ése es el vestido que le favorece a ese tipo de silueta. Pero por supuesto, tú también puedes acertar. ¿Quieres saber qué vestido te favorece según tu forma? Te lo contamos en este artículo.

¿Qué vestido te favorece según tu forma?

Antes de nada, observa tus formas mirándote de frente en el espejo y descubre cuál es tu tipo de silueta. Pon especial atención a la línea de los hombros, la cintura y la parte más ancha de tu cadera; según las proporciones de estas tres anchuras te situarás en una u otra forma. Si dudas de tu objetividad, toma una cinta métrica y mídete frontalmente para compararlas entre sí.

1. Rectángulo

Si tus hombros, cintura y cadera son prácticamente de la misma medida, tu silueta será de tipo rectángulo. La clave para armonizar tus formas será diferenciar más la medida de la cintura respecto la de la cadera para dar mayor femineidad a tu silueta.

  • Escote: mejor cruzados, con drapeados, redondos o con forma de V.
  • Mangas: pueden ser de cualquier tipo porque te favorecerá indistintamente.
  • Largo: preferentemente, llevarlo por encima de las rodillas.

Tipo de vestidos que te favorecen si tu forma es rectángulo:

Con la parte inferior tipo globo

Al inflarse la tela a la altura de las caderas, proporcionará una sensación de mayor anchura de cadera que de cintura, justo lo que vamos buscando.

Con vuelo en la falda

Ideal para dar sensación de aumentar las caderas, damos forma acampanada a la base del vestido al jugar con mayor cantidad de tela para proporcionarle vuelo.

Con péplum entre la cintura y la cadera

El péplum es esa especie de volante que parte desde la cinturilla de la parte superior del vestido y tiende hacia abajo simulando la forma de una cadera que se ensancha.

Cruzado

Sólo con el gesto del cierre del vestido cruzándose y ajustándose a la altura de la cintura, provocaremos una mayor sensación óptica de silueta de reloj de arena sobre el cuerpo de forma rectangular.

2. Triángulo

Si tus caderas son notablemente más anchas que la línea de tus hombros, tendrás una silueta de tipo triangular.

Lo que intentaremos es llevar la atención de la mirada hacia la parte superior de tu cuerpo (en la zona del pecho y los hombros) y a la vez disimular la zona de las caderas.

  • Escote: tipo palabra de honor (sin tirantes), escote tipo barco o redondo.
  • Mangas: con volumen, principalmente en la zona próxima a los hombros como las de farol.
  • Largo: por debajo de la rodilla.

Tipo de vestidos que te favorecen si tu forma es triángulo:

Vestidos de corte imperio

Aquellos que recogen el pecho en una banda horizontal rectangular, de cuya parte inferior sale la tela con mucha caída son ideales para disimular las caderas a la vez que se pone el foco de atención en el escote.

Vestido con forma de A

Perfectos aquellos que van sueltos a la cintura y con los hombros más marcados o con volumen.

Vestido camisero

Da estructura a la zona de los hombros a la vez que no aumenta la sensación de anchura en las caderas, pero eso sí, con cinturón para ceñir la cintura.

Babydoll

Femenino y muy apropiado para realzar esta forma tan femenina.

3. Triángulo invertido

Si la línea de tus hombros es visiblemente más ancha que la de tus caderas, tu silueta es la de triángulo invertido.

Para este tipo de morfología, la cuestión es reducir la sensación de volumen en la zona del pecho y disimular el tamaño de los hombros, a la vez que aportamos volumen a las caderas y, si son bonitas, desviar la atención hacia las piernas.

  • Escote: En forma de V (reduce visualmente el volumen del pecho), asimétrico, cuadrado o rectangular.
  • Mangas: tipo raglán y más bien estrechas, salvo si los brazos son gruesos; en ese caso optar por unas mangas ligeramente más anchas que el contorno del brazo para que no marquen su grosor.
  • Largo: por encima de la rodilla.

Tipo de vestidos que te favorecen si tu forma es triángulo invertido:

Vestido recto

Al caer la tela manteniendo constante la misma anchura desde los hombros hasta abajo, disimularía el hecho de que la cadera sea más estrecha. Al quedar oculta, bien simularía tener la misma anchura que el vestido que la tapa, dando una sensación de mayor equilibrio.

Con la parte inferior tipo globo

Perfecto para quienes tienen las caderas estrechas y buscan darle un aire más femenino a su look. Sólo apto para piernas con rodillas estilizadas.

Con la parte inferior con forma de A

Ideal para aumentar visualmente las caderas, con plisados o mucho vuelo, damos mayor anchura a la base del vestido y, si las piernas son tu punto fuerte, ¡a lucirlas!

Con péplum

Al igual que aconsejábamos su uso para los cuerpos de forma rectangular, el uso del péplum es también un gran aliado de las siluetas de triángulo invertido para dar forma sinuosa a la línea de la cintura hacia las caderas.

4. Reloj de Arena

Si la línea de tus hombros mide lo mismo que la anchura máxima de tus caderas, mientras tu cintura es notablemente más estrecha, ¡felicidades! Tienes la silueta reloj de arena, la que se considera el ideal de silueta femenina.

Si eres de las afortunadas con este tipo de forma corporal, ya sabrás que te favorece prácticamente cualquier cosa. Eso sí, el punto de atención lo deberás poner la cintura. Aprovecha que en tu caso es estrechita para ceñirla y realzar tu femenina silueta.

  • Escote: En forma de V, asimétrico, tipo barco, rectangular… prácticamente cualquier tipo.
  • Mangas: Puede permitirse optar por diferentes largos.
  • Largo: a la altura de la rodilla

Tipo de vestidos que te favorecen si tu forma es reloj de arena:

Vestido tipo tubo

Realza la forma natural del reloj de arena. La ausencia de costuras horizontales alargará la silueta estilizando el conjunto, y resultará más elegante si el largo alcanza las rodillas.

Babydoll

A pesar del aire naïf que caracteriza este tipo de vestido, su conjunción con esta forma corporal que representa el ideal del cuerpo de la mujer, hace que lo inocente se convierta en sexy.

Vestido cruzado

Perfecto ejemplo de cómo marcar la cintura elegantemente y realzar la silueta con sutileza.

Vestido tipo trapecio

La estructura propia de los hombros ya dará protagonismo suficiente a la parte superior del vestido por sencilla que ésta pueda ser. Su caída suave ensanchándose conforme baja dibujará la anchura de las caderas de forma natural. Sencillo y favorecedor.

Vestido imperio

Como pasaba a las mujeres triángulo, el vestido imperio será muy favorecedor. En el caso de la mujer reloj de arena no será con el fin de disimular sus caderas, sino para crear un marco ideal para lucir su bonita silueta.

5. Ovalada

Si la zona de más anchura es la de tu cintura, tu silueta es de tipo ovalada.

Lo que buscaremos a la hora vestir esta silueta será desviar la atención de la zona del abdomen y dirigirla hacia otra parte (podrían ser las piernas si son bonitas o el escote), a la par que intentar estilizar el cuerpo en su conjunto.

  • Escote: En forma de V o de corazón.
  • Mangas: que no se ajusten a los brazos.
  • Largo: Para no fomentar la forma ovalada del cuerpo, procurar que el largo del vestido no sobrepase la altura de las rodillas.

Tipo de vestidos que te favorecen si tu forma es ovalada:

Vestido trapecio

Su forma evasé cambiará ópticamente la sensación de óvalo en la parte central del cuerpo, dando la impresión de cintura más estrecha que se ensancha gradualmente hacia las caderas. Mejor que quede por encima de las rodillas y muestre las piernas (si te gustan). A ser posible que tenga un escote llamativo o algún tipo de adorno que lleve la atención hacia ese punto.

Corte imperio

Si te gusta la zona de tu escote y la línea de tus hombros, puedes usar este vestido para dar protagonismo a esa parte de tu cuerpo a la vez que la caída de su tela (desde justo debajo del corte del pecho) disimulará la zona del abdomen.

Cruzado dando forma a la cintura:

Si hay un vestido que enfatiza la anchura de los hombros y caderas a la vez que estrecha la cintura (precisamente lo que buscamos) ése es el vestido cruzado. Eso sí, ha de remarcar los hombros con algún tipo de adorno, forma en el comienzo de la manga o pliegues de la propia tela que sitúen el volumen en sus extremos.

Y la parte inferior de su falda debe de buscar acampanarse o generar vuelo para inspirar la idea de silueta reloj de arena que armonice el conjunto.

Rosa Bengall