Dependencia emocional: qué es y cómo superar la adicción a tu pareja

6 months ago

Maria Weevs

Aprende a detectar la dependencia emocional en una relación y de qué forma puedes evitar esta conducta.

Esta conducta puede llevar a una relación tóxica en las parejas.
Esta conducta puede llevar a una relación tóxica en las parejas. Fuente: Unsplash

Nuestras relaciones surgen del amor, la atracción y la amistad, pero muchas veces sin darnos cuenta, se transforman en una especie de adicción a nuestra pareja porque hemos generado una dependencia emocional.

La dependencia emocional es más común de lo que crees, muchas veces ni siquiera somos conscientes de que la tenemos y nos pasa tanto a mujeres como a hombres, pues todos necesitamos de ese vínculo afectivo. Hoy te explicamos qué es la dependencia emocional y te damos algunos consejos para superarla.

¿Qué es la dependencia emocional?

En cualquier relación afectiva que tenemos es normal que se genere una dependencia emocional. Es un mecanismo de supervivencia que todas las personas hemos creado desde pequeñas, primero con nuestros padres y más adelante con aquellas personas que consideramos importantes en nuestras vidas, pues es una forma de sentir seguridad.

Sin embargo, cuando este estado de dependencia emocional se vuelve muy alto es cuando se convierte en un problema. Sucede algo así como con las adicciones a las drogas o al alcohol, lo que pasa es que nos volvemos adictas psicológicamente a nuestra pareja y a ese vínculo que nos une. Es un apego, un enganche afectivo, una necesidad de amor que termina entorpeciendo la relación y volviendola tóxica.

La dependencia emocional, también conocida como codependencia o como apego afectivo, se presenta en mujeres y hombres, aunque en el caso de los hombres suele ser más difícil de solucionar, pues los hombres sienten vergüenza al sentirse atados emocionalmente a alguien y no buscan ayuda como consecuencia del machismo.

Por qué creamos dependencia emocional hacia alguien

La dependencia emocional que creamos desde niña, la generamos porque necesitamos seguridad sobre las relaciones que construimos. Esto hace en realidad que el vínculo, la sensación de protección y la autoestima se vean favorecidas.

Dependiendo de las circunstancias en las que hayamos crecido, es posible que esa idea de seguridad sobre los vínculos con nuestros padres y hermanos (si los tenemos), haya pasado por momentos de sensación de inseguridad, o hayamos tenido una infancia con exceso de protección, resultando en un esquema en nuestra mente que nos vuelve inseguras frente a las relaciones sentimentales, convirtiéndose en una de las causas de la dependencia emocional.

Como consecuencia de lo anterior, nuestra baja autoestima es la principal causa de que generemos dependencia emocional hacia nuestra pareja. La falta de autoestima es lo que nos hace sentir esa gran necesidad de afecto, porque pensamos que no somos suficientes para la otra persona, nos sentimos culpables y nos criticamos constantemente. En definitiva, estamos ejerciendo un desprecio constante hacia nosotras mismas.

La dependencia emocional convierte todo lo hermoso del amor y la relación de pareja como son la felicidad, la admiración por la otra persona, la fuerza para crecer y mejorar como personas, el respeto, la tolerancia y la comprensión, en relaciones estancadas y dañinas donde prevalece el sufrimiento y en las que adoptamos una conducta patológica de sumisión hacia nuestra pareja.

Cómo puedo saber si tengo dependencia emocional

La dependencia emocional puede aparecer en diferentes grados, llegando a extremos totalmente nocivos y dolorosos para nosotras. Hay varios síntomas o conductas que pueden ayudarte a identificar si estas sufriendo de dependencia emocional que te contamos a continuación.

1. Sientes que no estás a la altura de tu pareja

Sentir admiración por tu pareja es en sí parte del amor y es de hecho algo bello, pero es totalmente diferente a sentirte inferior a tu pareja y a pensar constantemente que no eres suficiente y que no la mereces a pesar de saber que tu pareja está contigo.

2. Sientes contínuamente que necesitas del otro

Puedes pasarte días enteros con tu pareja, semanas incluso, pero siempre tienes la sensación de necesitar estar más tiempo con él o ella. Te genera ansiedad el separarte de tu pareja por poco que sea el tiempo, necesitas que esté siempre a tu lado porque no soportas la distancia física y mucho menos que no te preste atención.

3. Inseguridad sobre el futuro de tu relación

Nunca logras estar segura de tu relación y del futuro que ésta pueda tener. De hecho estás constantemente en estado de alerta por la incertidumbre, por lo que sientes celos de otras personas, de los momentos/espacios de los que tu pareja disfruta sin ti y sientes miedo de que tu relación se termine.

4. Esperas el desamor

Tienes la sensación constante de que esta relación maravillosa es muy real para ser cierta y que tiene que acabar porque no te crees merecedora del amor. Entonces estás a la espera de que un día se termine y que tu pareja te abandone.

5. Dejas de ser tú

Cómo sientes miedo de perder a tu pareja de la cual no te sientes merecedora, entonces dejas de reafirmarte personalmente. Es decir, no muestras tus gustos, tus necesidades o tus deseos, sino que complaces los de tu pareja, haces lo que a él/ella le gusta, le complaces y te diluyes en sus necesidades.

Cómo superar la dependencia emocional

Después de revisar tus conductas frente a tu relación puedes darte cuenta de si estás teniendo o no dependencia emocional.

Por fácil que suene, es en realidad uno de los pasos más difíciles, pero por el que debes empezar: dejar de confundir lo que realmente es el amor y aceptar que algo está mal en tu relación porque estás siendo dependiente emocional de tu pareja. Cuando lo hayas hecho, pide ayuda; te darás cuenta de que tu familia y tus amigos están dispuestos a ayudarte y a acompañarte en este proceso.

Ahora bien, el aprendizaje y trabajo más grande que debes hacer, es el de aprender a quererte a ti misma. Porque desde ese lugar, el del amor propio, es desde el cual vas a poder romper con todos los patrones tóxicos que tanto te hacen sufrir y por lo tanto, podrás superar la dependencia emocional.

Necesitas reconstruirte y mostrarte cada vez más como eres, dejar de vivir a la sombra de lo que crees que tu pareja espera de ti. Esto no hará que pierdas a tu pareja, sino que te hará más atractiva, porque estarás proyectando tu propio amor.

No te olvides que eres maravillosa y que estás llena de virtudes, que tú misma tienes que aprender a ver y valorar más que cualquier otra persona, y que a la única altura a la que debes estar es a la tuya misma. Confía en ti y en quién eres y ámate. No te ocultes, el regalo más grande que le puedes dar al mundo es amarte.

Maria Weevs