7 formas de crear intimidad en las relaciones de pareja

1 year ago

Rosa Bengall

Sigue estos consejos si lo que deseas es alcanzar una conexión emocional y estrechar vínculos con tu pareja.

La conexión emocional en una relación sana es fundamental.
La conexión emocional en una relación sana es fundamental. Fuente: Unsplash

Cuando se habla de crear intimidad en las relaciones de pareja suele existir una cierta tendencia a confundir los términos.

Hay quien la asocia directamente con tener sexo (como si fueran sinónimos), y también quien la percibe como algo más trascendental, aunque dentro de este grupo, los hay que tampoco son capaces de comprender que avance de tiempo no tiene por qué ser proporcional a mayor complicidad. Sería lo ideal, pero no siempre sucede.

Cuando nos referimos a la capacidad de crear intimidad en las relaciones de pareja, hablamos de encontrar la posibilidad de apertura en ambas partes, de alcanzar una buena conexión emocional y una confianza mutua consistente. ¿La base sobre la que construirla? Una buena comunicación que vaya más allá de las palabras.

7 Formas de crear intimidad en las relaciones de pareja

Aquí te dejamos nuestras sugerencias para fomentar un clima de confianza en vuestra relación.

1. Crear vuestro espacio de comunicación

Se necesita contar con un espacio habitual en el que pueda fluir la comunicación entre vosotros de manera natural, sin forzar, más bien invitando desde la propia situación.

Lo que es imprescindible para crear intimidad en las relaciones de pareja es fomentar esa oportunidad, y para ello tenemos que ser capaces de encontrar tiempo: Es necesario valorar realmente la importancia de estos momentos y contemplarlos como una cita diaria ineludible en nuestra agenda, sin la cual será imposible llegar a conectar realmente con nuestra pareja por falta de ocasión.

Pero también es positivo ser capaz de detectar aquellos momentos en que la complicidad surge sin más y dejarnos llevar por el grado de intimidad que nos reporta y nos une más aún con nuestra pareja. Es por ello que a veces nos sentimos tan cómodos compartiendo incluso un silencio: Es una buena señal.

2. Contacto físico

El tacto es uno de los sentidos que más vinculados está con el hecho de crear intimidad en las relaciones de pareja. Piensa que reservamos la distancia más corta para comunicarnos con la persona con la que mayor nivel de confianza compartimos.

Mediante el contacto surge la oportunidad de hacer llegar nuestra comprensión y nuestro apoyo a quien nos está mostrando abiertamente sobre sus impresiones o compartiendo sus vivencias más personales.

Y cuando recurrimos a las caricias y los abrazos que ese tipo de cercanía nos permite compartir, conseguimos trascender a otro nivel de conexión con la otra persona, a quien podemos hacer llegar nuestro amor con otro tipo de contacto.

3. Mirada afable y en conexión

La comunicación nos ofrece múltiples canales que sirven como medio de conexión y por ello sirven para crear intimidad en las relaciones de pareja. Y es que no sólo expresamos a través de las palabras, puesto que sólo representan el 7% de la comunicación intercambiada. El resto de nuestros mensajes lo componen los gestos y el lenguaje corporal.

Por ejemplo, ¿has visto que algunas personas sienten dificultad para sostener la mirada cuando les hablas? Más allá de los motivos exactos de cada uno, lo que está claro es que sienten una especie de invasión de su intimidad con la que no se sienten cómodos. Y es que cuando miramos directamente a los ojos a una persona estamos aumentando la proximidad emocional con ella.

En el caso de nuestra pareja, mirarnos a los ojos crea una especie de camino donde el punto de encuentro entre ambos es más directo que sin él. Y como también expresamos con nuestros gestos, mantener una expresión afable y positiva ayudará a fomentar un clima de confianza que favorecerá la intimidad entre ambos.

4. Escucha activa

Como habíamos comentado anteriormente, contamos con más canales de comunicación de los que habitualmente pensamos. Y recurrir a ellos también nos ayudará a crear intimidad en las relaciones de pareja.

Cuando ponemos en práctica la escucha activa, estamos haciendo mucho más que oír lo que nuestra pareja nos dice con sus palabras. Al utilizar a este tipo de escucha, estamos poniendo toda nuestra atención para recoger el mensaje de la forma más fidedigna posible y también se lo hacemos saber con nuestra actitud.

Al fin y al cabo, no deja de ser una manera más de recordarle a nuestra pareja que es importante para nosotras, y la diferencia radica en sencillos detalles. Por ejemplo, mostrar una expresión de interés favorece que la otra persona se sienta cómoda explicándose, al igual que asentir con la cabeza mientras escuchamos le hará saber que estamos siguiendo bien sus argumentos y que estamos de acuerdo.

5. Rapport para sintonizar con tu pareja

Existe una técnica dentro de la Programación Neurolingüística (PNL) que pretende promover la sintonía entre dos personas, el Rapport; en el tema que nos ocupa, será una buena aliada a la hora de crear intimidad en las relaciones de pareja.

Consiste en aplicar una serie de recursos para conseguir sintonizar con tu pareja cuando estás hablando con ella. Contempla elementos como la reciprocidad, la coordinación y buscar lugares comunes donde el tú y el yo se conviertan en nosotros.

Cobran especial importancia el acompañamiento de nuestras palabras (que han de ser claras evitando las ambigüedades) mediante gestos coherentes que refuercen el significado de éstas, la adecuación al ritmo de conversación del interlocutor y el uso de la posición corporal.

En cualquier caso, como el deseo de sintonizar nace de la búsqueda de esa intimidad que queremos compartir con nuestra pareja, es importante cuidar esos pasos previos para que la apertura fluya de una forma natural entre los dos.

6. Evitar contaminar la complicidad

Cuando dos personas logran un nivel alto de intimidad, aparece una clase de complicidad muy especial. Y cuando esto sucede, confías en la otra persona plenamente, atreviéndote a compartir tus emociones más íntimas, tus vivencias y tus pensamientos con ella. Una confianza sólida es imprescindible para construir una relación de pareja igual de fuerte.

Sin embargo, a veces en las discusiones de pareja, esos mismos elementos compartidos en los momentos de máxima conexión, se convierten en armas arrojadizas que se utilizan con un objetivo poco noble: Usarlos en contra de quien se sinceró.

Puede que se empleen mediante la ironía para reprochar algo, o recurrir al humor ácido para banalizar la situación. Puede que sirvan incluso para dar golpes bajos, recurriendo a detalles de la vida íntima que han compartido con nosotros en confianza y en contextos muy distintos.

En cualquier caso, es como si abrieras la puerta de tu propio hogar a alguien en quien confías y al entrar empezara a romper tus cosas. No deja de ser una situación en la que nos sentimos ultrajados y vulnerables. Por eso, evita estropear la intimidad creada con tu pareja mediante esos recursos.

7. Aceptar la imperfección del otro.

Nadie es perfecto, y quien así lo crea tiene un problema. Cuando amamos de verdad a alguien, no sólo nos prendamos de las cosas buenas o bonitas que caracterizan a esa persona, sino que aceptamos también sus imperfecciones o defectos que lo convierten en quien es, alguien único. Y ese alguien, con sus más y sus menos, nos tiene robado el corazón.

Por eso, una forma de crear intimidad en las relaciones de pareja es aceptar a las personas como son. Aceptar significa no vivir en el rechazo continuo que nos pudiera producir tal o cual aspecto de su personalidad, ni tampoco instalarnos en el reproche recurrente.

Si quieres que tu pareja se sienta en buenas manos a la hora de depositar su confianza en ti, hazle saber que amarlo también es quererlo tal y como es, con todo el lote. Porque eso es algo que no hace cualquiera persona por cualquier otra. Es síntoma de amor.

Rosa Bengall