¿Por qué los hombres no escuchan a las mujeres?

¿Será esta una de las quejas más comunes de ellas hacia ellos?
¿Por qué los hombres no escuchan a las mujeres?

Parece que los hombres no escuchan a las mujeres y que esto podría tener una explicación. Una de las situaciones más difíciles de llevar en una relación interpersonal entre hombres y mujeres, es que al parecer los hombres no ponen atención a lo que las mujeres dicen.

Si no hay una buena capacidad de escuchar al otro, la comunicación se complica y genera problemas. Si esto causa tantos conflictos ¿Por qué los hombres no escuchan a las mujeres? Al parecer, hay una razón poderosa detrás de esto.

La razón científica de por qué los hombres no escuchan a las mujeres

En toda relación interpersonal es importante escuchar al otro. En relaciones de amistad, de pareja, de trabajo o familiares, sabemos que la comunicación debe ser de doble vía, es decir, que uno habla mientras el otro escucha, descifra el mensaje y envía una respuesta.

Cuando uno de estos puntos no se cumple, la comunicación no es efectiva y se presta a malentendidos y frustraciones de todo tipo. Por eso sería importante que esto deje de pasar, pero es muy común hoy en día que los hombres no escuchen a las mujeres, ¿A qué se debe?

Las posibles causas de por qué los hombres no escuchan a las mujeres

Este es uno de los temas más complejos en las relaciones de pareja. Si por un lado se dice que las mujeres hablan mucho y por otro ellos hablan poco. ¿Cómo vamos a lograr comunicarnos? Si para arreglar nuestros problemas hay que hablar y escuchar y ellos no lo hacen, ¿Cómo vamos a solucionar todos esos conflictos?

Este tema ha sido causa de diversos estudios. Muchos de ellos desde las perspectivas psicológicas, neurológicas y sociales. Parece ser una de las situaciones más complejas y que les ha tomado más tiempo a los estudiosos para intentar llegar a una respuesta definitiva. Para intentar aclarar este dilema, estos estudios han preguntado a los hombres cuáles son sus razones por las que no escuchan a las mujeres.

1. Las mujeres hablan mucho

Es bien sabido que las mujeres pronuncian más palabras que un hombre en un día. En diversos estudios donde se les ha preguntado a los hombres cuál es la razón de que no escuchen a las mujeres, un alto porcentaje de ellos ha contestado que es porque ellas hablan mucho y muy rápido, por lo que al paso de unos minutos dejan de prestar atención.

2. Se sienten atacados

Los hombres suelen sentir que están siendo regañados cuando una mujer les habla. Aunque esto no sea necesariamente así, los hombres manifestaron que el tono de voz, los temas y el modo de hablar, hacen parecer que lo que se les está diciendo es una regañina, así ellos se sienten atacados y una forma de protegerse es dejar de escuchar.

3. El tema ya ha sido hablado en otras ocasiones

Ante la pregunta de por qué los hombres no escuchan a las mujeres, ellos han contestado esto. Manifiestan que cuando el tema es tratado por primera vez, ellos prestan atención. No obstante cuando ellas vuelven a retomar el tema, suelen perder la atención muy fácilmente, pues tienen la sensación de que ya no tiene sentido continuar con la discusión.

Las teorías científicas sobre por qué los hombres no escuchan a las mujeres

A pesar de estas posibles razones, existen algunos estudios científicos que intentan explicar esta problemática en mayor profundidad. Este es uno de los problemas más habituales en el proceso adecuado de comunicación interpersonal, así que los científicos sociales, psicológicos y neurólogos se han preocupado por investigar a fondo este fenómeno.

Existen básicamente dos teorías principales que abordan esta situación. Parece que esto ha dado por fin luz a por qué los hombres no escuchan a las mujeres, lo cual podría ser una razón suficiente para que las mujeres se muestren menos frustradas con esta situación y que esto genere menos problemas en las relaciones de pareja.

1. El timbre de voz de la mujer

El estudio más popular al respecto habla acerca del timbre de voz de la mujer. La Universidad de Sheffield en Reino Unido hizo una investigación al respecto y explica que los seres humanos decodificamos el sonido emitido de formas diferentes según el sexo. El cerebro de los hombres decodifica la voz de las mujeres de la misma forma que la música.

Esto quiere decir que la voz de las mujeres vibra en una frecuencia de onda muy similar a las de la música, resultando más compleja de decodificar al tener más matices. Esto involucra un trabajo mayor en el cerebro lo cual, después de varios minutos, termina por agotarlo pues no solo está decodificando el mensaje, sino también el sonido en sí. Esto acaba por dificultar la comprensión del mensaje completo.

2. Menos habilidades sociales

Otra teoría sobre por qué ellos no escuchan a las mujeres tiene que ver con aspectos sociales. Debido a cuestiones biológicas, los hombres están predispuestos a tener una menor capacidad de lenguaje y comunicación. En general, ellos tienen menos capacidad de empatía y de habilidades sociales.

Esto genera una actitud reacia y alejada ante las discusiones y pláticas con una mujer. Pasados algunos minutos, su atención se dispersa debido a que las capacidades cerebrales no pueden tener la atención suficiente por demasiado tiempo. Regularmente lo que ellos desean en ese momento es terminar la conversación.

¿Qué hacer para que un hombre escuche a una mujer?

Una vez que hemos entendido las posibles causas, podemos actuar. Esto debe ser un compromiso por parte de ambos. El objetivo debe ser mejorar la comunicación entre los dos y que las charlas deriven en resoluciones de problemas. Para esto hay que lograr una comunicación efectiva y un planteamiento eficaz de las situaciones.

Por un lado las mujeres pueden tener mejor disposición a tener conversaciones no tan extensas, es decir, concretas. Pensar y planear un poco previamente qué decir y hacerlo en frases cortas, directas y claras. Buscar un momento y lugar con pocas distracciones y propiciar un ambiente de calma y relajación

Al mismo tiempo los hombres deben tener una mayor disposición a escuchar. En primer lugar se debe desarrollar la habilidad de ser empático para poder entender que lo que se está diciendo es importante. Hacer preguntas si algo no está quedando claro, mirarla a los ojos, buscar una posición cómoda, aunque no demasiado relajante y eliminar distracciones en general.

Otra actitud a desarrollar es la de ser abiertos y honestos. Si en algún momento la conversación se está desviando, se debe retomar el rumbo con calma. A veces deberemos tener la diplomacia de solicitar un tiempo para despejarnos, levantarnos, tomar un respiro, para que al regresar tengamos la iniciativa de tomar el tema.

Si los dos están dispuestos a poner de su parte y a cambiar ciertas actitudes, seguramente se obtendrá una mejor comunicación. Si bien las causas de por qué los hombres no escuchan a las mujeres pueden tener un origen biológico y neurológico, una actitud abierta y de disposición puede contribuir enormemente a aliviar esta situación.

Referencias bibliográficas

  • Anthony Mulac, John M. Wiemann, Sally J. Widenmann & Toni W. Gibson (1988) Male/female language differences and effects in same‐sex and mixed‐sex dyads: The gender‐linked language effect,Communication Monographs, 55:4, 315-335, doi: 10.1080/03637758809376175.
  • Lim, J. W., Paek, M. S., & Shon, E. J. (2015). Gender and Role Differences in Couples' Communication During Cancer Survivorship. Cancer nursing, 38(3), E51–E60. doi: 10.1097/NCC.0000000000000191.

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.