12 juegos de pareja divertidos (con preguntas y retos)

hace 4 meses

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Muchos juegos representan una forma divertida y efectiva de estrechar los lazos de la relación.

Juegos de pareja

Jugar es muy importante en la vida, no es sólo cosa de niños. Existen muchas maneras de entretenerse cuando se está con otras personas, así como con la pareja. Hay muchos juegos de pareja divertidos, con preguntas y retos que pueden hacer pasar un buen rato y con los que se puede ganar complicidad.

Jugar fortalece el vínculo entre dos personas, por lo que no hay nada como reír juntos para superar cualquier crisis o salir de la monotonía. También es un excelente pretexto para conocerse más y compartir cosas con la otra persona.

10 juegos para pareja divertidos (con preguntas y retos)

Cualquiera de los juegos de este artículo son geniales para pasar una tarde lluviosa. De vez en cuando es reconfortante pasar tiempo con esta persona especial sin tener que asistir a eventos sociales. Los juegos puede servir para pasar el rato en casa (con una copa de vino, en pijama, ... todo vale).

A veces no vienen a la mente, pero existen muchos pareja divertidos con preguntas y retos. Para algunos es necesaria cierta creatividad, y sin embargo no es necesario gastar dinero para disfrutarlos. Son útiles para salir de la monotonía, reencontrarse e incluso encender la chispa del amor.

1. Cuéntame tus secretos

Para jugar a "cuéntame tus secretos" sólo se necesita preparar una lista de preguntas. Lo ideal es proponerse este reto y quedar para jugar en un día futuro. Cuando llegue este día las dos personas tendrán preparadas cinco preguntas que realmente quieren hacerle a la otra persona.

Es ideal para cuando se está comenzando una relación, pues de esta forma es posible conocerse mejor. Los secretos pueden ser cosas sencillas como el primer beso en la pubertad o su juguete favorito de niños, no hace falta poner mucha picardía si no se quiere.

2. Karaoke en pareja

Pasar una noche jugando al karaoke en pareja puede ser muy divertido. Se puede hacer en casa o incluso se puede aprovechar ese tiempo en el que se está yendo en coche al trabajo o a cualquier lugar. Lo hace aún más emocionante que los demás observen desde sus coches.

Se pueden seleccionar canciones cantadas en pareja e intentar imitarlos o turnarse una canción cada uno, así cada uno puede calificar al otro. El objetivo obviamente es divertirse y pasar un buen rato.

3. Me pongo en tus zapatos

Jugar a “me pongo en tus zapatos” es para parejas con mucha confianza. Se trata de un juego en el que cada uno interpreta al otro, intercambiando los papeles. Para ello se puede elegir una actividad específica, como salir a hacer la compra o limpiar la casa.

Además de que resulta muy divertido, este juego también tiene como objetivo conocerse más y entender cómo nos ve la otra persona. Eso si, no hay que enfadarse.

4. A que no te atreves…

Este juego es para parejas atrevidas. De forma espontánea hay que mandar un mensaje por WhatsApp o Messenger a la otra persona con el reto y el plazo que tiene para cumplirlo. Cada persona tiene que cumplir el reto a lo largo de la semana sin saber bien qué día será.

La siguiente semana le toca cumplir el reto a la otra persona y así sucesivamente. Juntos hay que determinar cuál será el castigo si no se cumple. Hay muchas ideas, como pedir que la otra persona se disfrace y salga así a la calle o que grabe algún video y lo publique en sus redes sociales.

5. Sostener la mirada

Jugar a sostener la mirada parece sencillo pero no lo es. El objetivo es ponerse cara a cara e intentar sostener la mirada durante minutos. No solamente se trata de no parpadear, sino de no desviar la mirada y permanecer en silencio.

Este juego puede resultar divertido, pero también es un ejercicio para mirarse a los ojos y reencontrarse. Puede ser útil si ha habido una discusión, y es que ver los ojos de la otra persona permite conectar con ella.

6. ¡Fuera ropa!

Si lo que se quiere es subir la temperatura "¡Fuera ropa!" es el juego ideal. La gracia es jugar a un juego cualquiera y penalizar los errores con un castigo, que no es otro que quitarse una prenda de ropa. Cualquiera de los juegos de mesa favoritos puede servir, siendo las cartas una magnífica opción.

Así, cada vez que alguien se equivoque debe quitarse una prenda y continuar la siguiente ronda sin ella. Cualquier juego de naipes es ideal porque son rápidos, aunque se puede jugar hasta con el ajedrez (cada ficha perdida equivale a una pieza de ropa).

7. Lo que no me gusta, lo que sí me gusta

Jugar a “Lo que no me gusta, lo que si me gusta” requiere y madurez por parte de ambos. Es un juego complejo que puede resultar constructivo si se realiza adecuadamente. Puede acordarse jugar a este juego cada ciertos meses.

Para este juego primero de todo hay que estar cómodos. Es un ejercicio de confrontación donde cada uno dice tres cosas que no le gustan del otro, y el otro simplemente escucha sin posibilidad de debatir. Para acabar se dicen tres cosas que gustan mucho de la otra persona y se cierra el juego con un abrazo.

8. Un abrazo largo

Un reto en pareja logra una conexión especial. Este reto trata de darse un abrazo durante el tiempo que dure una canción que sea de agrado de los dos. No tiene que ser una canción romántica, cualquier opción es buena.

La gracia de este juego es acordar la canción en cuestión para realizar el reto en el futuro. Así, cuando se oiga la canción se debe mantener el largo abrazo. Se debe hacer sin importar si se está en casa, en la calle o en una fiesta.

9. Reír es perder

En este juego el que ríe pierde, pero la diversión está garantizada. Para este juego es necesario recurrir a los mejores chistes o anéctodas de las que se disponga. Por otro lado, el objetivo de quien escucha es no reír, por más gracioso que sea la historia o por muy divertidas que sean las expresiones de la otra persona.

El reto de no tener que reírse no es nada fácil, y quien pierde debe cumplir un castigo como invitar o preparar la cena, hacer algún trabajo especial o cumplir otro reto divertido.

10. Verdad o reto picante

El clásico juego de "verdad o reto" pero con un toque picante. Hay que preguntar al otro si quiere contestar una pregunta con absoluta verdad o prefiere realizar un reto. La variante es que tanto la pregunta como el reto deben ser subidos de tono.

Es un juego ideal para un momento íntimo en el que pueden añadir emoción y diversión, contestando preguntas íntimas o haciendo retos que enciendan la llama. Seguramente este juego se convertirá en uno de los favoritos entre ustedes.

11. Echar un pulso

Echar un pulso puede algo divertido. Se puede combinar una noche de juegos de pareja en los que haya preguntas y retos de fuerza como este. Por lo general los chicos tienen más masa muscular, pero no siempre es así.

En cualquiera de los casos este simple juego puede sacar más de una carcajada. Para empezar es necesario estar sentados, uno delante del otro. Hay que estar cómodos. Luego se unen las mano y, ¡acción!. Quien pierda puede recibir algún divertido castigo también.

12. Preguntas de Trivial

Un juego clásico de toda la vida es responder preguntas de Trivial. Siempre es interesante competir con la pareja, pues además se puede añadir algún tipo de castigo en caso de que no alguien no responda correctamente alguna pregunta.

Si bien lo ideal es hacerse con el juego, pero en internet existen algunos artículos con preguntas propias de este juego. Basta con entrar en alguna página que tenga recogidas las preguntas para jugar directamente.

Hay casos en los que se han recopilado las 6 categorías clásicas: geografía (azul), entretenimiento (rosa), historia (amarillo), arte y Literatura (marrón), ciencias y naturaleza (verde) y deportes y pasatiempos (naranja).

Referencias bibliográficas

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Comunicóloga