Las 15 señales de maltrato psicológico en una relación

1 year ago

Rosa Bengall

Estos comportamientos pueden pasar inadvertidos cuando nos ciega el amor. ¿Quieres saber cuáles son?

Cuando nuestra pareja muestra estas señales, nos encontramos ante una relación tóxica.
Cuando nuestra pareja muestra estas señales, nos encontramos ante una relación tóxica. Fuente: Unsplash

¿Cuántas mujeres habrán iniciado una relación de pareja enamoradas de una persona en apariencia encantadora… para que, un tiempo después, descubrieran tras esa máscara alguien verdaderamente cruel capaz de convertir su vida en una auténtica pesadilla? Así son los maltratadores psicológicos, ofreciendo su mejor versión durante la conquista, y convirtiendo después la relación en una prisión de sufrimiento.

Si deseas conocer cómo actúan este tipo de personas en su relación de pareja, aquí tienes 15 señales que te pueden indicar si estás sufriendo este tipo de maltrato.

15 Señales de maltrato psicológico en una relación

Ojalá que mientras leas estos indicios no te sientas identificada:

1. Te machaca psicológicamente si despiertas interés en el sexo opuesto

Uno de los rasgos más característicos y comunes de los maltratadores psicológicos es culpabilizarte por despertar atracción en otros hombres a pesar de que tú no muestres interés en esas otras personas.

Cuando sucede se siente muy inseguro porque siente peligrar el rol que ocupa él en tu vida, aunque no existan motivos reales para ello. Sin embargo, en lugar de reconocer su temor infundado actúa focalizando sobre ti su malestar y te culpabiliza de detonar ese tipo de situaciones.

En estos casos, los maltratadores psicológicos condicionan la forma de vestir de su pareja o si usa maquillaje. Intentará por todos los medios que deje de resultar atractiva a ojos de los demás, incluido en su forma de ser; si eres una persona agradable, cálida y sociable buscará la forma de impedir que te muestres de forma natural ante otras personas.

2. Te aísla de tus familiares y amigos

Sientes que desde que estás con él, tus relaciones sanas de amistad y con tus familiares están enfriándose; puede que hayas dejado de hablar a menudo con esas personas por teléfono, que no surjan las posibilidades con las que contábais antes para veros… y sientes como si todo estuviera cambiando misteriosamente, de forma que cada vez puedes disfrutar menos de esas personas.

Detrás de esos distanciamientos hay malas caras o críticas constantes cuando mencionas a alguien a quien aprecias. O sencillamente, tu pareja se convierte en el invitado incómodo y desagradable que acaba estropeando los momentos compartidos con el resto de tus seres queridos. Porque la realidad es que intenta boicotear tu conexión con cualquiera que no sea él mismo y es su forma de conseguirlo.

3. Controla todo lo que te conecta con el mundo

Puede tratarse de tu móvil, de tu email o quizás tus redes sociales, aunque también puede tratarse de tus gastos o del uso que haces de tu tiempo libre. El caso es que tienes la sensación (o la certeza) de que necesitas su aprobación hagas lo que hagas, y su supervisión constante.

La razón es que no se fía de ti, así de claro, aunque no exista motivo alguno porque le hayas demostrado que puede confiar plenamente en tu forma de ser y de actuar.

Probablemente sea él la persona que menos confianza merece.

4. Celos patológicos

Una cosa es tener una sensación de celos en determinadas situaciones en que sería normal, como percibir que tu pareja está tonteando con alguien, y otra bien distinta la de la reacción patológica de celosía ante cualquier interacción que tenga esa persona con otras del sexo opuesto.

Cuando los maltratadores psicológicos comienzan a presentar este tipo de actitudes, mucha precaución, porque normalmente este tipo de reacciones van de la mano de la violencia.

5. Temor a contar tus problemas a tu entorno

¿Has dejado de abrirte ante las personas de tu confianza cuando se trata de hablar de tus emociones y tus vivencias de pareja? ¿Sientes que incluso sin estar él presente te notas cohibida a la hora de verbalizar tus preocupaciones o de hablar de sus salidas de tono recurrentes?

Lo que hay detrás de esa ocultación de la realidad es miedo; a su reacción y a las consecuencias que implique si él se entera.

Es complicado desprenderse de este tipo de personas.
Es complicado desprenderse de este tipo de personas. Fuente: Unsplash

6. Cuando se pronuncia sobre ti, lo hace solo para criticarte

Quizás no era así en un principio, cuando se mostraba con su cara más amable y seductora, pero desde que estáis juntos como pareja no deja de recriminarte tus errores ni de sacar a relucir tus defectos (o mejor dicho, lo que él considera que son defectos).

En la mente de los maltratadores psicológicos no cabe la opción de brindarte elementos que puedan contribuir positivamente a tu autoestima, porque realmente te quiere como una persona dócil y sumisa. Para ello, minar tu autoconfianza es una forma de lograrlo.

7. Hacerte creer que no podrías valerte por ti misma

Probablemente te haya hecho dudar hasta de tus capacidades y tu valía personal, incluso de tu autosuficiencia. Es posible que hasta haya buscado la forma de impedirte ser independiente económicamente para impedirte marchar de su lado por la imposibilidad de valerte por ti misma.

Procura reafirmarte en tu forma de ser, en cómo te percibías a ti misma antes de que él apareciera en tu vida, en la manera en que las personas que te quieren y te conocen bien te ven. Y no dejes que te distorsione la propia visión que tienes de ti misma ni dejes de defender tu autosuficiencia. Quien bien te quiere, lo hace amando tu mejor versión de ti misma, no destruyéndola.

8. Paga contigo sus problemas externos a la relación

Es casi una seña de identidad de los maltratadores psicológicos: vuelcan toda su ira en la persona con la que tiene más confianza, que eres tú. Lo peor de esto es la perversión con la que responden a tu queja de que eso suceda: Que llegue a intentar venderte que eso es estar también para tu pareja en los malos momentos.

Que no te engañe, una cosa es escucharlo y darle tu apoyo y otra muy distinta es recibir sobre ti las malas formas y el enfado que tienen que ver con sus conflictos con otras personas o situaciones.

9. Te castiga con su explosión violenta y después con su indiferencia

A sus constantes cambios de humor de origen impredecible le siguen reacciones de gran violencia verbal y gestual con la que te hace sentir agredida aunque no trascienda al plano físico. Y por si fuera poco, después de hacerte sentir fatal, sin llegar a entender qué ha pasado, puede pasar días ignorándote o tratándote con desprecio.

Al final, dejas de saber qué decir o qué hacer para no provocar más situaciones como esa que te dejan destrozada emocionalmente, con lo cual dejas de comportarte y expresarte con libertad.

No te preguntes qué has hecho tú. Probablemente no hayas hecho absolutamente nada y mucho menos reprobable, pero no esperes una reacción normal ni una lógica por parte de tu pareja. En cualquier caso, no te toca a ti buscar soluciones ni preguntarte cómo mejorar las cosas la próxima vez. En él empieza y se acaba el problema. No lo olvides.

10. Inhibes tus mayores virtudes porque son precisamente lo que más le irrita

La razón es simple: los maltratadores psicológicos no quieren que brilles con luz propia, por eso intentan apagarte.

Probablemente no se mostrara así al principio, durante la primera etapa en la que intentaba seducirte y podías ver cómo le atraían todas esos aspectos de ti que te hacen especial.

Pero precisamente porque él es consciente de tus encantos que intenta por todos los medios esconderlos de la vista de los demás. Le irrita especialmente que alguien que no sea él haga una valoración positiva de ti. No olvides que te quiere anulada y para ello, intenta minar tu autoestima.

Estos comportamientos pueden pasar inadvertidos cuando nos ciega el amor.
Estos comportamientos pueden pasar inadvertidos cuando nos ciega el amor. Fuente: Unsplash

11. Te sientes cohibida hablando con él porque sus reacciones son impredecibles y explosivas

Lo que para cualquier persona es normal, sano e inherente a una buena relación de pareja, como es la comunicación fluida, abierta y sin tabúes, es una utopía para ti.

Y es que cuando tu pareja puede pasar de la normalidad a los gritos, el cinismo y la degradación en cuanto dices algo que sería normal e inocuo para cualquier otra persona, sientes como si estuvieras constantemente sobre un campo de minas; no sabes cómo moverte ni dónde pisar porque puede estallar todo por los aires.

Al final, consigue su objetivo; ni te expresas ni te sientes con valor de actuar sin su consentimiento. No entres en ese juego. No le consientas destruir tu libertad de expresión.

12. Se dirige a ti con órdenes y con desdén

Nada de pedir, sugerir o consultar. Él se cree con la potestad de ordenarte hacer lo que le parezca, como si el mundo girase en torno a él y no cupiera otra opción que la de satisfacer sus propios deseos.

Además, utiliza un tono en el que se encierra el menosprecio, porque realmente te considera por debajo de él, o al menos cree que al hacerlo te posiciona a ese nivel (que es donde quiere tenerte).

13. No puedes contar con su apoyo

Nunca. Jamás. Si tienes un problema… no es tanto problema. Y si lo es, ya te apañarás, aunque tenga que ver él.

Así como siente la certeza y la seguridad de merecer que te desvivas por ayudarlo, satisfacer sus necesidades y espera verte proactiva ante lo que a él le preocupa, también es igual de obvio en su entendimiento pensar que tus problemas son algo que a él no le debe alterar lo más mínimo su bienestar.

14. La única forma de evitar una discusión es que tú cedas, y pronto

Una vez que te ha dejado clara cuáles son las consecuencias de entrar en conflicto con él, mediante sus malas formas, sus gritos y otras formas de maltrato que haya puesto en marcha en esas ocasiones, esperará que temas su reacción e intentes evitar las discusiones o lo que pudiera detonarlas.

Y si se ha producido ya el conflicto, dará por hecho que eres tú quien tendrá que claudicar, y además hacerlo pronto si no deseas que su reacción sea más explosiva.

15. No sabes muy bien por qué, pero sientes una gran sensación de injusticia y de maltrato en tu relación de pareja

Si éste es tu caso, quizás tu situación sea peor aún, ya que se trata de un tipo de violencia perversa en el que los maltratadores psicológicos encubren de manera sibilina todo tipo de agravios, de forma que sea muy complicado para la persona maltratada explicarlo a su entorno de confianza.

En cualquier caso, si percibes entre estas señales rasgos de tu pareja propios de los maltratadores psicológicos, busca asesoramiento lo antes posible y solicita ayuda para salir con seguridad de una situación que pone en peligro tu integridad personal.

Un maltratador psicológico te acabará aislando de tu círculo social.
Cuando se trata de tu relación es complicado detectar a un maltratador psicológico. Fuente: Pixabay

Rosa Bengall