¿Cuál es la diferencia entre anorexia y bulimia?

7 months ago

Maria Weevs

La anorexia y la bulimia se suelen confundir, pero no son lo mismo. Te explicamos sus diferencias.

Estos trastornos alimenticios son un problema psicológico grave.
Estos trastornos alimenticios son un problema psicológico grave. Fuente: Disponible en: helpguide.org

La exigencia social y mediática que tenemos sobre cómo debe verse nuestro cuerpo para que sea “perfecto”, es decir, para que cumpla con el estándar de belleza que la publicidad y el consumismo se han inventado y nos han impuesto, ha dado como resultado graves problemas con nuestra autoestima y nuestra propia aceptación.

Estos problemas se convierten en frustraciones e inseguridades por la manera en la que percibimos nuestro cuerpo, pero en otras ocasiones acaban en serios trastornos alimenticios. Los más conocidos son la anorexia y la bulimia y son bastante diferentes. Aprende sobre la diferencia entre la anorexia y la bulimia y detecta sus síntomas.

¿Qué son los trastornos alimenticios?

Los trastornos alimenticios o trastornos de la conducta alimentaria son manifestaciones extremas de trastornos emocionales que tienen origen en nuestro ámbito social, psicológico y biológico, puesto que se trata de una auto-imagen corporal distorsionada, temor excesivo al aumento de peso y al cambio de volumen en el cuerpo debido a una imagen o estándar de belleza establecido al que le hemos otorgado más valores. Las más famosas de estas enfermedades son la anorexia nerviosa (AN) y la bulimia nerviosa (BN).

Hay diferencia entre anorexia y bulimia, pero las dos comparten factores psicológicos propios de un trastorno de la conducta alimentaria: baja autoestima, dificultad de percibirse y aceptarse a una misma, baja capacidad de afrontar problemas y frustración. Las personas con este problema son excesivamente críticas con su cuerpo y sienten un alto deseo de perfeccionismo que nunca es alcanzable.

Si a todo esto le sumamos la exigencia de la sociedad y la publicidad por el culto a un cuerpo totalmente delgado y los valores de belleza, superioridad, felicidad y éxito que se le asocian, tienes la mezcla inevitable para un trastorno alimentario.

Lo más preocupante es que las cifras de personas que sufren de anorexia y bulimia siguen en aumento, especialmente en los adolescentes. Esta es la edad en la que construimos nuestra identidad, siendo especialmente las mujeres las más afectadas en una proporción de 10 a 1 frente a los hombres.

Diferencia entre anorexia y bulimia

Si bien estos dos trastornos alimenticios se caracterizan por un rechazo o temor al peso corporal, se manifiestan de dos formas completamente diferentes. A continuación te explicamos la diferencia entre anorexia y bulimia.

Anorexia

Cuando hablamos de anorexia nerviosa nos referimos a aquellas personas que tienen un miedo y rechazo total al aumento de peso, por lo que practican la auto-inanición (auto negarse las comidas) como mecanismo de pérdida de peso, afectando terriblemente la salud; la pérdida de peso se convierte en una obsesión y trae complicaciones metabólicas, renales, cardiovasculares y dermatológicas.

Esta pérdida de peso se produce de manera abrupta, dejando a la persona por debajo de los mínimos saludables en poco tiempo. Hay quienes dejan de comer completamente, pero también puede ser que coman muy poco, consumiendo solo unos cuantos alimentos y agua, por los que el cuerpo no recibe nutriente alguno. En los casos más extremos las personas que la padecen pueden utilizar laxantes para perder peso aún más rápido.

Lo más preocupante de esta condición es que a pesar de haber llegado a los límites inferiores del peso, estas personas no logran ver su delgadez. Al contrario, cuando están frente al espejo siguen pensando que tienen que perder más peso, debido a la autoimagen distorsionada que tienen y que los hace sufrir también emocionalmente. Este trastorno alimentario lo vemos especialmente en las mujeres adolescente, pero cada vez más mujeres adultas lo empiezan a padecer.

Bulimia

La principal diferencia entre anorexia y bulimia es que si bien en las dos encontramos una obsesión por mantener el peso bajo, las personas con bulimia comen, a diferencia de las personas con anorexia que sufren de auto-inanición o comen muy poco.

La bulimia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria en el que las personas tienen momentos cíclicos de atracones de comida en los que ingieren alimentos de forma descontrolada. Luego compensan estos excesos con purgas para no aumentar de peso, como son el vómito, horas excesivas de ejercicio, abuso de laxantes e incluso, pueden restringirse el volver a comer en muchas horas.

Las personas que padecen de bulimia también tienen una fijación extrema en su imagen corporal, pero en este caso la pérdida de peso es más lenta y no se hace notoria abruptamente, debido a los atracones de comida que tienen.

Una gran diferencia entre la anorexia y la bulimia es que, por lo general, las personas con anorexia nerviosa tienen historias de alteraciones alimenticias como puede ser obesidad en su familia. En el caso de las personas con bulimia, se trata de necesidades emocionales insatisfechas que tratan de satisfacer con la ingesta descontrolada de alimentos, que luego deben eliminar para mantener el peso.

La ansiedad, tristeza y depresión son factores comunes en las personas que sufren de anorexia y bulimia.

Síntomas y consecuencias de los trastornos alimenticios

Como comentábamos al inicio de este artículo, los trastornos alimenticios son el resultado de una larga lista de síntomas de diferentes tipos. Estos síntomas, en lugar de ser diferentes entre anorexia y bulimia, son más bien compartidos por las dos enfermedades en mayor o menor medida y los podemos dividir en tres grupos: psicológicos, conductuales y emocionales.

Lo síntomas psicológicos incluyen la obsesión con el peso y el temor excesivo a engordar; pensamientos negativos sobre la alimentación, la imagen corporal y el peso; distorsión en la propia imagen corporal; capacidades creativas y de concentración disminuidas, y abstracción en los pensamientos.

Desde la conducta, los síntomas incluyen las dietas restrictivas o los atracones de comida, rechazo a ciertos alimentos, utilización de métodos extremos para eliminar los alimentos consumidos como ingerir laxantes o provocarse vómitos, comportamientos obsesivo - compulsivos y aislamiento social.

A nivel emocional los síntomas son la depresión, la ansiedad, la tristeza profunda, las fobias y en algunos casos las ideas suicidas.

Ahora que conoces la diferencia entre anorexia y bulimia, sus causas y sus consecuencias devastadoras, pide ayuda si tú, algún familiar o tus amigas puede estar sufriendo alguna de estas enfermedades. Hay muchos centros de asistencia a los que puedes acudir en tu ciudad.

Referencias bibliográficas

  • Apfeldorfer, G. (2009). Anorexia, bulimia, obesidad. México DF: Siglo XXI.
  • Escursell, R. M. R. (2017). Anorexia, bulimia y otros trastornos alimentarios. Madrid: Ediciones Pirámide.

Maria Weevs