Las 9 etapas de la vida por las que pasa una persona

6 months ago

Ingrid Dalmau

Descubre qué caracteriza cada una de las fases del desarrollo del ser humano a lo largo de su vida.

Todos los seres humanos pasamos por estas etapas de cambios y desarrollo.
Todos los seres humanos pasamos por estas etapas de cambios y desarrollo. Fuente: Unsplash

Las personas pasamos por diferentes etapas de la vida a lo largo de los años, a través de las cuales crecemos, maduramos y envejecemos.

Te explicamos en qué consisten cada una de estas fases del desarrollo humano y cuáles son las características principales de cada una de ellas.

¿Qué son las etapas vitales?

El desarrollo humano se puede clasificar en diferentes etapas de la vida por las que pasa cada persona. Cada una de estas fases o etapas se caracteriza por tener en común una serie de cambios físicos y psicológicos que determinan nuestro desarrollo y la forma en las que nos comportamos.

Existen muchas propuestas distintas para categorizar estas etapas y definir dónde empiezan y dónde acaba cada una. Las más elaboradas se han centrado sobre todo en las etapas infantiles y el desarrollo de los infantes, tal y como demuestran las teorías al respecto aportadas por Sigmund Freud o Jean Piaget.

En este artículo sin embargo nos centraremos en las etapas generales que atravesamos desde el momento en el que somos concebidos hasta la vejez, y en los cambios que las caracterizan principalmente cada una de estas etapas.

Las 9 etapas de la vida por las que pasamos

El inicio o final de estas fases vitales pueden variar según la persona, pero todos pasamos por estas etapas de la vida y estos cambios en nuestro desarrollo.

1. Prenatal

La etapa prenatal es la primera fase del desarrollo humano y es la que se da desde la concepción del embrión hasta su nacimiento. En esta etapa se produce el desarrollo del feto dentro del útero materno, por lo que también es conocida como fase intrauterina.

En esta etapa de la vida ya empezamos a desarrollarnos como seres humanos y el cerebro ya es capaz de detectar estímulos, como el tacto o el sonido. Dentro de esta etapa se pueden distinguir otras tres subfases: el periodo germinal, el embrionario y el fetal. En este último es cuando el feto ya se ha formado y se va a seguir desarrollando durante 7 meses hasta el parto.

Tras nueve meses de desarrollo, el parto o nacimiento es el punto que marca el final de esta primera etapa de la vida del ser humano.

2. Primera infancia

La etapa de la primera infancia es la que se produce desde el nacimiento del bebé hasta los 3 años aproximadamente. Esta etapa de la vida se caracteriza por el desarrollo de los aprendizajes más básicos del ser humano.

A lo largo de esta fase el niño desarrolla capacidades básicas como los actos reflejos, durante el período neonatal, y más adelante otras capacidades psicomotrices y del movimiento, como ponerse en pie, andar o aprender a manejar con las manos. También en esta etapa se desarrolla gran parte de la capacidad para el lenguaje.

3. Fase de niñez temprana

La fase de niñez temprana es la que va desde los 3 hasta los 6 años aproximadamente, y también es conocida como edad preescolar.

Esta es otra etapa de la vida importante para el desarrollo humano, ya que es cuando el niño desarrolla su sentido de sí mismo y se desprende del egoísmo, aprendiendo a ponerse en el lugar de los demás y a atribuirles pensamientos e ideas.

4. Fase de niñez intermedia

Esta etapa de la vida es la que se da entre los 6 y los 12 años aproximadamente, coincidiendo con la fase de escolarización. El contacto con otros niños de su edad le permite desarrollar su sentido de socialización y las capacidades que le permitirán relacionarse con los demás.

Esta etapa se caracteriza porque el ser humano desarrolla el pensamiento lógico, y mejora su capacidad para elaborar frases de mayor complejidad, su capacidad de razonamiento y aprende a asimilar las operaciones matemáticas. También destaca la capacidad para poder distinguir entre su imaginación y la realidad.

5. Adolescencia

La etapa de la adolescencia se suele situar entre los 12 y los 17 años, aunque varía mucho según la persona y algunos autores llegan a situar su término a los 20 años. Esta fase vital se caracteriza por la aparición de la pubertad y por ser la etapa de transición entre la infancia y la edad adulta.

En esta etapa de la vida se acaba de consolidar la personalidad y se intensifica la búsqueda de la identidad propia. También se acaba de producir la maduración sexual del individuo y se producen cambios importantes en el físico. Es una fase de alteraciones tanto física como emocionales.

6. Etapa de la juventud

A partir de esta fase el ser humano ya se considera de edad adulta. La etapa de la juventud se considera que va desde los 18 hasta los 35 años aproximadamente. Cualquier cambio o desarrollo producido en etapas anteriores se acaba de consolidar en esta fase.

Hasta los 25 años el ser humano se encuentra en su punto álgido en cuanto a capacidades físicas y psicológicas, que es por lo que se caracteriza principalmente la juventud. A medida que vaya avanzando en edad irán en declive.

7. Madurez o mediana edad

Esta etapa de la vida va desde los 36 hasta los 50 años, y también se la conoce como la mediana edad. Es considerada una etapa de estabilidad y pocos cambios, en la que el ser humano alcanza una plenitud a muchos niveles, tanto psicológicos, como laborales o sociales. En muchos casos se alcanza la autorrealización como individuo.

8. Adultez madura

La fase de adultez madura es la que comprende de los 50 a los 65 años, y se caracteriza por ser el inicio de la transición a la tercera edad.

En esta etapa se empiezan a producir cambios físicos de deterioro, por lo que la preocupación por la salud empieza a cobrar importancia. También la estabilidad ya está más consolidada, así como la asimilación de las pérdidas, como pueden ser de seres queridos o del trabajo, por la jubilación.

9. Tercera edad

A partir de los 65 años ya se considera el inicio de la etapa de la tercera edad, que se caracteriza por ser la fase de la vejez o senectud en el desarrollo humano.

Es una etapa de mayor soledad, ya que se ha consolidado la pérdida del trabajo y de los hijos que pudiera haber en el hogar, produciendo sentimiento del nido vacío. Además la presencia del duelo es mayor, por las pérdidas que pueden darse de familiares y conocidos de edades similares o de la propia pareja.

Ingrid Dalmau