Los 23 peores defectos de una persona

Todos tenemos defectos, pero hay algunos bastante indeseables.
Defectos de una persona

Todos deberíamos aspirar a ser un perfecto equilibrio entre nuestros defectos y virtudes. Pero, a decir verdad, hay personas que se empeñan en minimizar sus cualidades y salen al mundo con la espada desenvainada mostrando los peores defectos que una persona puede tener. Desgraciadamente, las actitudes negativas abundan en muchos ámbitos de la vida.

Los defectos son todas aquellas actitudes negativas e indeseables para convivir en armonía y en sociedad. Cuando se convierten en una situación persistente e intensa, simplemente se vuelve más complicado convivir con quien las padece.

Los peores defectos que una persona puede tener

Aunque todos tenemos alguno o varios defectos, algunos son más indeseables que otros. Ni decir cuando se conjugan o se intensifican en una sola persona. Aunque existen muchos, aquí enlistamos 23 de los peores defectos de una persona.

Afortunadamente, siempre existe la posibilidad de mejorar. Si bien esos defectos pueden ser siempre parte de nosotros, tener herramientas para mantenerlos bajo control y ser proactivos siempre es posible y está en nuestras manos.

1. Envidia

La envidia se define como la inquina que siente una persona hacia otros individuos y hacia sus logros, posesiones o estatus social. Es decir, estamos ante un sentimiento de rabia hacia lo que los otros poseen, o ante sus cualidades.

La envidia demuestra una profunda autoestima baja y frustración. Este es uno de los peores defectos de una persona, pues además de dañar a quien lo siente, sus actitudes, comúnmente pasivo/agresivas, lastiman y dañan la relación de quienes los rodean.

2. Pereza

La pereza es uno de los siete pecados capitales. Es un defecto que afecta gravemente al individuo cuando se intensifica. Las personas perezosas no quieren comenzar nada, esforzarse en nada, porque todo les causa demasiado agobio, aun cuando sea para su propio beneficio.

3. Crueldad

El defecto de la crueldad resta humanidad a quien la padece. Una persona cruel suele gozar con el sufrimiento de otros seres vivos. Este sentimiento egoísta no le permite empatar con el dolor de otros, ya sea físico o emocional.

4. Soberbia

Una persona soberbia tiene un orgullo desmedido. Tiene una percepción de sí mismo como alguien superior al resto y que no tienen nada que aportarle. Se convierten en personas de mente cerrada, pues no admiten nuevas ideas y desde luego no están abiertos a ningún tipo de crítica.

5. Perfeccionismo

Un alto grado de perfeccionismo se convierte en un defecto. En ocasiones puede causar orgullo si es mucho el perfeccionismo con el que se manejan las personas para realizar algún trabajo. No obstante, cuando se sale de control, se llega a un nivel de insatisfacción poco sano.

Además, puede causar "parálisis por análisis", es decir, que nunca llegan a enrolarse en proyectos o tareas ya que sobreanalizan la situación y no logran avanzar.

Persona perfeccionista

6. Agresividad

La agresividad es uno de los peores defectos de una persona. Este defecto provoca que las personas reaccionen violentamente o de manera hostil ante cualquier situación que les cause frustración. Esto complica la resolución de problemas y lastima a los involucrados.

7. Racismo

El racismo causa mucho daño en lo particular y en lo colectivo. Es uno de los defectos que más mal ha hecho al mundo. No obstante, en lo individual, también es un defecto que debería eliminarse por completo. Discriminar a las personas por motivo de raza o procedencia étnica es algo que no se debe permitir.

8. Mentira

La mentira es un defecto que puede ir de leve a muy grave. Incluso hay personas que desarrollan patológicamente la mentira. Se vuelven mitómanas. En afán de ocultar sus verdaderas acciones o sentimientos, son capaces de mentir hasta el grado de involucrar a personas inocentes.

9. Corrupción

La corrupción es un defecto que no debe tolerarse. Aunque hay defectos que deberíamos tratar de minimizar y mantener a raya, la corrupción es uno de los que no debemos permitir bajo ninguna circunstancia. Aceptar violar las reglas o la ley por un beneficio propio, sobre todo cuando se posee una posición de poder (como un cargo público) es un defecto que daña a la sociedad.

10. Irresponsabilidad

La irresponsabilidad hace que las personas evadan asumir las consecuencias de sus actos. O que no tomen las riendas de las situaciones que les corresponden. Aunque las personas puedan tener etapas de irresponsabilidad, es un defecto que siempre debe intentar eliminarse.

11. Manipulación

La manipulación es un defecto que lastima a las personas, ya que las engaña por medio de artificios de todo tipo. Alguien con el defecto de manipular resulta hábil para manejar las emociones y acciones de quienes lo rodean para beneficiarse de alguna forma. Esto muchas veces deja de lado los valores éticos y morales, e incluso rompe las reglas sociales y, en ocasiones, la ley.

12. Homofobia

La homofobia es el desprecio u odio hacia los homosexuales. Para las personas homófobas es imposible entender la naturaleza homosexual y su forma de pensar la trasladan en acciones agresivas u hostiles hacia quienes tienen esta preferencia sexual.

13. Ignorancia

La ignorancia es un defecto que puede eliminarse por completo de la vida de alguien. En ocasiones, por diversas circunstancias permanecemos, ignorantes con respecto a un tema, pero la negativa de informarnos y ampliar nuestro conocimiento es un defecto que daña a quien lo padece.

14. Pesimismo

El pesimismo es una actitud ante la vida que resulta muy desgastante. Aunque en varias etapas de la vida no todos permanecemos proactivos y optimistas, el defecto del pesimismo se refiere a quien se encuentra en este estado continuamente y ante todos los aspectos de su vida, sin ser capaz de remontar el vuelo.

15. Intolerancia

Una persona con intolerancia, normalmente es también una persona agresiva. El defecto de la intolerancia convierte a las personas en seres incapaces de entender formas de pensar diferentes a las suyas y sin capacidad de contener la frustración que esto les provoca, degenerando en actitudes hostiles y violentas, en casos extremos.

16. Narcisismo

El narcisismo se refiere a tener una fascinación desmedida por uno mismo. Si bien es importante tenernos a nosotros mismos en un buen concepto y tener autoestima sana, las personas narcisistas van más allá y se ven a ellos como el punto de referencia para todos, lo que les hace de trato muy complicado.

Persona narcisista

17. Venganza

La venganza es uno de los peores defectos que tiene una persona. Este sentimiento de hacer pagar algo a quien nos la jugó en el pasado no solo lastima a quienes rodean al individuo vengativo, sino a él mismo, al albergar en su ser deseos de venganza y enfocar su tiempo en eso.

18. Avaricia

La avaricia es otro de los pecados capitales. Es un gran defecto, y consiste en que la persona anhela sin medida todo el dinero y los bienes materiales para él mismo, sin importar si daña a los demás, sin importar si realmente lo necesita o podría seguir de paso, o si tiene que quitárselo a alguien más.

19. Codependencia

Las personas codependientes gozan con la dependencia que le profesan otras personas. Esta situación se da comúnmente en relaciones de pareja, pero entre padres e hijos y amistades también suele aparecer. Es un defecto que coarta la libertad y acción de los involucrados.

20. Celos

Los celos se han romantizado, pero en realidad se trata de un defecto. Algunas personas creen que mostrar celos hacia la pareja es sinónimo de interés y de muestra de amor, no obstante en realidad son signo de inseguridad y desconfianza.

21. Controlar

Las personas controladoras padecen y hacen padecer a otros con este defecto. El afán de tenerlo todo bajo control bajo las propias reglas convierte a las personas en seres incapaces de ceder el poder o la responsabilidad en otros.

22. Entrometerse

El defecto de entrometerse en asuntos que no nos competen es uno de los peores. A algunas personas pareciera causarles placer intervenir en asuntos en los que no tendría por qué estar presente.

23. Resentimiento

El resentimiento es un defecto que además le quita tranquilidad a quien lo padece. Una persona resentida difícilmente olvida a las personas y las cosas que le hirieron, y continuamente se absorta en ese sentimiento de rencor que le impide encontrar la paz y seguir adelante enfocándose en su propio proyecto de vida.

Referencias bibliográficas

  • Echavarría, M.F. (2010). «Persona y personalidad. De la psicología contemporánea de la personalidad a la metafísica tomista de la persona». Espíritu 59.

  • Gimero-Bayón, Ana (1996). Comprendiendo como somos. Dimensiones de la personalidad. Bilbao: Desclée de Brouwer.

  • Sally. (2006). Dimensiones de la personalidad.

Paz Beltrán

Paz Beltrán

Socióloga

Paz Beltrán nació en Sevilla en 1991. Estudió el Grado de Sociología en la Universidad Pablo de Olavide y desde entonces ha adquirido mucha experiencia en la redacción de textos por diferentes medios digitales españoles y franceses. Colabora en La Guía Femenina desde 2017 aportando su conocimiento en temas de sociedad, género y economía, principalmente.