8 signos de depresión que podrías estar ignorando

1 year ago

Rosa Bengall

La depresión puede tener muchas caras. Descubrir a tiempo las señales que lo indican puede salvar vidas.

La depresión puede tener muchas caras.
La depresión puede tener muchas caras. Fuente: Unsplash

Quizás se trate sólo de una sospecha, pero también puede ser que tus motivos no sean infundados. Presta atención a esas anomalías que parecen haberse instalado en tu vida diaria, pues podría tratarse de signos de depresión en sus etapas iniciales.

Como lo primordial para afrontar cualquier trastorno es identificar sus síntomas, hemos preparado este artículo para ayudarte a reflexionar sobre tus sospechas y poder actuar a tiempo si fuera preciso.

8 signos de depresión que podrías estar ignorando

Descubre las señales propias de este trastorno que te mostramos a continuación y pregúntate si algunas de ellas se han instalado en tu día a día:

1. Irritabilidad

Quizás percibes que te encuentras más propensa al mal humor de lo que suele ser habitual en ti, o a lo mejor han sido las personas de tu entorno las que se han quejado porque estás más irascible.

Sea como sea, si eres consciente de esa irritabilidad sin un origen muy definido, plantéate al menos prestarle atención e identificar la posible causa que pueda haber detrás, ya que podría estar ante un signo de depresión.

En las primeras fases de los estados depresivos pueden producirse discusiones desmedidas a partir de las cosas más nimias. Si es tu caso, no bajes la guardia.

2. Autoestima baja

¿Qué percepción personal tienes de ti misma? ¿Te tratas con cariño? Presta atención a cómo te valoras en los pequeños detalles de cada día y contéstate.

Una de las primeras señales que deberías identificar, por ser uno de los signos de depresión más comunes entre quienes la padecen, es si percibes que tu autoestima anda por los suelos.

A veces se presenta con forma de culpabilidad continua por situaciones vividas en el pasado o bien manifiestan una idea sombría sobre el futuro. En cualquier caso, tienden a situarse como responsables de muchos de los escenarios más funestos que podrían acontecer, por improbables que puedan resultar.

3. Alteraciones del sueño

Tanto si de un tiempo a esta parte tienes problemas para dormir como si lo que te cuesta es conseguir levantarte de la cama sin encadenar cabezada tras cabezada, ambas situaciones manifiestan que tienes el sueño alterado.

Aunque en cada persona la combinación de síntomas puede variar, las alteraciones del sueño están contempladas entre los signos de depresión de quienes la padecen.

Quizás son las preocupaciones y rumiaciones las que te imposibilitan dormir llegada la hora (insomnio), o quizás tu caso sea llamativo por cómo no consigues romper el círculo vicioso del sueño con el que te cuesta horrores levantarte por la mañana (hipersomnia), pero plantéate consultar con un especialista si comienzan a implantarse de forma habitual estas dinámicas.

4. Cansancio extremo

Sea relacionado con la alteración de los ciclos del sueño como habíamos comentado anteriormente o por otros motivos, el cansancio es otro de los signos de depresión que se presentan de forma habitual.

Las personas afectadas por este trastorno presentan una forma muy acusada de cansancio, afectando de forma muy negativa tanto a tu vida laboral como a tus relaciones sociales, y con ello potenciando más aún el estado depresivo.

5. Pensamientos recurrentes sobre muerte y suicidio

Hoy por hoy, el hecho de tener pensamientos acerca de la muerte no es algo tan extraño, teniendo en cuenta la sobre exposición que tenemos a información de todo tipo y que es algo más natural en personas que empiezan a alcanzar ciertas edades avanzadas.

Sin embargo, cuando esto se vuelve un motivo que acentúa más aún el bajo estado de ánimo afectando al funcionamiento de la vida diaria, sí que tiene trascendencia, pues podrías estar ante uno de los signos de depresión que conviene no perder de vista.

Y es que entre los tipos de pensamientos que pueden rondarnos, los suicidas también acechan, y están muy vinculados con este trastorno. Y llegado a este punto hay que vigilar: No sólo porque sean indicios contundentes, sino porque uno de los factores que contribuyen a que las personas lleguen a infligirse daño a sí mismas está originado por la depresión.

6. Desinterés por las cosas placenteras

Algo que suele llamar bastante la atención a las personas de nuestro entorno como a nosotros mismos es la pérdida del interés por todo aquello que antes nos gustaba.

Puede tratarse de anhedonia, un síntoma propio de los estados depresivos. Por eso, si últimamente has dejado de disfrutar del sexo, de tus hobbies o de cualquier aspecto que antes te apasionase, no bajes la guardia ante uno de los signos de depresión más inequívocos.

7. Pérdida del apetito

Muchos de los que son diagnosticados con depresión sufren una pérdida de apetito y la sensación de que se les cierra el estómago impidiéndoles comer.

Uno de los círculos viciosos más peligrosos que puede arrastrar es el que se inicia con la pérdida de apetito y ésta comienza a cronificarse: Al no comer, el cuerpo empieza a debilitarse, y la falta de energía que conlleva no fomenta el movilizarse para cambiar la situación. Poco a poco, se va perdiendo peso en exceso y resintiéndose la salud.

Por eso es importante prestar atención a estos signos de depresión que pueden arrastrarnos hacia otros problemas orgánicos.

8. Comportamiento temerario

Esta peculiaridad es algo más fácil de observar cuando sucede entre las personas de nuestro entorno que cuando nos pasa a nosotros mismos. Por eso nos percatamos con bastante facilidad si percibimos que alguien próximo a nosotros comienza a comportarse de forma extremadamente impredecible y autodestructiva, cuando no había sido así previamente.

Se considera una señal de depresión porque es ésta la que conduce a esos estados de confusión emocional, siendo éstos los que propician conductas nocivas tales como las experiencias límite y el consumo de drogas.

Si reconoces en ti o en alguna persona cercana más de uno de los signos de depresión que te hemos mostrado, es recomendable que los consultes con un profesional.

Rosa Bengall