Temperamentos del ser humano: los 4 tipos y sus características

6 months ago

Maria Weevs

Cada uno de estos temperamentos determina nuestra personalidad. ¿Cuál crees que es el tuyo?

Los diferentes tipos de temperamento determinan nuestra personalidad.
Los diferentes tipos de temperamento determinan nuestra personalidad. Fuente: Disponible en: resilia.com.au

No existe una persona igual a otra sobre la tierra y la personalidad que tiene cada una de nosotras es un vivo ejemplo de esto. No obstante, nuestro carácter y nuestra personalidad la construimos sobre unas bases que se cree, vienen determinadas desde nuestro nacimiento; a estas bases las llamamos temperamento.

Desde hipócrates hasta el día de hoy, nos han agrupado según los temperamentos del ser humano, en un intento de resaltar esas características innatas de nuestra forma de ser que compartimos con otros. Te contamos todo sobre los 4 tipos de temperamento que existen.

¿Qué es el temperamento?

El temperamento es la estructura básica sobre la cual construimos nuestra personalidad y es aquella peculiaridad que predomina en la forma en la que está constituido nuestro humor y nuestra motivación.

Esta estructura viene dada desde nuestra configuración genética, que por lo tanto tiene un componente de nuestra personalidad que es heredado. Esto es importante de resaltar porque significa que nuestro tipo de temperamento no lo podemos cambiar, permanece casi que igual siempre, independiente de la situaciones a las que nos veamos expuestas en nuestras vidas, así como la manera en la que vivimos nuestras emociones.

De los 4 humores a los 4 temperamentos

Sabemos que desde el inicio de nuestras civilizaciones hemos estado interesados en estudiar y entender la personalidad humana. Pues bien, existen 4 tipos de temperamentos que podemos tener y los hemos podido determinar gracias a la teoría de los cuatro humores escrita por Hipócrates alrededor de los siglos V y IV a.c.

Hipócrates fue un médico de la antigua Grecia que, a partir de la creencia de la época de que tan solo unos pocos elementos combinados entre sí configuran todo lo que existe en el mundo, construyó la idea de que nuestro cuerpo está compuesto por 4 sustancias líquidas básicas a las que llamó humores.

Estas 4 sustancias líquidas o 4 humores eran: la flema, cuyo elemento es el agua; la sangre, cuyo elemento es el aire; la bilis amarilla, asociada al elemento fuego; y la bilis negra, con su elemento la tierra. Para Hipócrates y su visión médica, el equilibrio de estos 4 líquidos en el cuerpo es lo que nos mantiene sanos, mientras que un desequilibrio en estos nos producía enfermedades.

Fue tiempo después, en el siglo II a.c. que Galeno de Pérgamo transformó la teoría de los humores en la teoría de los temperamentos básicos que conocemos hoy en día. Para él, estos 4 humores y el nivel en el que los tenemos en el cuerpo determinan nuestro tipo de temperamento, por lo que según las cantidades de las sustancias podríamos conocer el comportamiento de las personas o la manera en que expresan su emociones.

Los 4 tipos de temperamento del ser humano

Estos son los 4 tipos de temperamento que tenemos las personas según la teoría de los temperamentos de Galeno:

1. Temperamento flemático

Las personas con un temperamento flemático se caracterizan por tener un tipo de comportamiento tranquilo, no se enfadan con facilidad y siempre mantienen la compostura, por lo que hay quienes consideran que es el temperamento más agradable de todos.

Las personas flemáticas evitan ser el centro de atención, suelen ser algo tímidas y no les gusta tener roles de liderazgo. También son personas que evitan los compromisos y no muestran demasiado sus emociones, lo que no quiere decir que no las experimenten con intensidad.

Las personas con este tipo de temperamento son de buen corazón y muy compasivas. Les gusta compartir con las demás personas, por lo que están rodeadas de amigos y tienen un sentido de humor natural. Se desempeñan muy bien en áreas de ingeniería, matemáticas, dibujo, administración pública y en docencia.

Su elemento asociado es el agua.

2. Temperamento Sanguíneo

Te darás cuenta fácilmente de quiénes de tus amigas tienen este tipo de temperamento, pues son personas alegres, son siempre el alma de la fiesta, les encanta rodearse de gente y son muy extrovertidas.

Las sanguíneas son personas cálidas y muy sensibles y si bien muchas veces podemos pensar que son personas completamente seguras de sí mismas, realmente no lo son tanto. Las personas con este tipo de temperamento se dejan llevar más por los sentimientos que por la razón.

Estas personas se mantienen siempre activas y les gusta vivir el momento. En todo caso, pueden ser un tanto desordenadas y con una voluntad débil, especialmente si de pasarla bien se trata.

El elemento de las personas sanguíneas es el aire.

3. Temperamento colérico

Las personas que tienen este tipo de temperamento se caracterizan por ser super enérgicas, independientes y proactivas. Son personas rápidas y muy activas, siempre interviniendo en nuevos proyectos y actividades, pues le gusta mantenerse ocupada.

Las coléricas son personas extrovertidas pero en menor intensidad que las sanguíneas. Son determinadas que confían en sí mismas y no se dejan detener por los obstáculos. Se desempeñan muy bien en posiciones de liderazgo y productividad, y son excelentes motivadores. Eso sí, pueden ser explosivos, un tanto hostiles y tal vez insensibles ante los problemas de los demás.

El elemento de este tipo de temperamento es el fuego.

4. Temperamento Melancólico

Se trata de aquellas personas que son altamente sensibles en sus emociones, muy creativas, algo introvertidas y abnegadas. Se dice que las personas de temperamento melancólico tienen un nivel de inteligencia más alto que el de los demás.

Las melancólicas son muy buenas amigas y fieles, aunque no son de buscar amigos, más bien esperan a que se acerquen a ellas. También son muy talentosas, analíticas y críticas. Regulan muy bien sus disciplinas y se desempeñan mejor en cualquier vocación que requiere talento y creatividad.

En todo caso de este tipo de temperamento puede ser depresivo y un poco egocéntrico, pues se suele comparar con los demás.

Su elemento es la tierra.

Maria Weevs